sábado , 16 diciembre 2017

Puerto Deseado: Martín Lopez y la actual situación de los trabajadores rurales

El Presidente de la Sociedad Rural de Puerto Deseado, Martín López, indicó en AM 740 su punto de vista después de escuchar en la emisora la entrevista con un representante de la UATRE (Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores), tras conocerse el fallecimiento de un hombre rural que pudo haber trabajado en una estancia santacruceña. López indicó que muchos peones han quedado desde hace muchos años alojados en estancias, por pedido a los dueños, pero sin relación directa de trabajo. Además, comentó que hoy existen muchas estancias arrendadas, que no son manejadas directamente por los dueños. Finalmente, advirtió de la importancia de asociarse, de recibir los créditos de la Ley Ovina y de mantener en blanco a los trabajadores. “En primer lugar la mía no es una voz en contraposición con la UATRE, al contrario, estamos totalmente de acuerdo y acompañamos la visión de ellos de que si los medios del Gobierno están con mayor facilidad y con mayor asistencia hacia campos que no están en producción, que el Estado acompañe a la UATRE en ese trabajo”, expresó.  También analizó: “lo que si es lamentable es el fallecimiento de este trabajador rural Rubén Medina, porque es la vida humana de un trabajador, de alguien de campo, con familiares aquí en la zona a quien conocemos”. En este sentido, agregó: “no conozco en detalle el caso puntual, pero nosotros como Sociedad Rural por ahí podemos responder sobre nuestros asociados, sobre el contacto directo que tenemos con las estancias de la zona. Yo hablo sin conocer el caso puntual de la Estancia “12 de Octubre”, sobre la relación o no relación laboral entre el fallecido Medina y el dueño del establecimiento. Por lo que leí en los medios estaba alquilada a terceros”. Por otro lado, aseguró que “lo lamentable de esto es el tema de la cantidad de establecimientos cerrados, que han pasado por épocas muy complicadas y por los daños del volcán Hudson desde el año 1991. Este ha sido quizás el decreto de muerte de la producción, y al no tener rentabilidad han quedado peones o gente de paso por el hecho de tener tropillas de caballos para amansar, o por el hecho de poder instalarse para agarrar animales y para vivir de la venta su piel. Ellos han pedido parar en esos campos, pero los dueños de estos establecimientos han tenido que dejar esos campos porque no eran rentables”. Al respecto, señaló que “podemos decir en contrapartida que hay muchos casos de establecimientos en producción, donde las condiciones de vida del trabajador rural se han mejorado y mucho, y viven en buenas condiciones, con alimentos, con asistencia del dueño de los establecimientos. Esta es un poco la visión de la Sociedad Rural, hay toda una tradición, hasta una cuestión cultural de familias enteras que ha vivido del campo, que mantienen hoy a ese peón en buenas condiciones y en blanco, registrado, con todos los beneficios que eso trae”. López aseveró que “también hay campos que se están repoblando en los últimos años, y también hay una realidad, que es la falta de información con respecto a muchas transacciones, como lo informó UATRE, en Las Heras y Pico Truncado. Entonces les es muy difícil a ellos saber quiénes son los dueños de los campos. Ha habido muchos pasos de mano en los dueños de las tierras, y llevar control de eso es muy difícil”. Finalmente, comentó: “consideramos en la Sociedad Rural e instamos a los productores que toman el campo como una empresa rentable, que tomen los beneficios de la Ley Ovina Nacional, porque los créditos que hay son muy convenientes para todo lo que es mejora edilicia. También debe mejorar la calidad de vida para el trabajador rural, aunque esto es otro gran problema, porque cuesta encontrar mano de obra calificada para trabajar los campos”.

Ver también

Se suspendió la sesión en la Cámara de Diputados

Luego de analizar la situación y al no contar con garantías para el desarrollo de …

Deja un comentario