domingo , 29 noviembre 2020
Ultimas noticias

Senador Martínez propone cambios en el Régimen de Contrato de Trabajo para ampliar las licencias

senador alfredo martinez
Río Gallegos, 3 de May. (ANA) .- El senador Alfredo Martínez presentó en el Congreso Nacional un proyecto de ley para introducir modificaciones en la Ley 20.744 (Régimen de Contrato de Trabajo). El senador de la UCR propone que se sustituya el artículo 158 del Régimen de Contrato de Trabajo aprobado en 1976 y sus modificatorias, para que se establezca que el trabajador y la trabajadora gozarán de licencias especiales: Por matrimonio, diez días;
Por fallecimiento del cónyuge o conviviente tres días; por fallecimiento de padre o madre, tres días; y por fallecimiento de hijo o hija, cinco días; Por fallecimiento de hermano o hermana, tres días; por fallecimiento de padre o madre o del o de la cónyuge o conviviente, un día.

También licencias para rendir examen en la enseñanza primaria, media, terciaria o universitaria, dos días por examen, con un máximo de diez días por año calendario.
Además para visitar al niño, niña o adolescente que se pretende adoptar, dos días con un máximo de quince días por año desde que el o la adoptante inicie sus visitas previas a la tenencia en guarda con fines de adopción hasta su otorgamiento por el juez competente.

También para el cuidado de persona a cargo, cónyuge o conviviente enfermo o sometido a técnicas de reproducción médicamente asistida dos días, con un máximo de diez días por año. La licencia será de tres días, con un máximo de quince días por año, si el enfermo o sometido a técnicas de reproducción medicamente asistida fuese la cónyuge o conviviente y tuviesen hijos menores de edad a cargo.
Asimismo por adaptación escolar de hijo o hija en los niveles de jardín maternal, preescolar y primer grado, cuatro horas diarias durante cinco días en el año calendario; y por reuniones organizadas por el establecimiento educativo, hasta quince horas por año calendario. En estos casos los permisos se ampliarán proporcionalmente a la cantidad de hijos o hijas.

En este sentido, el proyecto plantea sustituir el artículo 177 del Régimen de Contrato de Trabajo para que quede prohibido el trabajo del personal femenino durante los cuarenta y cinco días anteriores al parto y hasta cincuenta y tres días posteriores al mismo. Sin embargo, la interesada podrá optar por que se le reduzca la licencia anterior al parto, que en tal caso no podrá ser inferior a quince días; el resto del período total de licencia se acumulará al período de descanso posterior al parto.
De la misma manera, queda prohibido el trabajo del pretenso o de la pretensa adoptante o de uno o una de los pretensos o las pretensas adoptantes, durante el plazo de cincuenta y tres días posteriores a la notificación fehaciente de la resolución judicial que otorga al niño, niña o adolescente en guarda con fines de adopción.
Queda prohibido el trabajo del cónyuge, conviviente o del otro progenitor, o del pretenso o la pretensa adoptante, durante los treinta días posteriores al nacimiento del hijo o hija, o de la notificación fehaciente de la resolución judicial que otorga al niño, niña o adolescente en guarda con fines de adopción, respectivamente.
Los o las cónyuges o convivientes o los progenitores tendrán derecho a las licencias, aún cuando su hijo o hija naciere sin vida.
En caso de guarda con fines de adopción, los pretensos o las pretensas adoptantes tendrán el derecho a elegir cuál de ellos o ellas gozará de las licencias, debiéndolo notificar a los correspondientes empleadores.
En caso de fallecimiento de uno de los o de las cónyuges, convivientes, progenitores, adoptantes o pretensos o pretensas adoptantes, el otro podrá usufructuar las licencias no gozadas por la persona fallecida, hasta completar el período máximo de licencia que a ésta le hubiera correspondido.
En caso de nacimiento pretérmino se acumulará al descanso posterior de la progenitora todo el lapso de licencia que no se hubiere gozado antes del parto, de modo de completar los noventa y ocho días.

En caso de nacimiento múltiple o guarda con fines de adopción conjunta de más de un niño, niña o adolescente, la prohibición de trabajar de la progenitora y del pretenso o la pretensa adoptante, se extenderá en treinta días más por cada otro niño, niña o adolescente.
En caso de nacimiento de alto riesgo, la prohibición de trabajar también se extenderá en treinta días.
En caso de nacimiento o de guarda con fines de adopción de un niño, niña o adolescente que padeciese discapacidad o enfermedad crónica, las prohibiciones de trabajar se extenderán en sesenta días.

