martes , 9 agosto 2022

Se suman rechazos a los despidos en YCRT

Es luego de que la Intervención de la empresa confirmara el envío de más de 200 telegramas de despido. El jefe del Bloque de Diputados del Frente para la Victoria, Matías Mazú, pidió que dejen “el discursito” de lado y que pongan en marcha las obras. Su par, Darío Menna, apuntó contra el interventor Omar Zeidán al señalarlo como “brazo ejecutor” que replica las políticas nacionales. En tanto, desde el Concejo Deliberante de Río Turbio elaboraron una resolución planteando su “total desacuerdo”.

El lunes, el interventor de YCRT Omar Zeidán ratificó los más de 200 telegramas de despido enviados en los últimos días y justificó la decisión al considerar que la empresa y el Estado “no dan más”. “Estamos muy complicados y si seguimos en esta situación vamos a entrar en el atraso de sueldos”, argumentó.
La disposición trajo el repudio generalizado de los diputados y concejales de la Cuenca. El jefe del Bloque del Frente para la Victoria, Matías Mazú, se reunió ayer con Zeidán para transmitirle su preocupación ante los despidos. “Me fui bastante preocupado”, confiesa a través de un comunicado, en el que rechaza “el armado de políticas de exclusión como los retiros voluntarios o las distintas ofertas que hacen para achicar la empresa en gente y en sectores, sin producir, sin ponerla en marcha, sin poner en marcha la usina. Me parece una locura”, dijo.
“Le trasmití a Zeidán que era una locura lo que estaban por hacer, que no iba a poder caminar por las calles y que es tristísimo que un hijo de este pueblo haga un ajuste”, comentó respecto del encuentro con el interventor al que le pidió que dejen “el discursito” de lado y que pongan en marcha las obras. “Que se dejen de embromar y terminen las obras que hay que terminar y que volvamos a tener la paz social que habíamos logrado en el gobierno anterior”, enfatizó.
En ese sentido, consideró que el senador por Cambiemos “es el operador principal en Santa Cruz y el referente de las políticas del macrismo. El y Zeidán son directamente responsables de lo que le pase a cada uno de los compañeros en el yacimiento y a los dos pueblos de las comunidades de la Cuenca”, aseguró.

Brazos ejecutores
En diálogo con La Opinión Austral, el diputado por el pueblo de Río Turbio, Darío Menna, calificó como “lamentable” la situación que atraviesan los trabajadores de la Cuenca y señaló que desde el comienzo de esta nueva intervención “falta diálogo y puesta en valor de la empresa”.
“No nos llama la atención el funcionamiento y el accionar de Zeidán y Costa. Replican las acciones que hace el Gobierno Nacional en el resto del país” sostuvo el legislador, y señaló que “lo que en realidad les importa es llenar sus bolsillos. No les importa más que hacer plata”.
En ese marco, dijo que el interventor de la empresa “se olvida de dónde viene. Se dice ser hijo de este pueblo y es el brazo ejecutor” de los despidos.
Precisó, además, que la Cuenca tiene un total de 40 mil habitantes, donde YCRT juega un rol primordial a nivel económico y social. “Ya hay 215 despidos y 300 retiros voluntarios, y se habla de otros 300 telegramas más”, dijo.
Además, anticipó que, a través del diputado nacional Juan Vázquez y la senadora Ana María Ianni, intentarán introducir la problemática en el Congreso. “Necesitamos abrir otras puertas a nivel nacional”, afirmó.

Total desacuerdo
Por su parte, el presidente del Concejo Deliberante de Río Turbio, Nicolás Brizuela, adelantó a este medio que desde ese Cuerpo se encuentran elaborando una resolución para repudiar la decisión de la Intervención. “Mostraremos nuestro total desacuerdo”, exaltó.
Asimismo, indicó que las cesantías repercutirán de manera directa e indirecta en la comunidad, tanto “social como económicamente”, por lo que comentó que trabajan en “ver cómo se podrá resolver” esa “situación compleja”.

 

 

 

 

(iF)La Opinion Austral

Ver también

Cupo laboral trans en Argentina, reivindicaciones en el deporte e historias de lucha

El Día del Orgullo LGBTI+ se festeja en Argentina luego de que se aprobara la ley …