jueves , 17 octubre 2019

Recapturan a los prófugos de Sarmiento cuando escapaban a campo traviesa

Los dos presos que se fugaron de la Comisaría de Sarmiento, Samuel Alberto Alcalá y David Emanuel Fernández, fueron detenidos ayer a las 18 cuando escapaban a campo traviesa rumbo al Bosque Petrificado, en inmediaciones del Viejo Tambo. Un puestero los reconoció cuando fueron a un establecimiento a pedir un vaso de agua y un caballo. Alcalá, imputado por femicidio y quien arriesga perpetua, corría con botas de goma. Pasaron a disponibilidad a los jefes de la comisaría.

Ayer a las 17:30 el jefe de la Brigada de Sarmiento, Emanuel Morales, y el oficial Patricio Rojas de la Brigada de Investigaciones de Comodoro Rivadavia capturaron a los dos evadidos de la comisaría de la ciudad de los lagos, Samuel Alcalá y Emanuel David Fernández, quienes se habían fugado a las 3:30 por la puerta trasera de la comisaría.

Morales y Rojas lograron interceptar a Alcalá y a Fernández cuando corrían a campo traviesa a 15 kilómetros de Sarmiento rumbo al Bosque Petrificado, en inmediaciones del Viejo Tambo.

El jefe de Unidad Regional, Ricardo Cerda, informó que los dos fugados habían pedido un vaso de agua y un caballo en un establecimiento y que el puestero los reconoció porque había visto una foto de los prófugos y no dudó en llamar a la Policía.

De ese modo, Morales y Rojas ?conocido en la Policía como ?el capturador? ya que lleva más de 100 capturas en la Policía- detuvieron a los prófugos. Alcalá corría con botas de goma como podía y Fernández lo hacía con unos pesados zapatos de seguridad.

Al cierre de esta edición, el ministro de Gobierno, Federico Massoni, informaba públicamente que en la comisaría de Sarmiento trabajaba la División Asuntos Internos y que mientras se hacía un relevamiento de lo que había sucedido en la madrugada para deslindar responsabilidades, se pasó a disponibilidad a los dos jefes de comisaría, siendo también muy probable que otros tres efectivos les siguieran los pasos en las próximas horas.

FALTA DE

INFRAESTRUCTURA

Samuel Alberto Alcalá (33) y Emanuel Fernández (19) estaban alojados en el salón de visitas debido a la falta de plazas en esa dependencia y se encontraban a la espera del traslado que ya se había solicitado.

Según las fuentes a las que accedió El Patagónico, la fuga debió producirse entre las 2:50 y las 3:30 de la mañana de ayer, cuando ambos lograron llegar hasta el pasillo contiguo al salón de visitas y sin demasiado esfuerzo empujaron el portón metálico tras levantar el pasador que lo sujeta al piso.

Una vez que atravesaron ese primer obstáculo, lograron con éxito trepar el segundo portón que los comunicó directamente con la avenida Ingeniero Coronel cruzando un paredón. Una vez que pisaron la vereda se perdieron en la lluviosa madrugada.

A todo esto, cuando se advirtió el hecho se hicieron las comunicaciones de rigor y se activó el correspondiente alerta, montándose operativos cerrojo, controles vehiculares y rastrillajes con la Guardia de Infantería y la División Canes de la Policía del Chubut.

Alcalá se encuentra imputado como presunto autor del delito de femicidio y de tentativa de femicidio, por el hecho que tuvo como víctima a su pareja Lorena Piedras y a la hija de ésta. Se encontraba detenido con prisión preventiva desde el 12 de mayo.

En tanto Fernández estaba preso desde el 28 de marzo e investigado como presunto autor del delito de abuso sexual con acceso carnal, agravado por ser cometido por un hermano, en calidad de autor.

 

 

 

 

 

(iF)El Patagonico

Ver también

Giro inesperado en el caso Abril: vecinos confesaron que la secuestraron

Victoria Agüero, la vecina de Abril que acusó a su madre Magdalena en entrevistas y …