lunes , 10 diciembre 2018
Ultimas noticias

Presupuesto 2019: dónde gana y dónde pierde Santa Cruz

Si bien es sabido por todos que la ecuación da en negativo, por tratarse de la única provincia cuyos gastos e inversiones totales provenientes del Gobierno Nacional serán negativos, según consta en el proyecto de la ley de leyes, ítems como construcción en viviendas sociales o Vialidad recibirán mayor partida que en 2018. La supresión del SAMIC y la baja en las transferencias para YCRT, las represas y las asignaciones familiares y jubilaciones son algunos de los que ponen la balanza en negativo.

 

“Como dirigentes, tenemos el desafío de que esto sea inicio de un proceso que perdure en el tiempo, que sea el inicio de la consolidación fiscal de la Argentina y esperamos el acompañamiento del Congreso a este presupuesto, ya que será una señal muy importante para reducir la incertidumbre sobre el proceso económico de la Argentina”, intentó desligarse el ministro de Hacienda de la Nación, Nicolás Dujovne, al presentar en el Congreso el proyecto del Presupuesto 2019.

El augurio del funcionario nacional, sobre “un proceso que perdure en el tiempo” no es una idea que puedan compartir los santacruceños. No, después de que Santa Cruz figure como la única provincia en la que caerá un 19 por ciento el gasto nacional, unos 5.102,7 millones de pesos menos que lo previsto para 2018.

Un dato realmente llamativo, teniendo en cuenta que para el resto de las jurisdicciones se prevén ingresos provenientes del Estado de entre un 25 y un 30 por ciento.

“Este presupuesto refleja, además, la nueva organización federal de la Argentina”, había afirmado Dujovne, aunque en los papeles no figure tal federalismo, que de por sí no cayó muy bien entre las autoridades locales. Sin ir más lejos, esta semana, a través de su cuenta oficial de la red social Twitter, el vicegobernador Pablo González repudió la desigualdad evidenciada en el Presupuesto 2019 por la que Santa Cruz es la única provincia que presenta una caída del 19 por ciento del gasto nacional. “El gobierno ‘federal’ de (Mauricio) Macri así trata a los santacruceños”, ironizó Pablo González al compartir una imagen del mapa del país en el que la provincia es la única que figura en rojo.

En positivo

Según los datos elaborados por La Opinión Austral que se desprenden de las planillas de “programas, subprogramas, y actividades por ubicación geográfica”, hay ciertos ítems en los que Santa Cruz percibirá un ingreso mayor al de este año.

En acciones para la construcción de viviendas sociales, por ejemplo, el Gobierno Nacional destinará 237.241.470 de pesos, o sea 4.941.287 de pesos más que lo previsto para este año.

Las obras viales, en tanto, son otro de los puntos en que el cálculo se incrementará respecto a 2018. Se prevén 550.477.260, unos 240.821.660 pesos más.

De la comparativa, además, surge que en la partida presupuestaria destinada a Educación la provincia recibirá 293.018.968 pesos más que este año. Serán $ 1.760.957.597 para 2019 contra los $ 1.467.938.629 de 2018.

En ese marco, se prevé, por ejemplo, la “Construcción de un Centro Ambiental en el Municipio de El Calafate; la Construcción de la Intendencia del Parque Nacional Patagonia; la Ampliación Puerto Caleta Paula; la Construcción del Jardín Río Gallegos en Barrio Bicentenario; la Construcción de un Jardín en Gobernador Gregores, y la Construcción de Jardín N° 46 en El Chaltén”.

En negativo

Sin embargo, el aumento en ciertas partidas ni siquiera llega a empardar el saldo negativo producto de políticas deliberadas y unilaterales como el traspaso del hospital SAMIC de El Calafate, la drástica reducción del “gasto” en Yacimientos Carboníferos de Río Turbio, la solapada baja en el beneficio zonal sobre las asignaciones familiares o el escueto cálculo previsto para la continuidad en la construcción de las represas.

Estos ítems merecen párrafos aparte por tratarse todos de temas sensibles tanto para la salud y el bienestar social de los santacruceños como para el desarrollo de la provincia. Pero el primero de los puntos que resulta hasta (casi) ofensivo es la baja del coeficiente para zonas diferenciales que perciben asignaciones familiares. Menos luego de tanto circo, que terminó hasta dejando bien posicionado al Gobierno Nacional ante los gobernadores de las regiones afectadas. Ciertamente, una estrategia con intenciones definidas respecto del Presupuesto.

Es que el artículo 127 del proyecto de ley de leyes indica que “el valor de la asignación por hijo, asignación por hijo con discapacidad, asignación prenatal, asignación por cónyuge y la asignación para ayuda escolar anual para la educación inicial, general básica y polimodal que perciban los titulares incluidos en los rangos I y II de ingreso del grupo familiar del régimen de la Ley Nº 24.714 y sus modificatorias, con excepción de los trabajadores monotributistas y los beneficiarios de la prestación por desempleo, que residan o desempeñen su actividad en las provincias de Río Negro, Neuquén, Chubut, Santa Cruz, La Pampa, Tierra del Fuego e Islas del Atlántico Sur y el partido de Carmen de Patagones de la provincia de Buenos Aires, tendrá un importe diferencial consistente en aplicar el coeficiente 1,30”.

