Jueves , 8 diciembre 2016
Ultimas noticias

Revelan los movimientos de dinero entre Cristina Kirchner y su hija Florencia

El programa La Cornisa emitió un informe en el que detalla las transacciones de la ex presidenta tras la asunción de Mauricio Macri como Presidente

En la víspera a la declaración indagatoria que realizará la ex presidenta Cristina Kirchner por la causa en la que se le atribuye haber orquestado un plan para adjudicar obra pública al empresario Lázaro Báez , el programa La Cornisa presentó un informe en el que detalla los movimientos de dinero de Cristina y su hija Florencia, en el que se presume que existen maniobras para tratar de esconder la “dudosa procedencia” de parte de sus ingresos.

Según el informe presentado en el programa conducido por Luis Majul, el fiscal Gerardo Pollicita y el juez Julián Ercolini investigarán si la ex presidenta y sus hijos, Máximo y Florencia Kirchner, realizaron los movimientos de dinero para mezclar dinero legal, proveniente de plazos fijos y otras inversiones, con otros fondos “dudosos”, como los adelantos de dividendos que recibieron de la empresa Los Sauces, pagados por los empresarios Cristóbal López y Lázaro Báez.

La pesquisa de Pollicita y Ercolini se realizará dentro de la causa Hotesur. “Es una operatoria típica, burda y básica de lavado de dinero a través de las cuentas bancarias y los movimientos bancarios” dijo Silvina Martínez, abogada de la diputda Margarita Stolbizer, al explicar la maniobra de “mezcla” de los fondos de la familia.

La maniobra

Según el informe, la familia Kirchner empezó a mover su dinero de manera sospechosa tras la victoria de Mauricio Macri como presidente de la Nación, en noviembre del año pasado, y en el medio de los avances de las causas por corrupción.

Hacia el fin de 2015, la familia presidencial pasó su dinero de la banca pública a la privada: movió su dinero del Banco Nación al Banco Galicia. En el Galicia, Cristina abrió tres cuentas. Al mismo tiempo, su hija Florencia abrió otras dos. En simultáneo, ambas constituyeron varios depósitos a plazo fijo con vencimiento a 30 días. Todos en pesos.

Según La Cornisa, a medida que obtenían ganancias de esos depósitos comenzaron a registrarse distintas transferencias. Unas, entre las tres cuentas de Cristina. Otras, de las cuentas de Cristina a las de Florencia. Y otras transferencias desde las cuentas de Florencia hacia las de su madre.

Al mismo tiempo, la empresa Los Sauces, de la que Cristina, Florencia y Máximo son accionistas, fue depositando dinero en las cuentas de la ex presidenta y su hija en concepto de “adelantos de dividendos”, algo que, según Pollicita, estaría fuera de la ley. El dinero de esos anticipos de dividendos fue aportado por sus inquilinos Lázaro Báez y Cristóbal López.

Silvina Martínez describió tres etapas de mezclas de dinero: “La primera etapa consiste en este envío de dinero y la constitución de los plazo fijo a 30 días. Recordemos que mandan a las 5 cuentas. Mientras el dinero está inmovilizado van mechando e ingresando sumas de dinero provenientes de una cuenta corriente de Los Sauces. Estas transferencias pequeñas que en un solo mes llegan a 1.700.000 pesos, no tienen justificación legal. Una empresa no manda a sus accionistas diariamente o semanalmente sumas de dinero. Al finalizar el periodo del plazo fijo, juntan el capital, más el interés, más el dinero de Los Sauces que se fue mechando y pasan a la segunda etapa.”

La primera etapa de la mezcladora de dinero k descripta por la asesora de Stolbizer llegó hasta los primeros días de febrero de 2016. La Justicia ya comprobó que sólo en un día, el 5 de enero de 2016, los movimientos de dinero entre las cinco cuentas superaron los 7.600.000 pesos.

En el segundo mes de este año, la familia presidencial sumó un nuevo elemento a la operatoria: los Kirchner compraron las rendidoras letras del tesoro (Lebacs) para contar con una nueva instancia de inversión. La otra parte de la maniobra no se modificó, porque la plata se siguió transfiriendo a las diferentes cuentas de Cristina y de su hija, mientras continuaron ingresando pequeñas sumas de dinero proveniente de la empresa Los Sauces.

“Cada etapa que estamos contando es un mes: entra la plata, constituyen el plazo fijo, la transfieren a otra cuenta, a nombre de ellos mismos o entre Florencia y Cristina. Lo hacen para perder el rastro de la procedencia del dinero” argumenta Silvina Martínez. Según la abogada, la ex familia presidencial quiso ocultar los adelantos de dividendos de la polémica empresa de inmuebles: “En realidad era una triangulación básica y burda entre Lázaro y Cristóbal López que le pasaban plata a Los Sauces y Los Sauces le pasaba plata a Cristina. Este triángulo funcionaba mensualmente”, añade Martínez. En esta segunda etapa, los investigadores creen que los movimientos entre cuentas superaron los 64 millones de pesos.

La tercera etapa de la llamada mezcladora de dinero K tuvo lugar en el pasado mes de marzo. Cristina y Florencia Kirchner dejaron de invertir en Lebacs para comprar dólares. Según Martínez, fue un tercer movimiento para intentar borrar huellas en la mezcla de billetes.

“Con el dinero de las Lebacs, más lo que fue ingresando de Los Sauces; compraron dólares. Y se da algo muy particular: Cristina compró dólares a través de su cuenta. Pero cuando los recibió, no los depositó en su cuenta, sino que se los transfirió a Florencia. Y Florencia compró dólares pero no los depositó en su cuenta sino que se los transfirió a Cristina. Cruzaron el dinero y los dólares. Otra vez lo hicieron para perder rastros. Y mecharon, en el medio, pequeñas cifras de dinero del que no pueden justificar el origen” explica Silvina Martínez.

El episodio final tuvo lugar los días 3 y 4 de marzo de 2016. Se produjo solo cuatro días hábiles después del llamado a declaración a la ex presidenta en la causa por el dólar futuro, a cargo del Juez Claudio Bonadio.

El jueves 3 de marzo Cristina Kirchner extrajo de su cuenta 1.125.000 dólares. Ese mismo día y el viernes 4, su hija Florencia extrajo de la suya 3.539.000 dólares. Las sumas extraídas fueron colocadas en cajas de seguridad del Banco Galicia. Se trata de las cajas que, por orden del Juez Ercolini, fueron abiertas cuatro meses más tarde con un total de 4.664.000 dólares.

Para Silvina Martínez “lo que se presume es que este dinero que retiraban es lo que, en definitiva, se encontró en la caja de seguridad de Florencia Kirchner.”

Ver también

0001

Santa Cruz: “Te firmo esto como Oscar Muñoz”

Noticias En La Red: Editorial de su conductor, Oscar Muñoz, sobre los temas de agenda …