domingo , 20 septiembre 2020

Propietario de taller metalúrgico amenazó con “cortar” escultura de Carlos Regazzoni

Cañadón Seco “Si no me pagan lo que me prometieron, voy a cortar y hacer volar este avión que a mí no me interesa para qué sirve”. La seria advertencia fue realizada por Víctor Ramos, propietario de un taller metalúrgico emplazado en Cañadón Seco donde aún se encuentra la estructura metálica diseñada por el escultor Carlos Regazzoni para rendir homenaje a los pilotos de la legendaria Aeroposta.

52eaf65115f6c_619_347!

La amenaza fue revelada media tarde de ayer a Diario Patagónico por Leonardo Luna, representante local del artista, quien inmediatamente se dirigió a la comisaría de Cañadón Seco para radicar una denuncia formal. Poco después, dos efectivos de esa repartición se acercaron hasta el taller “Santa Cruz” y verificaron que la estructura creada con chatarra de la industria petrolera y representa la figura de un Laté 29 aún estaba intacta.

Cabe recordar que la misma forma parte del proyecto cultural “Sol Negro” con el que Carlos Regazzoni refleja a su manera acontecimientos históricos ocurridos en la Patagonia y que comenzó a cobrar forma a principios de noviembre. De acuerdo a lo dicho por el escultor y por su representante, se habían realizado gestiones ante la Municipalidad de Caleta Olivia para poder comercializarla y emplazarla en un sitio público de esta ciudad.

Sin embargo, cuando ya estaba casi terminada, Luna admitió que ningún funcionario de la gestión del intendente José Córdoba se hacía cargo de las tratativas y advirtió que cabía la posibilidad que sea ofrecida a otro municipio. Lo concreto es que a mediados de diciembre Regazzoni retornó a Buenos Aires y también desparecieron los operarios ayudantes, quedando abandonada la escultura en el predio del taller, a la que incluso se le desprendió una chapa de una de sus alas a consecuencia de un temporal de viento.

“BRAVUCONADA”

En el predio donde está basada la escultura, Víctor Ramos admitió a este medio que la amenaza era cierta, pero un sentido retórico ya que lo que buscaba era persuadir a Regazzoni y a su representante que le pagaran lo que le habían prometido y no solo por el uso del espacio físico.

Además, se quejó porque pasa el tiempo y nadie se ocupa de llevarse le figura del Laté 29, que bloquea el acceso a su taller para realizar otros trabajos.
Dijo que no había una cifra económica previamente pautada, pero que antes de la llegada de Regazzoni, Luna “me pidió que le diera mi CBU diciéndome que me iban a depositar plata y todavía estoy esperando”.

Pero la indignación de Ramos iba mucho más allá porque, según sus dichos, el escultor le utilizó caños, cadenas, chapas e incluso el cardan de camión para colocarlos en la figura del avión y también para dar forma a pequeñas aeronaves, un charito (cría de avestruz) y un tanque de guerra.

También comentó que Regazzoni prometió obsequiarle el tanque de guerra, pero Luna se lo llevó argumentando que tenía que asentarlo en una escribanía y luego lo lanzó a la venta que promocionó a través de una conferencia de prensa. Es por ello que el dueño del taller pronunció la amenaza, teniendo también en cuenta que “cuando estuvo aquí, Regazzoni me utilizó sin permiso equipos de soldadura, la yerba y hasta el agua de los perros”, ironizó.

Ver también

Santa Cruz: el intendente de El Calafate dio positivo por coronavirus

Este sábado se confirmó que Javier Belloni, referente comunal de la localidad santacruceña de El …

Deja una respuesta