domingo , 12 julio 2020

RÍO NEGRO: La ruta que une el Valle Rionegrino con el balneario Las Grutas, en obra todo el verano

Los trabajos concluirán a mediados del 2020 entre El Solito y San Antonio. Rumbo a la costa hay largos tramos sin señalizar, banquinas complicadas y grietas.

 

Desde el mes de septiembre está en marcha la reconstrucción de 90 km de esa carretera (en el tramo que va desde El Solito a San Antonio).

La circulación por esa vía, aunque es intensiva durante todo el año, se pondrá a prueba en los próximos días. Cuando arranquen las vacaciones y los turistas provenientes del Valle lleguen para disfrutar de su descanso en estas playas. Y comience una nueva temporada de exportación de peras y manzanas en el Puerto San Antonio Este (ubicado a 65 km de Las Grutas). Porque esa fresca mercancía se moviliza a través de camiones de gran porte, que circularán sin tregua por el deteriorado acceso.

La obra que está en marcha, se inició en septiembre de este año. Está valuada en $480 millones que se financiarán con fondos del plan Castello. Son dos las firmas las que se ocuparán de la reconstrucción de 90 km: Luciano y Roque Mocciola. Trabajan en ella alrededor de 150 personas que llegarán a 200 en momentos de actividad intensa.

“La calzada de la extensión de 12,7 km ubicado entre el km 46 y el 58 se recompuso en 2015 con dinero proveniente del fondo sojero, por un monto de $39.927.500. Restaban reconstruir estos 90 km que se están trabajando con fondos del Castello”, manifestó el titular de Vialidad de Río Negro Raúl Grun.

Para la ejecución de las tareas la ruta se dividió en tres tramos de unos 32 km cada uno. El primero va del Solito hacia San Antonio. El segundo desde allí hasta el acceso a la Salinas del Gualicho y el tercero desde las Salinas hasta la rotonda de acceso a San Antonio.

Al circular por la 2, se aprecia que el tramo que mejor se presenta es el primero, que parte del Solito. En realidad, es la primera parte la que presenta mejoras. Con una carpeta asfáltica renovada y banquinas prolijas.

“Son más de 10 km (de esa sección) los que ya están habilitados y pavimentados. Sólo falta señalización horizontal y vertical. Porque posee señalización de obra” apuntó Grun.

A partir de esa primera parte, el recorrido vuelve a mostrarse tan riesgoso como lo recuerda cualquiera que haya manejado por esa vía. Un cartel anuncia que nos encontraremos “Sin demarcación”. Algo que complica aún más a los que por primera vez se aventuran por ella. Porque en plena noche o con lluvia la ausencia de las rayas que marcan el centro del asfalto y sus límites podrían provocar que se perdiera la noción de las dimensiones de la ruta. En la segunda sección (desde el Solito hacia las salinas), el titular de vialidad reconoció un avance del 10% en lo relativo a “movimiento de suelo y rectificaciones de curvas”.

Al manejar por el tramo se ve que las banquinas se están adecuando y hay movimiento continuo de camiones que llevan el material para acondicionarlas.

Sin embargo, pese a la cartelería que marca la obra en marcha, el asfalto en sí está agrietado por zonas, se ven pocos rastros de la pintura que marca los límites de la ruta y los pozos sorprenden en algunos sectores.

Un panorama similar se percibe en el último tramo, que va desde las Salinas hasta el acceso a San Antonio. Allí la rotonda deriva al camino que lleva hacia Las Grutas.

¿Y cómo será la obra en pleno verano, cuando se intensifique el tráfico por el sector? Según informó Grun “los trabajos se frenaron el 21 de este mes y se retomarán el 6 de enero. Durante el verano el ritmo de obra es alto, pero trataremos de evitar inconvenientes de circulación” aseguró el titular de vialidad.

 

 

 

 

 

 

 

(iF)Diario Río Negro

 

