domingo , 17 diciembre 2017

Santa Cruz debe definir sobre la aplicación de las nuevas tarifas

Desde ayer rigen nuevos valores para la luz y el gas en todo el país, según lo dispuesto por el Ministerio de Energía y Minería de la Nación. En Santa Cruz, el Poder Ejecutivo Provincial deberá estudiar cómo se readecuará a la nueva tarifaria, pues con este nuevo esquema a Santa Cruz le será más caro adquirir la energía para ser distribuida a los hogares, lo que puede generar un mayor déficit a SPSE en caso de que no sea trasladada la suba a los consumidores.

En conferencia de prensa, el ministro de Energía y Minería de la Nación, Ing. Juan J. Aranguren, presentó ayer las modificaciones en el precio de gas natural y el nuevo precio mayorista de la energía, cargos de transporte y tarifas de distribución de la electricidad.

En el caso de Santa Cruz, fuentes gubernamentales consultadas por este medio precisaron que aún no hay una definición política oficial sobre qué acciones se llevarán adelante ante las nuevas tarifas.

En un contexto desfavorable para la economía doméstica, la compra de la energía mayorista tendrá un costo mayor para la provincia y el Gobierno debe definir si ese precio será trasladado al consumidor o lo absorberá el propio Estado.

Adecuación

En la conferencia de prensa, Aranguren destacó que este nuevo anuncio “forma parte de la continuidad de una adecuación de los cuadros tarifarios que tienen por objetivo normalizar el sistema eléctrico y el sistema de gas en la República Argentina”.

En cuanto a la electricidad, consideró que “en el caso específico de la Ciudad de Buenos Aires y del Gran Buenos Aires, el impacto en la factura residencial para un consumo entre 0-150 kWh/mes, que representa al 30% de los consumidores, pasarán a pagar en febrero un máximo de $ 261. Para aquellos que consumen entre 150-300 kWh/mes, el 40% de los usuarios, la factura máxima será de $ 514”.

Por su parte, respecto a la tarifa del gas, el ministro señaló: “para igual nivel de consumo, los clientes residenciales recibirán un aumento promedio del 45%”. No obstante, aclaró que “el 38% del gas que se consume sigue siendo subsidiado por todos los argentinos, también por los que no tienen acceso a la red”.

Así, se supo que el Gobierno revisó los criterios presentados en las audiencias públicas para bonificar a los usuarios según su ahorro. Originalmente había propuesto que debían ahorrar un 30% con respecto al uso del servicio en el mismo período de 2015, pero ahora redujo a 20% ese valor. Quienes cumplan con ese objetivo desembolsarán un 10% menos en las nuevas tarifas.

Santa Cruz

Según pudo conocer este medio, la provincia de Santa Cruz debe analizar cómo será la readecuación a la nueva tarifaria.

Sucede que en nuestra provincia la Justicia debe resolver la medida cautelar que está pendiente ante los primeros aumentos que promovió el Gobierno Nacional, promediando una suba de 300%.

Sin embargo, es necesario recordar que fuera de ese esquema, Servicios Públicos Sociedad del Estado implementó una suba en la tarifa, que en realidad se trató de la única que afrontaron los usuarios, pero que generó problemas en la economía de los hogares ante el difícil escenario por el que transitan las economías hogareñas santacruceñas.

Así dadas las cosas, el Poder Ejecutivo Provincial deberá estudiar cómo se readecuará a la nueva tarifaria, pues con este nuevo esquema a Santa Cruz le será más caro adquirir la energía para ser distribuida a los hogares, lo que puede generar un mayor déficit a SPSE en caso de que no sea trasladada la suba a los consumidores.

Asimismo, se debe resolver el futuro de aquellas localidades que aún no se encuentran anexadas al Interconectado Nacional, pues la generación propia de energía conlleva un mayor esfuerzo económico.

Fuente: La Opinión Austral

Ver también

Dormir más o menos horas, una cuestión de genes

Un equipo de científicos  identificó el grupo de genes que determina por qué los seres …