En caso de despido de los trabajadores o trabajadoras por embarazo o nacimiento del hijo, adopción, o tratamiento con técnicas de reproducción médicamente asistida, podrá optar, de modo excluyente, por el pago de una indemnización o por la reinstalación en su puesto de trabajo en las mismas condiciones en que lo venía haciendo, con más los salarios caídos si los hubiera.

La progenitora, o su cónyuge o conviviente, o el progenitor, o la pretensa o el pretenso adoptante, del niño o la niña lactante, podrá disponer de una hora para amamantar o alimentar a su hijo o hija en el transcurso de la jornada de trabajo, pudiendo disponer de este descanso ya sea en forma entera dentro de la jornada, dividiéndolo en dos períodos, o postergando o adelantando en treinta minutos o en una hora el inicio o el término de la jornada laboral.

En caso de trabajo a tiempo parcial, el descanso por lactancia o alimentación será equivalente a treinta minutos por cada cuatro horas de trabajo, pudiendo disponerse del descanso ya sea en forma entera dentro de la jornada, o postergando o adelantando en treinta minutos el inicio o el término de la jornada laboral.

En los establecimientos donde presten tareas un mínimo de cincuenta trabajadores y/o trabajadoras, el empleador deberá habilitar un Jardín Maternal y de Infantes para ser utilizado por los hijos y las hijas del personal empleado, hasta los tres años de edad, inclusive.

La progenitora, su cónyuge o conviviente o el progenitor, y la pretensa o el pretenso adoptante, una vez concluidas las licencias y que, estando vigente la relación laboral podrá optar entre las siguientes situaciones: Continuar su trabajo en la empresa, en las mismas condiciones en que lo venía haciendo o rescindir su contrato de trabajo, percibiendo la compensación por tiempo de servicio que se le asigna por este inciso, o los mayores beneficios que surjan de los estatutos profesionales o convenciones colectivas de trabajo.

Se establece que vencido el plazo de excedencia el empleador deberá reponer a la progenitora, o a su cónyuge o conviviente, o al progenitor, o a la pretensa o el pretenso adoptante, en el cargo de la misma categoría que tenía al momento del nacimiento, del otorgamiento de la guarda con fines de adopción o de la enfermedad o accidente del niño, niña o adolescente.

También en la iniciativa se hace hincapié en un Régimen Especial de Contrato de Trabajo para el Personal de Casas Particulares, para que cuenten con los mismos beneficios que los otros trabajadores.

Las empleadas o los empleados de la ley 26.844, Ley del Régimen Especial de Contrato de Trabajo para el Personal de Casas Particulares; y los o las monotributistas sociales comprendidos de la ley 26.565, Ley del Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes; se encuentran incluidas o incluidos en el beneficio de la Asignación por Embarazo para Protección Social y de la Asignación Universal por Hijo para Protección Social; y con el derecho a la percepción de la asignación parental de cuidado por nacimiento de hijo o hija o por guarda con fines de adopción, y de la asignación parental de cuidado por tratamiento con técnicas de fertilización médicamente asistida.

El senador Martínez remarcó en sus fundamentos que “estamos convencidos de que la modificación a las leyes que rigen las licencias por maternidad, paternidad y parentales son una instancia imprescindible a la hora de avanzar en la igualdad de género y en la democratización de las políticas de cuidado”.
“A casi 90 años de sancionada la Ley 11.317 de 1924, que recogiera por primera vez la necesidad de sancionar sobre las licencias por maternidad y regulara el trabajo de las personas menores de edad y de las mujeres y a más de 40 años de la sanción de la ley 20.744 de Contrato de Trabajo que hoy las regula, es urgente contar con un nuevo régimen que contemple a las licencias como parte de un sistema de políticas de cuidado, que permita eliminar las desigualdades existentes en el mercado de trabajo en perjuicio de las mujeres”, resaltó Martínez en un comunicado.

En este sentido, el senador por Santa Cruz, señaló que “estas reformas, no sólo deben alcanzar los derechos de niños, niñas y adolescentes a la hora de procurar su desarrollo, sino que también deben transformar la dinámica de los grupos familiares a lo largo de su vida, respecto a las relaciones entre trabajo y cuidado y entre Estado y familias”.

Ver también

Comerciantes se reunieron con Cotillo para acordar cómo será la próxima etapa

Esta mañana, el intendente de Caleta Olivia, Fernando Cotillo, se reunió con representantes del sector …

Deja una respuesta