lunes , 16 diciembre 2019

Vuelve a aumentar la medicina prepaga: el Gobierno aprobó una suba del 12%

Se trata del octavo incremento en lo que va del año y se hará efectivo a partir del 1 de diciembre. Con la nueva suba, el salto interanual será del 60,6%.

El gobierno nacional habilitó a las empresas de medicina prepaga a aplicar otro aumento del 12% a partir de diciembre, con lo que la suba acumulada ascenderá al 60,6%. Este nuevo aumento es el mayor incremento mensual desde 2016. El sector de la salud es uno de los que lideró la carrera inflacionaria de los últimos meses.

Clarín tuvo acceso al texto con el que el jueves se formalizará la decisión a través de su publicación en el Boletín Oficial.

«Autorízase a todas las Entidades de Medicina Prepaga inscriptas en el Registro Nacional de Entidades de Medicina Prepaga (R.N.E.M.P.) un aumento general, complementario y acumulativo de hasta doce por ciento (12%) a partir del 1º del diciembre de 2019». La Resolución agrega que se evaluó «el incremento de costos del sector» y «que del análisis realizado surge que resulta razonable autorizar un aumento general…».

El mismo escrito indica que «las entidades deberán, una vez autorizado dicho aumento, informar a los usuarios los incrementos que se registrarán en el monto de las cuotas con una antelación no inferior a los treinta días corridos, contados a partir de la fecha en que la nueva cuota comenzará a regir».

De esta manera, este año terminarán por aplicarse 8 aumentos: del 5% en febrero ( con cargo a 2018), del 7,5% desde el 1 de mayo, más 3 aumentos del17,5% por julio, agosto y septiembre, otro 4% en octubre, 4% en noviembre y 12% desde diciembre. Todo eso hace un suba total de 60,6%.

En el Gobierno se discutió si otorgar ese aumento en 2 o 3 cuotas mensuales teniendo en cuenta el momento crítico actual y el impacto de los aumentos sobre los afiliados. Y además, porque desde agosto el Gobierno otorgó un incentivo fiscal porque se redujeron las contribuciones patronales con destino a la Seguridad Social (ANSeS) que pagan las empresas vinculadas a la salud, como clínicas, sanatorios y obras sociales.

No obstante, en el Ministerio de Salud prevaleció la postura de otorgarlos de un solo “saque” con el argumento del incesante incremento de los costos que, en salud, argumentan siguen la evolución del dólar.

Sin embargo, los ingresos de la mayoría de los afiliados aumentaron muy por debajo del valor del dólar y de la inflación. En consecuencia, en relación al salario y a los ingresos de la gente, las cuotas de las prepagas fueron absorbiendo una proporción mayor de los ingresos de la gente.

Por todos estos aumentos, y caída del poder adquisitivo, muchos afiliados se pasaron a planes más bajos, con menor cobertura o directamente se desafiliaron de la prepaga. Entre las empresas del sector se calcula que la merma de afiliados afectó entre el 15% y el 20% del total.

En promedio, el costo de los planes de las prepagas es de entre $ 7.000 y $ 7.500 mensuales para una persona de edad mediana, y es mucho más alto para los adultos mayores. Un matrimonio joven con dos hijos menores, por un plan sin reintegros, pagará alrededor de $ 15.000 por mes. Y los planes familiares con más de 2 hijos superan ese importe.

El sector cuenta con 6 millones de beneficiarios, de los cuales sólo un millón son voluntarios. Del resto, el grueso deriva sus aportes de la Seguridad Social a la prepaga a través de las obras sociales y deben pagar, en caso de corresponder, la diferencia con relación al monto del plan privado. Al encarecerse el plan aumenta también la cuota adicional porque los salarios aumentaron mucho menos que los valores del plan.

Por ese motivo, muchos afiliados que derivaron sus aportes vuelven al plan directo de la Obra Social.

Ver también

400 casos de paperas se registraron en Tierra del Fuego

Este año se registraron más de 400 casos de paperas en Tierra del Fuego. Si …