viernes , 6 diciembre 2019

Un policía se negó a detener a un ladrón cuando se dio cuenta que era su hijo

Por Carlos Guajardo

Chubut.- Ocurrió en la ciudad de Sarmiento. El suboficial argumentó que ningún superior le dio la orden. El muchacho había atacado a una persona con un cuchillo con intenciones de robo.

Un suboficial de la Policía de Chubut podría perder su trabajo y ser condenado como presunto autor del delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público al no detener a su hijo, que había atacado a otra persona con un cuchillo en la terminal de colectivos de esa ciudad con la intención de robarle.

El hecho ocurrió en la ciudad chubutense de Sarmiento. Se trata del sargento primero Jorge Ramón Díaz, quien declaró que ninguno de sus superiores le dio directivas en el procedimiento donde había más uniformados. Díaz no sólo no detuvo a su hijo: lo llevó al hospital para que le curasen unas heridad y después a su casa. Luego volvió a presentarse, solo, en la seccional donde cumple servicios. Todo ello se comenzó a debatir en la sala de audiencias de la Oficina Judicial sarmientina, al desarrollarse una audiencia de apertura de la investigación.

El acto judicial estuvo presidio por el juez Roberto Casal. El Ministerio Público Fiscal, fue representado por la funcionaria, Rita Barrionuevo y el imputado recibió el asesoramiento legal del abogado adjunto de la Defensa Pública, Gustavo Oyarzun.

El hecho ocurrió el pasado 6 de febrero a las 2.40, en la terminal de ómnibus de esa ciudad del sur de Chubut, ubicada sobre la intersección de la avenida San Martín y la calle 12 de Octubre. El sargento primero acudió a ese lugar junto a otro agente de policía a bordo de un patrullero. El motivo de la presencia policial se basaba en la denuncia por una pelea entre dos personas por un intento de robo. Una de ellas utilizó un cuchillo en la pelea. El hijo de Díaz, que portaba el arma blanca, resultó lesionado en un brazo.

Al llegar a la terminal Díaz comprobó que uno de los agresores era su hijo y en lugar de detenerlo decidió llevarlo a la sala de guardia del Hospital Rural y luego de las curaciones médicas recibidas lo trasladó a su domicilio.Por eso, la fiscalía requirió que se le impute el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público. Asimismo, solicitó un plazo de dos meses, para culminar la investigación.

El policía pasó a disponibilidad. Díaz utilizó su derecho a declarar en esta etapa del proceso judicial. Relató que esa madrugada se encontraba de servicio y al tomar conocimiento del incidente, acudió a la terminal en un móvil policial.También manifestó que en el lugar ya se encontraban el jefe de la Brigada de Investigaciones y personal de la Policía Montada local, entre otros empleados policiales.

En este sentido, afirmó que ninguno de sus superiores le dio directivas en el procedimiento. Por este motivo resolvió auxiliar a su hijo -que se encontraba con heridas sangrantes en las manos- y trasladarlo al Hospital. Por último, señaló que al regresar de su vivienda a la comisaría, tampoco el oficial de servicio, ni el encargado de turno, les dieron indicaciones sobre el caso.

 

Ver también

Cuatro de cada 10 argentinos no llegan a fin de mes

Más del 40% de los consultados asegura que no le alcanzan sus ingresos, y que …