sábado , 16 diciembre 2017

Tras la suspension en Diputados enfrentamientos dejan saldo de 21 heridos

Los manifestantes rodearon la Legislatura para impedir la sesión que impulsaba la emergencia económica; se enfrentaron con la policía durante más de una hora  en toda la circunferencia del Parlamento, dejando como saldo cerca de 21 heridos y un edificio destrozado. Los legisladores suspendieron la sesión y debieron retirarse del recinto en trafics custodiadas por el cuerpo de Infantería. La manifestación había comenzado la noche anterior con la decisión de la Mesa de Unidad Sindical de instalar una carpa al pie del Parlamento,  al enterarse de los proyectos de emergencia económica y de reforma del régimen previsional impulsado por el Ejecutivo.  Mientras que ayer por la mañana, cerca de 500 personas ya rodeaban el edificio con la consigna de no dejar ingresar a los legisladores a la Cámara de Diputados, y exigiendo se suspendiera la sesión entendiendo a las leyes que se buscaban aprobar.
A las 14:30, los diputados dentro de la Legislatura ya habían tomado una decisión, y era la de suspender la sesión como desde afuera lo exigía la gente cuyo número cada vez era mayor, y también desde los distintos sectores de los trabajadores. Los legisladores en conferencia de prensa definieron suspender la sesión, pero aún así se impedía su salida del edificio parlamentario, con  los ánimos ya caldeados por la presencia de Infantería que aumentaba junto con el clima de tensión.
Los legisladores habían quedado aislados dentro del patio de la Legislatura, y los manifestantes arremetían con piedras e intentaban ingresar al edificio en pos de verificar lo acontecido. Como consecuencia de tal situación y ante el peligro que corrían los funcionarios, se dio acción a la Infantería para que frene la arremetida de los manifestantes.
A partir de allí, todo fue un descalabro y una batalla campal entre los manifestantes que se enfrentaron a piedrazas con el cuerpo de Infantería, quienes respondieron con gases lacrimógenos y balazos de goma, dejando un saldo de 21 heridos, 15 de ellos policías y el resto empleados municipales,. en su mayoría con heridas leves y estados de asfixia por los gases y el humo de las cubiertas.
La trifulca duró aproximadamente una hora hasta que la gente comenzó a dispersarse a medida que desaparecía la Infantería, cerrando una jornada histórica en la provincia y culminando frente a Casa de Gobierno pidiendo la renuncia de las autoridades.
La Cámara de Diputados fue el edificio que mayores daños sufrió, entre vidrios despedazados, paredes quemadas y tiznadas, tanto por la quema de cubiertas como por el gas pimienta y gases lacrimógenos que fueron lanzados desde ambos bandos.  Mientras tanto las calles que no fueron menos protagónicas que los enfrentamientos, reflejaron la desolación entre cubiertas quemadas, basura depositada y utilizada para quemar, y un patrullero al que los manifestantes prendieron fuego en el auge de dichos enfrenta-mientos.
En horas de la tarde,  cuando la gresca era parte de los comentarios de toda la comunidad de la provincia y de los medios nacionales, la cúpula gremial denominada la Mesa de Unidad Sindical, se reunía en la sede de la CTA para analizar lo ocurrido y planear el futuro, de cara a la incertidumbre que prima en la provincia.
Los sindicatos presentes ayer por parte de la CTA son los judiciales, legislativos, docentes y Ate Santa Cruz , mientras que por parte de la CGT se hicieron presentes los municipales de Río Gallegos, de Puerto Deseado y de Río Turbio, además del gremio ATSA, organizaciones sociales y referentes de partidos políticos como el Partido Obrero, la Corriente Clasista y Combativa junto a vecinos en general

Ver también

Se suspendió la sesión en la Cámara de Diputados

Luego de analizar la situación y al no contar con garantías para el desarrollo de …

Deja un comentario