viernes , 19 agosto 2022

Polémico proyecto de la AFA

 “No todos necesitan el fútbol gratis”, dijo el presidente. Considera que el Gobierno les adeuda $ 650 millones.

Kirchner-Grondona-Capitanich-AFA-TRAVERSO_CLAIMA20140110_0079_14

La llegada del programa Fútbol Para Todos iba a ser la solución económica de los clubes. Eso se decía aquel 20 de agosto de 2009 cuando, en el predio de la AFA, en Ezeiza, se hizo el anuncio oficial del convenio por el cual el Estado se hizo cargo de la transmisión de todos los partidos de Primera División a cambio -en ese momento- de 600 millones de pesos. Sin embargo, poco más de cuatro años después, la cifra alcanzó los 1.410 millones de pesos (sin incluir los gastos de producción) y las instituciones de fútbol acumulan más del doble de las deudas que tenían en 2009. Por eso, Julio Grondona le presentó un proyecto al Gobierno para conseguir más dinero, que despertó polémica.

“Quiero decirles que no todos necesitan el fútbol gratis. Aquel que posee dinero tiene que colaborar porque necesitamos imperiosamente los recursos”, solicitó el propio Grondona mientras participaba -anteayer- del anuncio de las transmisiones del Mundial de Brasil, junto al Jefe de Gabinete de Ministros, Jorge Capitanich.

¿A qué se refirió Grondona? Según pudo averiguar Clarín, la AFA considera que el Gobierno nacional le adeuda 650 millones de pesos en concepto del valor básico de referencia (vbr) del abono del cable. Según está estipulado en el contrato, el índice del “vbr” se actualizaría de acuerdo al incremento de los abonados a las distintas empresas de cableoperadores, tal como se hacía cuando el fútbol era privado. De esta manera, la mayoría de esas empresas (Cablevisión, DirecTV, Telecentro, entre otras) deberían abonar para retransmitir los partidos. Pero para recuperar ese dinero, trasladarían el pago a los usuarios, a quienes les sumarían 10 pesos al abono.

Esa es la nueva apuesta de Grondona para que los clubes perciban más dinero. “El está al frente de las negociaciones y creo que lo logrará porque la situación no da para más”, le confió a Clarín una fuente de AFA. Mientras, el debate está abierto. Hay quienes consideran que el proyecto es una forma encubierta de volver al fútbol pago, pero otros lo descartan. “Los cables aumentaron su abono y pudieron pasar el fútbol sin pagar nada. ¿Por qué no podemos cobrar ese dinero?”, sostuvo un importante dirigente. Y agregó: “A los que ven los partidos por aire, no se les va a cobrar”. Aunque el directivo omitió que en más del 75 por ciento de los hogares de la Argentina hay televisión por cable. Un detalle… En tanto, el vicepresidente de la AFA, Luis Segura, en diálogo con este diario, exclamó: “No queremos pedirle más plata al Estado ni tampoco que el público pague de su bolsillo. Sólo queremos participar de los recursos que genera el fútbol”. Segura habló también de la venta publicitaria; Capitanich tiene esa idea y la quiere concretar luego del Mundial.

Como sea, con Fútbol Para Todos no se logró “supervisar el destino de los ingresos” ni “implementar un sistema de contralor”, como dice el contrato firmado hace más de cuatro años.

Ver también

Cupo laboral trans en Argentina, reivindicaciones en el deporte e historias de lucha

El Día del Orgullo LGBTI+ se festeja en Argentina luego de que se aprobara la ley …

Deja una respuesta