domingo , 14 agosto 2022

Río Turbio Se hizo pública la carta de una trabajadora despedida de YCRT

En medio del conflicto por los despidos en el Yacimiento Carbonífero de Río Turbio, llegó a las redes sociales la carta de Patricia Galván, una de las trabajadoras despedidas de la empresa.

A continuación se reproduce el escrito:
“Mi nombre es Patricia Vanesa Galván (Pato, Negra, Prince, Nina Peloso) como quieran llamarme. Nací un 24 de enero del 1982 (justo ese mismo día 36 años después me avisan del correo que está mi carta documento). Qué regalito me hiciste interventor”.
“Soy nieta de un minero, hija de un hombre que trabajó 35 años en la empresa.
Mi calvario comenzó el jueves 18 de enero, cuando una señorita muy simpática me llamó para darme la noticia que de no pedir el retiro voluntario (extorsivo) en 48hs sería inminente mi despido de YCRT, lugar en donde trabajo hace 10 años; además de ser el sostén de mis 3 hijos que tengo de soltera”.
“Estando en la ruta en medio de la nada misma y con la terrible sensación que el mundo se me caía a pedazos. Me puse al costado, para no mandarme una macana. Ya que viajaba con mis 4 hijos todos menores de edad. Lloré, grité y puteé a todos los inservibles. Desde esa persona que no vale nombrar que me colocó en esa maldita lista; hasta todos los hijos de este pueblo que se cagan (SIC) en nosotros y en nuestra familia. Estuve una hora, para poder de alguna manera recuperarme y seguir el doloroso camino a mi destino”.
“Sé que muchos cuestionan porque nos fuimos de vacaciones, pero quiero decirles que con mucho sacrificio pudimos darles a mis hijos un poco de sol, de calor, de playa. Ya que estamos todo el año con temperaturas muy bajas. Para juntar energías y seguir la lucha diaria que como trabajadora de Planta Depuradora nos toca vivir día a día. Y como habitante de este bendito suelo padecemos día a día. Persecución ideológica, persecución laboral… entre otras cosas”.
“Desde ese día no he podido dormir, no he podido disfrutar ni de mis hijos, ni del sol, ni de la comida. Soy una especie de alma en pena. Soy una mujer a la que le arrancaron de sus manos el trabajo, la dignidad, la esperanza, la vida misma…”.
“Por eso desde este lugar tan lejano pero a la vez tan cercano de Uds. les pido que no nos dejemos engañar, no dejemos que estos que se llaman hijos de este pueblo nos derroten. Los mineros unidos nunca, nunca serán vencidos… los abrazo con el alma y pronto estaré con ustedes para luchar a la par como siempre”.

Ver también

BANCO NACIÓN: ALERTARON SOBRE «UN INTENTO DE FRAUDE CIBERNÉTICO» EN TODO EL PAÍS

Autoridades del Banco Nación comunicaron a la sociedad sobre el intento de fraude cibernético masivo con envío …