jueves , 26 noviembre 2020

Un 27 de diciembre como hoy

Por Carlos Zapico para El Espejo Diario

En una determinación sin precedentes en la profusa historia del automovilismo santacruceño, la quinta edición de las 24 Horas de Río Gallegos se disputaron el 26 y 27 de Diciembre de 1980.

2000 1

La cuestión se produjo porque la carrera estaba fijada para disputarse el 12 y 13 de Diciembre, pero horas antes de este acontecimiento, dejaba de existir quien era el intendente de Río Gallegos Pablo Sancho, quien además era un permanente colaborador desde su lugar de jefe del municipio local, y un entusiasta del automovilismo deportivo, por lo que la CD del ACRG que dirigían Ricardo Alberto Ilhero y Juan Carlos Bortheiry como presidente y vice resolvieron junto al resto correr la fecha en medio de las fiestas de fin de año, aunque parezca increíble, fundamentalmente porque ya estaba todo listo para la disputa de la prueba, los boxes construidos en la zona de la ruta a Punta Loyola, y los autos y pilotos listos para participar, por lo que varios equipos de Chubut y de provincias vecinas dejaron sus autos guardados en la ciudad y viajaron a sus lugares de residencia para pasar la navidad y luego retornaron al otro día para participar de la carrera que se corrió el 26 y 27 de Diciembre coincidiendo incluso con el cumpleaños de la entidad.

Se hicieron presentes 44 autos de la categoría 850 Regional y solo 10 de la categoría 2000, especialidad que tenía muchos cultores de otros lugares, lo que dejó un poco diezmado el parque mientras que la 850 era casi toda cercana.

En la categoría 2000 ganaron los recordados Carlos Wilfredo “Freddy” Fhur junto a Armando “Bombón” Mercado conduciendo una cupe Fiat 125 , segundos Carlitos y Héctor Costilla con otra unidad similar y en tercer lugar Luis “cholo” López con Julián “Condorito” Corbett con Peugeot 504, mientras que en la categoría menor el vencedor fue la dupla Mario y Héctor Ojeda con Renault Gordini, seguidos de César “Pinky” Barranco con Néstor Agulló y terceros Muñoz/Fernández de la Peña Vial Calafate.

El lugar fue el tramo inicial de la ruta a Punta Loyola ingresando en la cantera que se encontraba a la derecha en el sentido de la competencia y se trajo también el galpón que fue adquirido en Bahia Blanca a la firma Hierromat y que se transformó en el “quincho” de la competencia, el mismo galpón que hoy está instalado en el autódromo José Muñiz.

Como siempre se largó a las 3 de la tarde del sábado y concluyó a las 3 de la tarde del domingo, con la posterior entrega de premios en la sede social de la Avenida San Martín, marcando un hito que no se repitió jamás en la historia, y se desconoce si en algún lugar del país se haya corrido una competencia en esa fecha y con una prueba de semejante importancia.

Ver también

Hernán Elorrieta: “Aprobamos por unanimidad el desarrollo hidropónico en la Santa Cruz”

El diputado por municipio de Las Heras, perteneciente al Partido SER,  destacó la importancia de …

Deja una respuesta