jueves , 19 abril 2018

Revelan que glaciar de la Antártica se está derritiendo más rápido de lo pensado

ZDY2MjU0YmMxNCMvZ0V6NHNndFo0M2lrcnkwQmIyZVdSc2h6SWdrPS8weDI1OjcxOXg0NzkvODQweDUzMC9zMy5hbWF6b25hd3MuY29tL3BvbGljeW1pYy1pbWFnZXMvNzRiNGRlNTYwMWU2ZTU4ZDU0MzFkZjEyOGViZmYzYjg5ZDNkZWZiZjEzYzA0NDlkYTIyMDkyODY2NGIyNzg3NC5qcGc=

Magallanes, 30 de Mar.- Un grupo de investigadores revelaron que el glaciar Pine Island de la Antártica se está derritiendo más rápido de lo pensado. Los profesionales analizaron con imágenes satelitales el comportamiento de esta gran masa de hielo durante las últimas dos décadas.

Pine Island, es el glaciar más grande de la capa de hielo de la Antártida occidental, está perdiendo hielo más rápido de lo que se pensaba hasta ahora.

La Agencia Espacial Europea (ESA), indicó que durante dos décadas las órbitas de los satélites ERS 1 y 2 fueron modificados para hacer mediciones más frecuentes sobre las regiones polares.

Aunque las misiones de estos aparatos terminaron en 2000 y 2011 respectivamente, sus datos archivados siguen siendo extraídos para hacer descubrimientos como este, donde se combinaron dos o más imágenes de radar de una misma área para detectar y documentar los cambios.

Los resultados de estos análisis señalan que entre 1992 y 2011, la línea de conexión a tierra del glaciar Pine Island se retiró una media 20 kilómetros, llegando a un máximo de 40 km en la sección central. El retiro se mantuvo de manera constante, mientras que el hielo se adelgazó en más de 200 metros durante los 20 años, asegura la ESA consignado por el Diario La Tercera.

Debido a que este fenómeno no parece estabilizarse, los científicos creen que las proyecciones existentes de la elevación del nivel del mar pueden ser demasiado conservadoras y que Pine Island puede contribuir mucho más de lo previsto hasta el momento.

De hecho, esta noticia se suma a la dada a conocer el mes pasado en la revista Science, donde un equipo de investigadores analizó la evolución del glaciar, y concluyó que hace unos 8.000 años se derritió con la misma intensidad que en las últimas décadas, por lo que esta enorme masa de hielo podría seguir con este ritmo durante décadas.

También se estableció que la cantidad de hielo desprendido conjuntamente desde estos glaciares aumentó en un 77 por ciento desde 1973 hasta 2013.

Según el estudio de esa revista de la Unión Geofísica Americana, que reproduce la agencia de noticias Europa Press, Pine Island, el más activo de los glaciares, se ha acelerado en un 75 por ciento en 40 años y el Thwaites, el glaciar más ancho, comenzó a acelerarse en 2006, tras una década de estabilidad.

“El estudio es el primero en examinar el hielo procedente de los seis glaciares de la Antártida Occidental más activos durante un período de tiempo tan prolongado”, dijo Jeremie Mouginot, glaciólogo de la Universidad de California en Irvine y coautor del trabajo.

Ver también

Inédito arte rupestre hallado en Tierra del Fuego

A poco más de tres meses del hallazgo que impactó al mundo científico el arqueólogo, …

Deja un comentario