sábado , 15 agosto 2020

Sinopec Argentina certifica regalías a partir de reconversión de gas

La empresa logró durante 2019 poner en valor un gas residual de la producción de hidrocarburos provenientes de las áreas Meseta Espinosa y El Huemul, ubicados en la zona norte de Santa Cruz. A través del proyecto “Generación de Energía Eléctrica con gas ácido” la compañía logró transformar el fluido en electricidad útil para la producción, consumo y generación de regalías extra para los santacruceños.

A comienzos del año 2012 en algunas áreas del yacimiento que opera SinopecArgentina en Santa Cruz se registró un incremento de presencia de gas ácido asociado al petróleo, que no tenía valor productivo y que debía eliminarse con el procedimiento de “venteo”. Con el incremento de producción y del nivel de perforaciones en las áreas de Meseta Espinosa y El Huemul, también fue ascendiendo la presencia de gas ácido, de modo que se evaluó como más factible el proyecto de usinas de reconversión, explica Julio Duro, coordinador de Asuntos Gubernamentales de Sinopec.

A partir de esa problemática que se presentó hace ya más de 7 años, se desarrolló el proyecto Generación de Energía Eléctrica con Gas Ácido, que en la actualidad cuenta ya con dos plantas y un total de 30 generadores que convierten al fluido en energía mediante un proceso geotérmico.

Por qué el gas ácido es un problema

El gas ácido es un gas natural que contiene componentes corrosivos y que para poder ser utilizado para la venta debía recibir un tratamiento muy caro. Es por este motivo que desde Sinopec se buscó la alternativa de transformarlo en electricidad y de esa manera convertirlo en reutilizable, a pesar de su menor valor calórico. Según los ingenieros, el procedimiento es similar a la generación de electricidad con gas normal, pero cambian los equipos porque se trabaja con un gas de inferior calidad.

Usos y beneficios del proyecto

Empezaron a pensar qué podían hacer con ese recurso que en algunos pozos petroleros se presentaba hasta como un problema, contó Julio Duro, y desde ese momento descubrieron muchos beneficios en la utilización de este gas. En primera instancia el objetivo fue cubrir parte de la demanda de energía necesaria para la producción de hidrocarburos, luego toda la demanda y ahora debido al sobrante del caudal que se registró, se propuso un mayor aprovechamiento del gas residual para comercializar el excedente y de esa manera generar más regalías para la provincia de Santa Cruz.

Además de la utilidad económica complementaria, la puesta en marcha del proyecto significó una mayor ocupación de mano de obra desde el primer momento por la realización de un sistema de transporte de gas paralelo que debe trasladar el gas ácido desde cada pozo productor hasta las usinas para evitar que se mezcle con el gas de venta que también se extrae.

Para Sinopec este proyecto representa la concreción de un desafío, no solo por la inversión económica, sino por la construcción de más de 70 kilómetros de gasoductos, instalaciones y tendidos eléctricos para transportar esa nueva energía.

En cuanto al beneficio ambiental, es importante considerar –expresan- que un gas que antes se venteaba y quemaba, en la actualidad se combustiona para generar energía y de esta forma, se reduce el consumo de gas doméstico.

 

 

 

 

 

 

(iF)Tiempo Sur

Ver también

“Es clave para sostener la actividad, el trabajo y nuestras regalías”

Lo dijo el vicegobernador, Eugenio Quiroga, en relación a la inminente firma de un decreto …