Domingo , 22 enero 2017
Ultimas noticias

Rechazan las pretensiones del hijo de Báez de apartar a Casanello de la investigación

Por Hernán Cappiello 

La Cámara de Casación desestimó el recurso contra el magistrado federal

Se agotan las posibilidades de Leandro Báez de apartar al juez Sebastián Casanello de la causa en la que está siendo investigado por lavado de dinero y en la que su padre está preso.

El hijo de Lázaro Báez hizo todo lo que estuvo a su alcance y hasta con algunos recursos parecidos a los del espionaje: lo denunció, dijo que visitaba la quinta de Olivos, mencionó que tomaba café con Cristina Kirchner, rastreó las comunicaciones de su teléfono celular para intentar probar que tenía comunicaciones con el corazón de las decisiones kirchneristas y hasta dijo tener imágenes de su auto circulando por la quinta de Olivos.

Nada de ello prosperó. Primero fue rechazado por la Sala II de la Cámara Federal y ahora la Cámara Federal de Casación Penal rechazó sus pretensiones.

La Sala IV de Casación rechazó el planteo de los defensores de Leandro Báez, en el que sostenía que el juez sólo incriminaba a su familia y no apuntaba contra la ex presidenta Cristina Fernández.

Los camaristas Mariano Borinsky, Gustavo Hornos y Juan Carlos Gemignani consideraron “inadmisible” el planteo de la defensa por entender que el tema no debía ser tratado por esa instancia, explicaron fuentes judiciales.

“En este sentido, no se demuestra, y tampoco se aprecia, que en el presente caso se den aquellas circunstancias excepcionales que permitieron el abordaje de la cuestión traída a estudio” como una cuestión federal, dijeron los camaristas.

Y agregaron: “Tampoco corresponde hacer excepción de arbitrariedad de sentencia, por cuanto, en atención al carácter restrictivo de la admisión de dicha doctrina, para que prospere la impugnación con ese respaldo es menester que se demuestren defectos graves en la decisión recurrida que la descalifiquen como acto jurisdiccional válido, lo cual la defensa no ha conseguido acreditar en autos”.

Los Báez, en dos estrategias separadas, pretendían apartar a Casanello de la causa diciendo que estaría direccionando la investigación para resguardar a la ex presidenta, e incluso se habló de una reunión entre el magistrado y la entonces presidenta en la quinta de Olivos.

La Cámara Federal ordenó entonces una investigación a la Policía Federal para saber si esa reunión había existido y citaron a los testigos mencionados por Báez, entre ellos dos ex secretarios de Néstor Kirchner y Cristina Kirchner, quienes aseguraron no haber visto al magistrado en esa residencia.

De todas las diligencias que se hicieron ninguna pudo confirmar la supuesta reunión en Olivos.

En ese marco, a mediados de agosto, la Cámara Federal confirmó a Casanello. Aunque advirtió: “Como la posibilidad de producir prueba en el trámite de la recusación es limitada, y por ende no permite realizar una investigación con todos sus alcances, se ordenó la extracción de testimonios para la formación de causa por separado, para que un juez investigue la ocurrencia o no de las aludidas reuniones en la quinta de Olivos”.

El caso sigue abierto a pesar de las pruebas en marcha y está en manos del juez federal Luis Rodríguez, con el impulso del fiscal Carlos Stornelli.

Lázaro pidió ser excarcelado

Lázaro Báez pidió dejar la cárcel. Su defensa presentó dos escritos. En uno solicitó la excarcelación. Dijo que no hay fundamentos de que vaya a escapar o entorpecer la causa. En el otro pidió la prisión domiciliaria. Alegó “sobrepeso, sedentarismo y dislipemia”, una “diabetes tipo II” problemas cardíacos e hipertensión.

Ver también

29

Resumen de las noticias del día jueves 29 de diciembre de 2016

Las principales noticias del día en el resumen de cada mañana, la tapa de los …