Jueves , 8 diciembre 2016
Ultimas noticias

Por distintas causas, Lázaro Báez pasó por el juzgado de Ercolini y el de Rafecas

Se negó a responder preguntas del magistrado que lo investiga por haber sido beneficiado por Cristina Kirchner.

Lázaro Báez estuvo esta mañana de gira por los tribunales de Comodoro Py. En una indagatoria que duró aproximadamente una hora y en la cual hubo momentos de tensión, el empresario patagónico se negó a responder las preguntas del juez Julián Ercolini en la causa que lo investiga por haber sido beneficiado en la obra pública por el gobierno de Cristina Kirchner. Luego, cerca del mediodía, se presentó ante Daniel Rafecas por otra causa.

Dos días después de que la ex presidenta se desvinculara de él, Báez fue trasladado esta mañana temprano del penal de Ezeiza a Comodoro Py. Se sentó frente al juez cerca de las 10.45.

Cómo había anticipado LA NACION, Báez no contestó las preguntas del magistrado. Por consejo de su abogado Maximiliano Rusconi, entregó un escrito en el que contestó, con críticas, la acusación de los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques.

Fuentes judiciales relataron a LA NACION que la indagatoria no estuvo exenta de momentos de tensión. Hubo cruces entre Rusconi y Pollicita porque el abogado defensor cuestionó en duros términos la imputación y el pedido de indagatoria.

Días atrás, Báez había pedido la prisión domiciliaria -beneficio que le fue rechazado- por supuestos problemas de salud.

Esta mañana Báez no respondió a la acusación de haber sido favorecido con el 80 por ciento de la obra pública santacruceña durante los gobiernos kirchneristas.

En las últimas horas había crecido la expectativa por su declaración, sobre todo después de que sus hijos Luciana, Leandro y Melina Báez expresaran ayer -a través de su abogado- que existieron “negocios en común” entre ambas familias. Esa afirmación de Santiago Viola chocó contra los dichos de la ex mandataria en la indagatoria del lunes.

Fuentes con acceso a la causa aseguraron, de hecho, que el empresario tuvo ayer una “mala noche” por su situación judicial.

Ante Rafecas

Tras declarar ante Ercolini, cerca de las 12 Báez fue trasladado al despacho de Rafecas, quien lleva adelante un expediente por supuestas amenazas que recibió el empresario.

La denuncia la había abierto otro juez, Sebastián Casanello , a raíz de una entrevista que dio el empresario al sitio Infobae.

Rafecas citó a Báez para que declare como testigo “bajo juramento” sobre presiones que dijo haber recibido para “callarse” ante la Justicia.

En el reportaje, Báez aseguró: “Me están apretado para que me calle, me están apretando para que no siga hablando”.

Con la colaboración de Hernán Cappiello e Iván Ruiz

Ver también

el-caso-de-lazaro-baez-2305590w620

La ruta del dinero K: Marijuan allanó una chacra, una agencia de autos y un departamento

Por Mariela Arias Durante el día se harán tasaciones de empresas, propiedades y estancias de …