miércoles , 25 noviembre 2020

Polémica ley amplía los derechos por maternidad en Tierra del Fuego

Por: Daniela Blanco

 

0010044260

Es para empleadas estatales. Extiende los plazos de la licencia por maternidad a 180 días y lo hace extensivo al padre. Contempla la lactancia a medida, adopción y parejas del mismo sexo

El gran debate que dispara esta normativa provincial y que a la vez esgrime su costado más polémico es que las licencias por maternidad no pueden seguir siendo vistas como un costo laboral, sino como un verdadero derecho humano. Además, busca contemplar las nuevas y viejas constituciones familiares haciendo lugar a la sugerencia de las organizaciones internacionales como OMS y Unicef acerca de la lactancia extendida, hasta los dos años de vida.

A comienzos de este año, se promulgó en Tierra del Fuego esta ley que regula el régimen de licencia prenatal y por maternidad, paternidad, nacimiento, lactancia y adopción para agentes del Estado provincial. Se trata de una ley que además abre un debate más amplio sobre las bases de una sociedad.

«Esta ley podemos llamarla revolucionaria porque pone por delante de la relación laboral, el interés superior del niño y mejora las condiciones de empleabilidad de las mujeres en edad fértil», explicó la gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos. «Los empleadores evalúan el tema del embarazo como un costo laboral, como si dar vida fuera algo perjudicial para la rentabilidad de la compañía», agrega.

El marco legislativo nacional no goza del mismo consenso que se logró en Tierra del Fuego. Los proyectos de ley van y vienen entre las cámaras de Diputados y Senadores y aún no han logrado legislación definitiva.

En 2011 las comisiones de Legislación del Trabajo y Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia de la Cámara de Diputados avaló un proyecto de ley que contaba con media sanción del Senado por el cual se modificaban las licencias por maternidad y paternidad, pero la ley definitiva no pudo sancionarse porque el proyecto perdió estado parlamentario.

Se trataba de una reforma amplia, que no sólo contemplaba la posibilidad de extender los plazos que establece hoy la Ley de Contrato de Trabajo (LCT) vigente sino que también permitía a las empleadas manejar, de la forma que consideraran más conveniente, cuestiones tales como la hora de lactancia, sobre todo en tiempos de «lactancia extendida».

 

Los puntos más polémicos donde quedó trabada la discusión entre la Cámara baja y la Cámara alta son el que otorgaba la protección especial contra el despido al padre -8 meses anteriores o 7 meses posteriores a la fecha del parto-  y el plazo de la licencia por maternidad, si debe mantenerse en los actuales 90 días o extenderla a 180.

 

En abril de 2013, el diputado chaqueño por el Frente para la Victoria (FpV)  José Mongeló impulsó nuevamente el tema con la presentación de un proyecto de ley para modificar la normativa en lo que respecta al período de la licencia, la lactancia y al de excedencia por maternidad, pero sin regular el caso por adopción, que sí lo contemplaba el proyecto anterior aprobado por Senadores y que perdió estado en Diputados.

«Es necesario vivir en una sociedad más justa, donde las realidades familiares se vean expresadas en la normativa. Las leyes deben poner el interés en los sectores vulnerables que requieren de mayor cuidado y amparo del Estado, como en este caso son los niños», dice Ríos.

La otra cuestión que aborda esta ley son las nuevas conformaciones familiares: por ejemplo, dos mujeres unidas por el matrimonio igualitario que deciden una inseminación para tener un hijo; o una madre sola que sólo cuenta con sus padres para cuidar a los hijos

«La política no se puede poner en un lugar deshumanizado, por eso hay que discutir cómo ser más felices como sociedad. Al no contemplar las necesidades de los sectores más débiles, los borramos de su existencia social», apunta Ríos.

«La normativa va a amplificarse por el hecho de que actualmente hay proyectos de ley en las cámaras nacionales que permiten discutir además el sistema de distribución del dinero y el trabajo para vivir mejor como sociedad. Nos saca del debate mediocre de buenos y malos y nos coloca en un debate sobre el futuro» concluye la gobernadora Ríos

Los 12 fundamentos de la ley en Tierra del Fuego

Artículo 1º: Objeto La presente ley establece el régimen de licencia prenatal y por maternidad, adopción, licencia por paternidad o licencia familiar por nacimiento y franquicias por lactancia que regirá en el ámbito de la Administración Pública.

Artículo 2º: Sujetos comprendidosEl régimen establecido por la presente norma alcanza a todo el personal de las diferentes jerarquías de los tres Poderes del Estado de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, sus reparticiones u organismos centralizados, descentralizados, entes autárquicos, empresas del Estado provincial, como así también para el personal de las municipalidades y comunas.

Artículo 3º: Licencia Prenatal Todas las trabajadoras de la Administración Pública Provincial tienen derecho a  usufructuar licencia prenatal desde 30 (treinta) días previos a la fecha estimada de parto.

Las agentes podrán optar por  reducir ese lapso anterior al parto por un período máximo de quince (15) días, en cuyo caso el resto del período total de licencia se acumulará a la licencia prevista con posterioridad al parto.

