miércoles , 18 mayo 2022

Santa Cruz en llamas

Por: Alonso Quijano para El Espejo Diario

Un reclamo salarial terminó en serios incidentes y hechos vandálicos. El corolario fue la destrucción total del edificio de la Secretaría de Planeamiento, presa de un fuego incontrolable. (Ver galería de imágenes al pie de la nota).

opi9357-galle

Los hechos sucedidos esta tarde en Río Gallegos es un síntoma más de la crispación política que ha hecho presa en nuestra sociedad. El desmadre de todo sentido común es consecuencia de la desgarradora interna del oficialismo.

El jefe de Gabinete de la Provincia, Ariel Ivovich, lejos de procurar calmar los ánimos, consideró que los incidentes fueron “un ataque a la institucionalidad” y que fueron promovidos por “gente que quiere llegar como sea al gobierno”, aludiendo a su adversarios internos, La Cámpora y el Frente para la Victoria, a quienes acusan de organizar este ataque brutal y coordinado con personas afines a sus objetivos, entre ellos se menciona al Secretario General de ATE, Raúl Gómez .

El ministro, que participó de una audiencia de paritarias con los gremios de la Administración Pública Provincial horas antes que sea destruido el edificio de la Subsecretaria de la Función Pública, confirmó que hubo nueve efectivos policiales heridos tras los incidentes que generaron los trabajadores estatales tras conocer la oferta salarial.

Estos graves incidentes provocados en la recta final de las elecciones legislativas del 27 de octubre, no hacen más que poner una cuota más de violencia en una campaña de por sí violenta, ya sea por la pirotecnia verbal de los voceros del Gobierno Provincial como los del FVS.

En esa mezquina lucha por un mísero espacio de poder, el ciudadano común queda entrampado en medio de esa lucha política, cuando quienes deben conducir los destinos de la provincia no logra estar a la altura de las circunstancias y quienes deben defender los derechos de los ciudadanos, sólo defienden sus propios intereses personales.

Es evidente que algunos trabajadores de la Administración Pública afiliados a ATE, hoy con una conducción cercana al FVS, fueron instigados para que cometan estos desmanes que terminaron con un edificio público histórico totalmente destruido y con la pérdida de documentación sensible y valiosa.

El clima es tormentoso. El acuerdo salarial obtenido con los trabajadores y profesionales de la salud apenas es un vendaje. El otro acuerdo obtenido esta semana con los policías, también pende de un hilo. Una paritaria convocada a días de las elecciones, termina en serios incidentes y con el incendio de un edificio público. Mientras tanto, monotributistas proveedores de servicios al estado, esperan recomposiciones. Sin dudas, es el peor panorama social e institucional que haya visto la provincia de Santa Cruz.

Ver también

El Gobierno de Santa Cruz anunció el pago de haberes para jubilados

El Gobierno de Santa Cruz informa que los haberes de junio estarán acreditados mañana jueves …

Deja una respuesta