martes , 18 junio 2019

Por cielo y tierra: Gigantesca campaña científica en la Patagonia

Cerca de 50 científicos, un avión especializado y equipamiento de última tecnología se desplegarán durante más de dos meses por cielo y tierra en el sur de Santa Cruz y Tierra del Fuego, para estudiar el particular fenómeno de las ondas de gravedad.
Entre los meses de septiembre y noviembre los cielos de la Patagonia Austral serán estudiados como quizás nunca antes, a partir de la campaña científica cuyos detalles se están ultimando en estas semanas.

Un despliegue inédito que involucrará a unos 50 científicos, un avión especialmente dotado con aparatos de última generación y estaciones de medición y otros equipos asentados en tierra.

José Luis Hormaechea (foto), director de la Estación Astronómica de Río Grande, reveló a FM Dimensión que el objeto principal a estudiar son las ondas de gravedad. Si bien este fenómeno existe en varias regiones, “no hay otro lugar en el planeta donde las ondas de gravedad tengan las amplitudes que suelen mostrar aquí”.

Cuando las masas de aire chocan contra las paredes de la montaña, levantan corriente caliente que está en la superficie. Este aire se eleva, se enfría y por fuerza de la gravedad desciende. Ese subir y bajar, genera las ondas que interactúan con la atmósfera y provocando cambios que son tan importantes que puede modificar la circulación de toda la atmósfera a escala global.

La región austral que comprende Tierra del Fuego, el sur de Santa Cruz y el océano atlántico, es la que más acentuado tiene este fenómeno. Esto se debe al intenso viento que proviene del sudoeste que al pasar sobre la cordillera de los Andes, produce una onda que sube a través de la estratosfera hasta llegar a la mesósfera (entre 75 y 110 km de altura).

La campaña está motorizada por un conjunto de instituciones alemanas, que cuentan con los medios para su realización. La coordinación estará a cargo del Centro Aeroespacial Alemán, cuyas siglas son DLR (Deutsches Zentrum für Luft- und Raumfahrt).

Dicho organismo aportará un modernísimo avión de investigación HALO (Aviones de investigación a gran altitud y largo alcance), que adaptó a un avión comercial Gulfstream G 550 de alcance ultra-largo.

La combinación de rango, altitud de crucero, carga útil e instrumentación integral hacen del avión una plataforma de investigación única en el mundo. Hormaechea dijo que esta aeronave hará base principalmente en el aeropuerto de Río Grande, no descartándose que también utilice el aeropuerto de El Calafate.

Los vuelos serán de entre 8 y 9 horas de duración, recorriendo los cielos de Tierra del Fuego y Santa Cruz, recabando datos con todo el equipamiento que tiene montado, que incluya rayos laser tipo LIDAR, similares a los que cuentan dependencias argentinas en Río Grande y Río Gallegos.

La tarea de recopilación de datos se verá complementada con el equipamiento de medición atmosférica que ya funciona en Río Grande, junto al que recientemente se instaló en Ushuaia, en el campus de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego (UNTDF).

También está pendiente de concreción la instalación de otro equipamiento con antenas remotas en El Chaltén, previendo que ello ocurra este año.

“Se viene un periodo muy importante de recolección de datos, y esperamos que esto contribuya a la consolidación de equipos de investigación en esta región”, afirmó Hormaechea en el programa Radio Activa.

El científico mostró grandes expectativas por la inédita campaña científica al afirmar que “para esta zona es un hecho sin precedentes”. Y agregó que “todo conocimiento adicional de la dinámica de la atmosfera siempre contribuye al mejoramiento de los modelos climatológicos” (Ahora Calafate)

Ver también

El apagón histórico tendrá un costo para el Estado de u$s 3,5 millones (deberá utilizar energía térmica)

Así lo confirmaron funcionarios de Gobierno y fuentes de Cammesa y Transener en una rueda …