jueves , 12 diciembre 2019
Ultimas noticias

Polémica por la “revisión” del contrato para la construcción de las represas en Santa Cruz

Río Gallegos.- El ministro de Energía y Minería de la Nación, Juan José Aranguren, anunció que están “revisando” el contrato para la construcción de las represas “Presidente Néstor Kirchner- Gobernador Jorge Cepernic” sobre el río Santa Cruz y que para eso convocaron a los contratistas para asegurarse “que se hace en el marco de las normas vigentes.

El diputado nacional y ex ministro Julio De Vido no tardó en salir al cruce de Aranguren y lo acusó de buscar paralizar proyectos estratégicos como las represas y la usina de Río Turbio porque se hacen en Santa Cruz y que “esto es parte de una campaña que comenzó hace dos meses haciendo trascender conversaciones presidenciales con la viuda de Tompkins”.

Asimismo, el diputado kirchnerista consideró que “es curioso el criterio para revisar obras que tiene el gobierno nacional, que parece limitarse a una sola provincia y siempre según quién sea el contratista”.

En la misma dirección que De Vido salió el ex vicepresidente de la UCR Capital, Marcelo Montero, quien sostuvo que Aranguren “no solo no cumple con su rol de ministro” y en ese sentido argumentó que “hay obras que ya están en marcha con financiamientos del exterior, y él quiere parar todo. Esto impactará negativamente en contra de la calidad de vida de los argentinos que tendrán más cortes de luz, y también de las industrias, las que ya están advirtiendo daños en su funcionamiento por la pésima política energética”.

La obra de las represas de Santa Cruz, que está pautada para los próximos tres años en $ 43.413.423.833 según el presupuesto oficial lleva dos meses detenida. Las tareas principales no comenzaron y de los 1.800 trabajadores que se deberían haber contratado para esta etapa, la UTE (Electroingeniería, que es una de las más beneficiadas por la obra pública durante el gobierno kirchnerista y Gezhouba Group Corporation e Hidrocuyo) a cargo de la construcción sólo tuvo que quedarse con 949 que ya trabajan en los obradores.

La Federación Económica de Santa Cruz (FESC) expresó días atrás su preocupación ante la deuda con proveedores locales, rescisión de servicios y despidos que se registran en la obra de las represas del río Santa Cruz a cargo de la Unión Transitoria de Empresas (UTE) Represas Patagonia que conforman las compañías Electroingeniería, Gezhouba Group Corporation e Hidrocuyo.

“Empresas locales que son proveedores de la UTE Represas Patagonia nos han informado que en los últimos meses se han registran atrasos en el pago de servicios e insumos que se han prestado o suministrado en la obra de las represas en el río Santa Cruz. Como ya lo hicimos público oportunamente, ahora no sólo no han pagado, si no que están rescindiendo los servicios, varios que tenían con empresas proveedoras locales. Esto nos preocupa de sobremanera, ya que no sólo no han cumplido con el desarrollo de los proveedores locales, sino que les deben cifras millonarias, y ahora también los dejan sin trabajo, y lo que es más grave, no se percibe una solución por parte de Electroingeniería”, dijo Guillermo Polke, presidente de la FESC.

En este sentido, denunció que “pareciera que las empresas proveedoras locales que se atrevieron a reclamar, se las echa o se le rescinden los servicios que brindan a la UTE. Si esto es así, pasamos del supuesto desarrollo a la persecución”, agregó Polke. (ANA)

Ver también

Un eclipse total de sol se podrá ver en Chubut y Río Negro

El  eclipse se verá en la Patagonia en el 2020. Se esperan cera de 300 …