Las zonas diferenciales se crearon con la Ley 18.017 en 1969. Se observó que la zona patagónica requería un incentivo que tornase a estas zonas más atractivas para la residencia y el desarrollo humano. En 1972 considerando el mayor costo de vida una nueva ley extendió el beneficio a más provincias y durante el gobierno de Néstor Kirchner, en 2004, se incluyeron los últimos territorios. En 2008 el coeficiente del plus se incrementó del 20 original a 40 por ciento actual (de 1.20 a 1.40), incluyéndose las jubilaciones y pensiones en dicho beneficio.

Con esta decisión solapada entre las más de 4 mil páginas de información que contiene el proyecto de ley de leyes, el gobierno de Mauricio Macri reducirá en un 7,2% las asignaciones familiares para las zonas diferenciales. Así, por ejemplo, quien cobra un sueldo de hasta 24.492 pesos y percibía una asignación por hijo de 3.407 pesos, pasará a percibir 3.276. Una leve diferencia, pero que anuncia de manera encubierta la intención de retirar el beneficio para estas zonas.

Algo similar, pero peor, ocurrió con las jubilaciones. De hecho, en el inicio del debate del proyecto en el plenario de Comisiones en el Congreso, el ministro Dujovne dijo que “todo el déficit de la Argentina está más que explicado por el sistema previsional”. Allí se argumenta, entonces, la decisión del Ejecutivo al plantear la sustitución del “artículo 1º de la Ley Nº 19.485, estableciendo el coeficiente de bonificación de 1,20 para jubilaciones, pensiones, Pensión Universal para el adulto mayor (PUAM), pensiones no contributivas, graciables y pensión honorífica para veteranos de guerra de Malvinas e Islas del Atlántico Sur, que se abonan a los beneficiarios que residan” en las provincias de la Patagonia y “cuyos haberes no superen dos veces el haber mínimo establecido en el Artículo 125 de la Ley Nº 24.241 y sus modificatorias”. Un recorte de un 50% sobre el diferencial de zona, al bajar el mismo del 40% al 20%. De bolsillo, eso implicará una rebaja real del 14,3%.

SAMIC

Otra mención especial merece el intempestivo traspaso del hospital de alta complejidad a la órbita de la provincia. Una medida inconsulta que significa incluir en el presupuesto santacruceño valores impensados ante la actual crisis. “La provincia se hará cargo y no va a dejar a El Calafate sin hospital. Pero el tema es ver cómo hacemos frente a esto”, admitió días atrás el ministro de Economía, Ignacio Perincioli.

Es que frente a las primeras versiones de traspaso, desde el Gobierno Provincial habían reclamado por el costo que implicaba hacerse cargo del SAMIC. Este año, el hospital proyectó un gasto de casi 700 millones, de los cuales el 50 por ciento se obtiene de la propia facturación a obras sociales, y convenios de colaboración, y el resto es asumido por la Nación. A partir del año próximo deberá hacerlo la provincia y en principio con recursos propios.

En este sentido, el proyecto de presupuesto 2019 contempla 30.783.613 millones de pesos en salud para Santa Cruz, mientras que para este año esa suma fue de 50.748.468, o sea 19.964.855 millones de pesos menos.

YCRT y represas

Desde enero de este año, el Yacimiento ha sido intensamente golpeado por las decisiones a nivel nacional. Los más de 500 despidos en la empresa casi signaron el futuro de la Cuenca Carbonífera.

Según figura en la planilla en la que se detallan los gastos calculados para las empresas del Estado, la asistencia financiera para YCRT baja drásticamente de 2.244 a 870 millones de pesos, apenas el equivalente a poco más del 50 por ciento de la masa salarial actual.

En el desglose, los gastos corrientes se prevén en 2.107,96 millones, mismo número que se le asigna a los gastos de operaciones. Es que la empresa proyecta un déficit de 148 millones de pesos, teniendo en cuenta que los ingresos corrientes totalizan 1.959,5 millones.

En tanto, tal como publicó anteriormente este medio, las transferencias del Tesoro, si fueran los únicos ingresos que tuviera YCRT, sólo cubrirán el 52,8% de la masa salarial. De esta forma, YCRT está obligada a comenzar a extraer carbón y encontrar nichos de venta del mismo para poder financiarse internamente.

Por otra parte, las represas son otro punto de controversia. Más teniendo en cuenta la enorme expectativa de la provincia y las condiciones de la República China para los desembolsos que hacen posible la ejecución de las centrales.

En este sentido, el Presupuesto sólo contempla un gasto por 1.500 millones de pesos, una suma casi insignificante comparada con los más de 9.500 millones dispuestos para este año.

 

 

 

 

 

(iF)La Opinion Austral

Ver también

RIO GALLEGOS: Este sábado se realiza la 38° peregrinación a la Virgen de Güer Aike

Este sábado se concretará la 38° peregrinación a la virgen de Güer Aike. El sacerdote, …