Ver también

El Gobierno fijará por decreto un “Se estableció ese precio para la producción local de petróleo en medio de la fuerte presión de las provincias petroleras y de una parálisis casi total de la producción por causa de las medidas de aislamiento. En medio de la pandemia de coronavirus y de los efectos del aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado hasta el 10 de mayo que hizo que las compañías petroleras frenaran la producción, fuentes oficiales confirmaron a Infobae que el Gobierno fijará por decreto el precio del barril criollo de petróleo en 45 dólares a cambio de que las petroleras no despidan personal. La decisión, que se formalizará en las próximas horas, llega en un contexto en el que para el sector petrolero no hay mercado ni local ni de exportación, en el que las empresas proveedoras de servicios abrieron retiros voluntarios y los gobernadores observan como caen los ingresos por las regalías consecuencia de la caída del precio del crudo. Tras el reclamo para que la Nación fije un valor de referencia para la producción local de petróleo y de esa manera asegurar la continuidad de la producción, los puestos de trabajo y las regalías, el Poder Ejecutivo decidió establecer un precio de USD 45, un dato que era especialmente aguardado entre los gobiernos locales y las empresas privadas vinculadas a Vaca Muerta, según dio a conocer informo Infobae. Profundizando sobre esta decisión que claramente influirá en la cuenca de nuestro Golfo San Jorge, se dieron a conocer otros detalles que revelan los acuerdos y desacuerdos sobre esta determinación que tomo gobierno nacional. Al respecto el periodista Martín Bidegaray, relató en Clarín.com, los alcances de esta decisión: El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, mantuvo una videoconferencia el miércoles a la tarde con empresarios petroleros y gobernadores de provincias que dependen de regalías. Allí, el funcionario se refirió al decreto que establecerá el «barril criollo». Es un sistema para que la producción nacional de petróleo se rija con importes diferentes a los del resto del mundo. El decreto que lo reglamentará está a la firma del presidente Alberto Fernández. El esquema, ya aplicado en el pasado, aísla al país de las fluctuaciones del precio del petróleo en el resto del mundo. Para los consumidores, el impacto probable es que los importes no bajarán, como si sucede en la mayoría de los países productores. Las provincias recibirán regalías equivalentes a un barril de US$ 45. Pero las petroleras que exporten petróleo recibirán menos que eso: hoy el Brent (el de referencia para la Argentina) está a US$ 30. Las compañías tendrán que pagar regalías por US$ 45 por algo que venden afuera a menos de uS$ 30. Este precio de US$ 45 es el que se deberá pagar a productores. Las petroleras integradas (YPF, Pan American Energy) están en contra de la medida. También lo están las refinadoras, como Raizen (tiene la marca Shell) y Trafigura (marca Puma). Casi toda la industria está en desacuerdo con esta decisión. Pero hay dos respaldos decisivos al barril «criollo»; los gobernadores de las provincias petroleras (Neuquén, Chubut y Santa Cruz son las más importantes) y Vista, la empresa de Miguel Galuccio. El ex presidente de YPF tiene un acceso privilegiado a la vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner para hablar sobre cuestiones energéticas. Este precio «sostén» regirá desde el 1 de mayo hasta fin de año. Sin embargo, si el petróleo Brent supera los US$ 45 por 10 días consecutivos, cesaría su aplicación. El decreto estará acompañado con una reducción a las retenciones de las exportaciones de petróleo. La industria petrolera está sobreofertada hoy, tanto en el país como en el resto del mundo. Hay más producción almacenada de la que requiere la demanda, que cayó a niveles récord por la pandemia. A través de un decreto, la secretaría de Energía quedaría facultada para establecer los precios de los combustibles cada tres meses. «Con los actuales importes en los surtidores, el único barril que podemos pagar es de US$ 35, pero nos obligarán a asumir un barril a US$ 45. No se de dónde saldrá la diferencia«, plantea un ejecutivo importante de la industria, que pidió no ser mencionado. Las ventas de combustibles están por el piso y tardarán en recuperarse. Los mejores cálculos son que retomarían el 80% de lo que eran en 2019 recién hacia fin de año. Las empresas deberán comprometerse a mantener los mismos niveles de actividad que en 2019 y mantener los contratos con los mismos proveedores. En caso que no lo hagan, puede haber multas. En la industria existe temor que el Estado disponga una «mesa» en la que se decida qué productor debe venderle a cada refinador. La Cámara de Empresas de Energía le mandó una carta a las autoridades con sus objeciones al respecto. «Se quiere incentivar artificialmente la producción sin que exista demanda, y esto agravará más la situación», detalla un consultor que también pidió no ser mencionado, pero que también está en desacuerdo. Las empresas de servicios petroleros iniciaron planes de retiros voluntarios y despidos, ya que la actividad en Vaca Muerta está paralizada. Según consultas a sus ejecutivos, no revertirán esta decisión por el «barril criollo». «Es una medida que no quiere ninguna empresa, y la única que lo quiere es pequeña y no puede mover el amperímetro de las decisiones», graficaron. Los gobernadores de Río Negro, Santa Cruz, Chubut y Neuquén también participaron de la videollamada. El subsecretario de Hidrocarburos, Juan José Carbajales, subsecretario de Hidrocarburos será el encargado de seguir este tema hacia adelante.barril criollo” a USD 45 a cambio de que las petroleras no despidan personal

Se estableció ese precio para la producción local de petróleo en medio de la fuerte …