Jueves , 20 julio 2017

¿Quién “Abonna” la fiesta K?

El nuevo editorial de Alfredo Leuco en Le doy mi palabra

Las vueltas que tiene el destino. La vida te da sorpresas. Hace 10 meses era la mujer más poderosa y temida de la Argentina. Hoy le llueven causas judiciales que la están haciendo desfilar por los tribunales rumbo a la cárcel, al lado de Lázaro Báez. Eso la desespera y la hace cometer más errores y redoblar su apuesta al caos social que se lleve puesto el gobierno de Macri.

A la arquitecta egipcia se le viene la noche. No es solamente una causa grave. Son varias las investigaciones que encima, en la etapa del juicio oral se pueden unificar en una megacausa.

Allí se podría poner en el banquillo de los acusados a todo el plan sistemático y asociación ilícita liderada por los Kirchner para saquear el estado como nunca antes en la historia democrática.

El fiscal Guillermo Marijuan pidió su indagatoria y que le prohíban salir del país. Y lo más fuerte todavía no se analizó lo suficiente. Marijuan en su escrito a Casannello, solicita que se ordene a la ex presidenta que comparezca ante su juzgado en forma periódica. Dicho en criollo: si el juez lo acepta, Cristina deberá presentarse sistemáticamente. Y si se niega, y no tiene la justificación correspondiente, podría ser detenida. Claro que eso haría entrar en erupción un volcán social similar al que produjo Hebe de Bonafini cuando se negó a declarar ante el juez.

Pero es un dato clave de hasta dónde están dispuestos a avanzar algunos jueces y fiscales. ¿Qué va a hacer Cristina? ¿Pedirá permiso para ir a Ecuador en Setiembre? ¿Hará un acto de La Campora en Comodoro Py cada vez que tenga que firmar los expedientes en persona?

Todo esto es porque Cristina, Axel Kicillof y Angelina Abbona están acusados de destruir pruebas sobre lavado de dinero de cerca de 500 millones de dólares de socios, amigos, testaferros y empleados de la familia Kirchner. ¿Se da cuenta de la gravedad de los hechos? Se acusa a Abbona de haber destruido, de haber hecho desaparecer discos rígidos y correos electrónicos con información ultra sensible que incrimina a Martín Báez, y otros personajes que podríamos ubicar como integrantes del “Cartel de la Rosadita” o del Frente para la Valija.

Es lo que mostró Lanata el domingo pasado. Los CristiLeaks. Eso es complicidad y encubrimiento de corrupción y de lavado de dinero. Eso es muy grave jurídicamente. Y como ya le dije, esto es solo el comienzo. Hay por lo menos dos programas más de Lanata donde Nicolás Wiñaski va a revelar mucha más documentación.

La denuncia de Margarita Stolbizer sobre que Cristina se insolventó en forma fraudulenta y le transfirió gran parte de su fortuna a sus hijos lo dice todo, o casi todo. Porque ahora hay que investigar si el Hotel Bahía Calafate también es de Cristina. Es un palacio de lujo que todavía no fue habilitado. Y del hotel Los Sauces. Y ni que hablar de la Aerolínea del Estado contratando un hotel de la jefa del Estado. O las denuncias que hizo el fiscal Alberto Nisman sobre encubrimiento a los terroristas de estado que volaron la AMIA.

Angelina Abbona fue procuradora general del tesoro. Ella por su función debía defender los intereses del pueblo de la Nación, es decir de todos nosotros. Pero por orden de Cristina defendió los intereses de todos los malandras que aportaban sus coimas a Cristina.

La exitosa abogada sabe todo esto desde el 2010. Leonardo Fariña contó que, en la quinta de Olivos ella le reprochó a Lázaro Báez que estuviera sacando fortunas del país. Y le gritó no porque estuviera cometiendo un delito. Lo retó porque ella decía que esa plata era suya. La embajada de los Estados Unidos le había adelantado la información que Cristina destruyó por intermedio de Angelina Abbona.

La fiesta se terminó. ¿Y ahora quien “Abbona” los platos rotos”. La funcionaria y su esposo son gente de la mayor confianza del matrimonio Zannini y lo fueron de los esposos Kirchner. Abbona trabajó con Néstor desde que era intendente de Rio Gallegos. Siempre lo cuidó para que pudiera robar tranquilo y que no le robaran a él. Néstor y Cristina siempre fueron poco agradecidos con su gente y muy desconfiados. Hoy Abbona se refugió en el aguantadero de Santa Cruz con la gobernadora Alicia y con su hija Romina Mercado, presidenta de Hotesur, otra que bien baila.

Angelica María Ester Abbona y su esposo Eduardo Enrique Mengarelli insultaron y agredieron al colega de canal 13, Ignacio Otero. Los K viajaron a Rio Gallegos en el mismo vuelo que Otero. El periodista se acercó respetuosamente para hacerle una pregunta. Estaba armado con una birome y un anotador. Mengarelli le pegó un cachetazo que le produjo a Nacho una leve contusión que luego fue certificada por los médicos del aeropuerto. Están muy nerviosos porque no solamente perdieron los curros, los puestos y parte del poder. Sienten que su libertad también está en juego. Por eso Angelina insultaba a Otero y por eso Mengarelli en clara actitud patotera no solo le pegó un cachetazo. También lo amenazó con cagarlo a trompadas delante de la comisaria de a bordo. Tal vez la filmación y la azafata sean buenos testigos para el juicio que ahora Mengarelli va a tener que soportar.

Los Mengarelli y los Zannini son íntimos desde los años 70 cuando todos militaban en la Vanguardia Comunista, organización que glorificaba el stalinismo de Albania. Todos se fueron al sur escapando del terrorismo de estado y del genocida de Luciano Benjamín Menéndez. Y allá se hicieron peronistas y amigos de Néstor.

Tan amigos son que, mediante un enroque laboral, se designaban en cargos unos a otros. Por ejemplo: Zannini designó a Mengarelli en su despacho debajo de Carlos Liuzzi el que está acusado de enriquecimiento ilícito y de haber designado 23 parientes y amigos.

A cambio, Angelina nombró en un cargo de su área a Francisco, uno de los hijos del Chino. Otro que batió todos los records. Sus cuatro hijos fueron empleados por el estado K igual que los dos hijos de Angelina Abbona.

Lo primero es la familia. Buenos Muchachos que protagonizan pesadillas en la autodenominada cinéfila Cristina. Esas pesadillas son realidades que apenas tienen nombre de película: Atrapada sin salida.

Ver también

Una mujer murió y su esposo e hijos resultaron heridos al volcar auto cerca de Monte Aymond

Magallanes, 6 de Ene. (ANA) .- Una mujer murió y tres personas resultaron lesionadas al …