viernes , 19 agosto 2022

Prades tiene una obstrucción de casi el 90% de la vena cava

(i)vocesyapuntes

El cuadro clínico del intendente de la ciudad del Gorosito, Facundo Prades, sigue siendo delicado de acuerdo de los resultados de los últimos estudios que le realizaron en centros especializados de Buenos Aires, donde se encuentra desde hace varias semanas para ser sometido como mínimo a dos operaciones quirúrgicas.

 

Cabe recordar que a fines de marzo le extirparon el riñón derecho y un tumor cancerígeno que comprometía ese órgano, tras lo cual no pudo recuperar plenamente su salud y tuvo que volver a dejar sus funciones, siendo reemplazado por el presidente del Concejo Deliberante, Javier Aybar.

Ayer, a través de la Supervisión de Comunicaciones del Departamento Ejecutivo se confirmó que los nuevos estudios indican que su estado de salud es complejo.

Al respecto se hizo saber que la flebomografía que se practicó muestra que “presenta una obstrucción de casi el 90% de la vena cava, lo que lleva a que la intervención quirúrgica primaria que se le practicará en los próximos días sea más riesgosa” para la colocación de stents (endoprótesis vascular).

No se precisó a cuál de los dos grandes vasos sanguíneos corresponde el estudio, pero se presume que se trataría de la vena cava inferior, también llamada vena cava caudal.

Adicionalmente se informó que a la brevedad “tendrá una interconsulta con la hematóloga y el nefrólogo para evaluar la situación y así consensuar la fecha de la colocación de por lo menos dos stents”.

TENDRIA QUE DEJAR LA FUNCION PUBLICA

“El crítico panorama que le han planteado los profesionales de la salud ameritan reflexionar sobre el futuro de su vida política al frente de una localidad con las dificultades evidentes en las cuales está inmersa Caleta Olivia” agrega el informe, por lo cual se da entender que es posible que el intendente no pueda retomar sus funciones.

“El dato favorable –se añade- es que debido a sus cambios de hábitos desde que está en Buenos Aires con atención médica y controles permanentes, es que el riñón izquierdo ha evolucionado en su funcionamiento hasta alcanzar un 50%”.

“Una vez colocados los stents, se evaluará el estado y se determinará la fecha para la segunda intervención quirúrgica que consistirá en la colocación de una malla abdominal”, añadió.

Finamente se indicó que una vez efectuada la interconsulta con los profesionales médicos, se definirá la fecha de la intervención quirúrgica, estimándose que probablemente se realice a mediados de este mes.

(F)El Patagonico

Ver también

Cañadon Seco: Defensa de los recursos económicos, sociales y laborales

La misma quedó plasmada en el acta – compromiso que se firmó el sábado 26 …