sábado , 5 diciembre 2020

Un inusual sismo de 3.5 grados sacudió a El Calafate.

Un inusual sismo de 3.5 grados sacudió a El Calafate. El epicentro del movimiento telúrico se ubicó a unos 100 kilómetros al oeste de la zona urbana, en plena cordillera de los Andes, y fue confirmado por el técnico del CONICET que opera en la Estación Astronómica de Río Grande, Gerardo Conon.

7255

En declaraciones formuladas a la emisora radial LU 23 de la villa turística, Conon confirmó que “desde una estación sismológica en Tierra del Fuego se registró un evento al oeste de El Calafate a unos 100 kilómetros, de magnitud 3.5 en la escala local”.

De todas formas, evaluó que “el registro fue muy débil y si bien no se pueden tener las coordenadas exactas, evidentemente hubo un pequeño sismo en la zona de la cordillera”.

 “Es muy difícil sentirlo si uno no está en movimiento”, indicó el profesional, recordando al mismo tiempo que otro movimiento telúrico ocurrido el 23 de junio, a las 3:30, tuvo una magnitud de 4.2, “pero por la hora que sucedió no lo debe haber sentido mucha gente

No obstante, el que se produjo en la noche del martes fue sentido por muchos vecinos en diferentes barrios y pese a su breve duración, fue lo suficientemente intenso como para ser captado por los habitantes, quienes aún no salen de su asombro.

Según se pudo saber, la zona de El Calafate es considerada sísmica, pero con baja actividad, y los antecedentes más fuertes dan cuenta de un temblor ocurrido el 6 de diciembre de 2004 que alcanzó la magnitud de 4.7 en la escala Richter.

El siguiente se registró el 5 de julio de 2005 con 3 grados de la escala Mercalli. Posteriormente, el 17 de diciembre de 2006 se produjo otro que no fue registrado, pero se calculó una intensidad de 2 a 3 grados de la escala Mercalli modificada.

Cabe mencionar que similares temblores se sintieron días atrás en la localidad chilena de Puerto Natales, donde el máximo registrado alcanzó los 4 grados en la escala de Mercalli.

Las zonas de riesgo de sismo en la Argentina

«San Juan, Mendoza y Neuquén, y hasta Tierra del Fuego, son las provincias que ocupan toda la zona de la faja cordillerana considerada crítica y propensa a terremotos», afirmó para El Espejo Diario el doctor Jorge Codignotto, geólogo e investigador del Conicet.

«Estamos arriba de la placa Sudamericana que continuamente está en colisión con la placa de Nazca, situada más abajo y que tiende a subir a medida que genera una fuerte presión de energía. Este proceso, en el que una placa se mete debajo de otra se llama de subducción, y provoca una cantidad enorme de energía que tiene dos maneras de liberarse: con un terremoto o por medio de la erupción en un volcán», aclaró el experto.

Ver también

Codedco festejó el “Día del estudiante virtual”

Alumnos, docentes y directivos del Colegio de Enseñanza Digital de Caleta Olivia participaron virtualmente del …

Deja una respuesta