jueves , 23 noviembre 2017
Ultimas noticias

RÍO TURBIO: Los pasos fronterizos ya abren llas 24 horas

El Gobernador de Última Esperanza junto a funcionarios de Aduanas y SAG de Chile, se reunieron en Río Turbio con autoridades de Gendarmería y Aduanas de nuestro país, por la apertura de 24 horas que tuvieron los pasos fronterizos de la jurisdicción local a partir del pasado 1 de noviembre. Al respecto Max Salas, gobernador de Última Esperanza, indicó la importancia de la jornada para “tratar de ver en estos encuentros, que son más locales, con temas que no son tan macro ya que son más bien prácticos” a los que se tratan en los comités binacionales. Tanto el comandante principal, Juan Carlos Falcón, titular del Escuadrón 43 de Gendarmería, que fue el anfitrión del encuentro, como Salas, informaron que los pasos que quedaron habilitados durante las 24 a partir del 1 de noviembre son los de Mina 1 y La Dorotea, por toda la temporada estival hasta marzo: “Se trata de ver que todo esté bien en los servicios de ambos pasos en cuanto a tramitación, habitabi-lidad y dependencias para garantizar los servicios”, indicaron.

 
Nuevo sistema

Por su parte, el comandante Falcón señaló que se ha incorporado un nuevo sistema de migraciones que hace más expeditiva la tramitación del paso, aunque reconoció que la falta de formularios personales de migraciones, dificulta la rapidez. Al encuentro también asistió la delegada regional de Migraciones con asiento en Río Gallegos, quien explicó que la ausencia de los formularios se debe al retraso de una licitación de las tarjetas únicas migratorias. Mientras tanto, los usuarios deben ingresar a la página de migraciones e imprimir el formulario.

 
“Tolerancia cero”

Se  informó además que en la República de Chile rige la Ley de Tolerancia Cero al consumo de alcohol en los conductores de vehículos. Al respecto, Salas fue muy gráfico al indicar que “Chile se vio forzado a tomar este paso porque la incidencia del consumo del alcohol y la tasa de accidentabilidad vial era altísima, y se decidieron medidas muy duras en este sentido “invitando a los turistas argentinos a que se informen”. En la práctica, la tasa máxima tolerada es de 0,3, que es básicamente un trago de vino o cerveza, ni medio vaso o media copa de vino, eso es todo. De ahí, entre 0,3 y 0,8 es una falta que acarrea sanciones bastante altas, pecuniarias y de 0,8 hacia arriba, deja de ser falta y pasa a ser un delito perseguido por la Justicia Criminal, incluso con sanciones privativas de la libertad”, concluyó reiterando que los conductores deben informarse correctamente hasta que esté a disposición la cartelería al respecto.

Ver también

Responsabilidad fiscal: las provincias petroleras, entre las más rezagadas del país

La Ley Federal de Responsabilidad Fiscal establece un i?ndice de cumplimiento de modo de realizar una …

Deja un comentario