sábado , 20 octubre 2018

Policías autoconvocados levantan la huelga pero en Río Gallegos gestionan audiencia con Aleuy

POLICIA DE SANTA CRUZ II
Río Gallegos, 6 de Nov. (ANA) .- Los policías autoconvocados de Caleta Olivia y Río Gallegos levantaron la medida de fuerza en demanda de mejoras salariales que mantenían desde hace una semana.
“Se decidió levantar la medida de fuerza en un acto de buena voluntad, a los efectos de destrabar el conflicto”, indicaron en un comunicado los policías en huelga de Caleta Olivia.

“Se procede a levantar la medida de fuerza en un acto de buena voluntad a los efectos de destrabar el conflicto, nuestra intención es abrir un canal de diálogo”, sostiene el escrito presentado a la prensa por los policías caletenses.

Más adelante se advierte que el reclamo “ha sido y es meramente salarial”, señalando que ha sido desvirtuado en varias oportunidades, sin otra finalidad que generar confusión, división y bajar la moral de los trabajadores, situación por lo cual se tomó la decisión de desistir de seguir adelante, reintegrandonos a nuestras actividades normales en pos y al servicio de la comunidad”.

Luego en Río Gallegos tras una protesta frente a la Jefatura y una reunión con la plana mayor, se resolvió suspender la medida de fuerza con la promesa de una reunión con el jefe de Policía, Salomón Aleuy. Se espera que en el mediodía de este jueves obtengan un canal de diálogo con la máxima autoridad de la fuerza. Exigirán una propuesta salarial y que se termine “con la persecución y las presiones”.

El acuartelamiento de un grupo de efectivos de la policía santacruceña se había sentido con intensidad en Caleta Olivia y en algunos sectores de Río Gallegos. La medida no se había extendido al resto de las localidades, pero durante días tampoco se había descomprimido.

El viernes último, el gobierno de Daniel Peralta denunció ante la justicia federal a los policías en huelga por el delito de sedición, en tanto que las fuerzas nacionales de la Gendarmería y la Prefectura comenzaron a patrullar la ciudad de Caleta Olivia.

También ordenó avanzar en los sumarios contra los policías acuartelados. Asimismo Peralta consideró que el conflicto salarial era “injusto, sin solución” y que sólo buscaba “desestabilizar”.
El diputado provincial oficialista, Rubén Contreras, pidió la renuncia del ministro de Gobierno, Gustavo Martínez y del jefe de Policía, por no poder afrontar el conflicto que se extendió por una semana.

Ver también

Petroleros se manifestaron en la secretaria de Trabajo reclamando deudas salariales de petroleras

RECLAMO ANTE MINISTERIO DE TRABAJO PROVINCIAL El reclamo es hacia varias empresas. Cuentan con el …

Deja un comentario