jueves , 19 abril 2018

Preocupación en Chile por el impacto ambiental de la termoeléctrica de Río Turbio

USINA - RIO TURBIO
Magallanes, 7 de Dic. (ANA) .- El diputado Gabriel Boric ofició a la Cancillería chilena para que se haga parte y dé garantías a la población de Magallanes ante la posibilidad de contaminación que surge de la inminente puesta en marcha de la usina de Río Turbio en Argentina.
El legislador hizo alusión al tratado de 1991 suscrito entre Chile y Argentina donde se comprometen a no realizar sesiones unilaterales que pudieren causar perjuicio al medio ambiente de ambiente de ambos países.

Luego del desarrollo del seminario binacional de “Desafíos energéticos en la Patagonia”, se dio a conocer el potencial contaminante que tendrá la Usina de Río Turbio, tanto en Argentina como en Chile. Dadas las rachas de viento en la zona y la cercanía de la planta termoeléctrica con la Región de Magallanes, la nube tóxica podría afectar a Natales y Torres del Paine, generando incluso precipitaciones de lluvia ácida.

Río Turbio se encuentra a aproximadamente 15 kilómetros de la frontera con Chile y a 30 de Puerto Natales.
la consejera regional Antonieta Oyarzo, junto a la alcaldesa Anahí Cárdenas, coordinaron una reunión con la Asamblea Ambiental Ciudadana de Río Gallegos (A.C.C), quienes se oponen drásticamente a este proyecto, considerando el desconocimiento, falta de información y de estudios de impacto ambiental para dar inicio al funcionamiento de la usina, además, de otras faltas legales que impedirían la ejecución de las actividades de este megaproyecto.
La semana pasada, el ingeniero Eduardo D’Elia, quien cuenta con un magister en Evaluación de Impacto Ambiental y otro en Energías Renovables, junto al abogado José Luis Janezak, quienes lideran la A.C.C, se trasladaron a Torres del Payne para informar sobre un proyecto que según comentan, políticamente se quiere implementar pero legalmente es inviable.

El Ministerio de Planificación Federal del gobierno argentino informó el viernes, comenzaron a desarrollarse con éxito las pruebas eléctricas en la Central Térmica Río Turbio.
La central contará con dos grupos de Caldera-turbina, y cada uno de ellos tendrá una potencia instalada de 120 MW, que le permitirá generar 240 MW que serán incorporados al Sistema Argentino Interconectado (SIN).

Con la presencia del subsecretario de Coordinación y Control de Gestión del Ministerio, Roberto Baratta, se realizaron pruebas en la subestación eléctrica encapsulada, GIS (Gas Insulated Switchgear), la cual recibió energía del SIN por 220 KV.

Esta subestación es la única en el país con este nivel de tensión y es de última tecnología, afirmó la cartera de Planificación mediante un comunicado.
Sobre la contaminación que produciría la usina, el asesor técnico del Ministerio de Planificación Federal, Jaime Álvarez, señaló que “la única contaminación que hay, es la contaminación electoral”, y agregó: “Técnicamente, no hay pruebas de que la central atente contra el medio ambiente. Contamos con calderas Foster Wheeler norteamericanas, motores Siemens alemanes de alta tecnología. Tendremos una central térmica que va a ser modelo a nivel mundial. Los estándares medioambientales son muy altos, con evaluaciones periódicas. Sumado a esto, se trabajará en el contenido de azufre de nuestro carbón, pese a ser uno de los niveles más bajos del mundo. El equipamiento es muy moderno, y no tiene nada que ver con la vieja central térmica, que durante muchos años proveyó de energía a la cuenca y que, sin embargo, no presentaba estos índices”, indicó el funcionario durante una visita a Río Turbio. (Foto / Ministerio de Planificación Federal)

Ver también

Argentinos protagonizaron un violento accidente en Chile

Durante el fin de semana, cinco personas resultaron heridas luego de una colisión en la …

Deja un comentario