Artículo 4º: Nacimiento en pretérmino En caso de nacimiento pretérmino, el lapso de licencia prenatal que no se haya gozado se acumulará al descanso posterior al parto.

Artículo 5º: Licencia por nacimiento Una vez producido el nacimiento, todas las agentes gozarán de licencia por nacimiento por un lapso de 180 (ciento ochenta) días posteriores al mismo los que podrán ser usufructuados por la madre o que por propia opción de la titular de la licencia, podrá derivar a su cónyuge o conviviente, si este es agente del Estado. En caso de parto múltiple, el período de licencia se ampliará a treinta (30) días corridos por cada nacimiento posterior al primero.

Articulo 6º: Interrupción del embarazo En caso de interrupción del embarazo por causas naturales o terapéuticas, transcurridos seis (6) meses de comenzado el mismo, o si se produjere el alumbramiento sin vida, la madre tendrá derecho a gozar de una licencia de treinta (30) días corridos a partir de la fecha del parto o interrupción del embarazo, circunstancia que deberá acreditarse mediante certificado médico con expresión de fecha y causa determinante.

Artículo 7º: Fallecimiento de la madre En caso de fallecimiento de la madre durante el período de licencia por nacimiento y si el cónyuge o conviviente, o en caso de no tenerlo, el familiar que quedara a cargo del recién nacido tuviera encuadramiento laboral como el indicado en el artículo 2 de la presente, tendrá derecho a usufructuar el resto de la licencia que le correspondería a la madre. La licencia a que se refiere el párrafo anterior, es acumulativa con las que le correspondan al agente por nacimiento de hijo y por fallecimiento de cónyuge o familiar.

Artículo 8º: Franquicia por lactancia Por el término de 2 (dos) años luego de producido el nacimiento, las madres de lactantes que cumplan más de cuatro horas de jornada laboral, gozarán de  una franquicia por lactancia que consiste en la reducción de su horario laboral el que podrá usufructuarse según las siguientes opciones: Disponer de  2 (dos) descansos de media hora cada uno en el transcurso de la jornada de trabajo; Disminuir en una hora diaria su jornada de trabajo, modificando horario de ingreso o egreso. Disponer de una hora de descanso durante la jornada de trabajo.

La titular de la franquicia podrá optar si la utiliza o la deriva a su cónyuge o conviviente. Igual criterio se adoptará para el agente que quede viudo durante el transcurso del período previsto.

Artículo 9º: De la hospitalización del recién nacido En todos los casos en que el recién nacido deba permanecer hospitalizado por un lapso mayor a noventa y seis (96) horas, será descontado de la licencia todo el período que dure la hospitalización o internación a las licencias establecidas.

Artículo 10º: Licencia por adopción Para el agente que acredite que se le ha otorgado la tenencia de un niño con fines de adopción, se establece una licencia de ciento ochenta (180) días corridos, que se ampliará en treinta (30) días corridos por la tenencia con fines de adopción de más de un niño.

Artículo 11: Licencia complementaria por cuidado de hijo recién nacido. En caso que la madre se desempeñara en el ámbito privado y la licencia  por nacimiento reconocida en su ramo de actividad estableciera un lapso  de menor resguardo para el cuidado del recién nacido, del establecido en la presente norma legal, la diferencia  hasta completar los 180 (ciento ochenta) días podrá ser solicitado por su cónyuge o conviviente, con la presentación de las constancias correspondientes. Igual criterio rige para el caso de adopción  y para el agente que quede viudo durante el transcurso del período previsto.

Artículo 12: Licencia familiar por nacimiento o licencia por paternidad Para el cónyuge o conviviente de la trabajadora que ha sido madre, se establece una licencia de quince (15) días posteriores al parto o tenencia con fines de adopción de un niño. En caso de parto múltiple o tenencia con fines de adopción de más de un niño, la licencia se ampliará en diez (10) días corridos

El régimen actual en Argentina

Una vez que la mujer se reintegra, trascurridos los 90 días de licencia, tiene dos descansos de media hora para amamantar. Otra opción es, si se acuerda con el empleador, juntarlos y entrar una hora más tarde o retirarse una hora más temprano durante un año contado a partir de la fecha de nacimiento del bebé, o por más tiempo, si existiesen razones médicas que así lo requieran.

Asimismo, en la actualidad es posible pedir una extensión voluntaria si la mamá decide que quiere seguir de licencia pasados los 90 días (antes y después del parto). La extensión puede ser de 3 a 6 meses, que legalmente se conce como «situación de excedencia».

Durante este período, el empleador no está obligado a pagarle el sueldo y la dependiente ya no recibirá la asignación por maternidad. En el caso de pretender este beneficio, tiene que informarlo a su empleador hasta 48 horas antes de que termine la licencia por maternidad. La legislación pide como mínimo un año de antigüedad en la empresa para que la madre pueda pedir ese tiempo adicional.

En caso de que no se reincorpore, la empleada también puede renunciar y percibir el 25% de lo que le correspondería de indemnización por antigüedad.

Infobae

 

 

Ver también

Hernán Elorrieta: “Aprobamos por unanimidad el desarrollo hidropónico en la Santa Cruz”

El diputado por municipio de Las Heras, perteneciente al Partido SER,  destacó la importancia de …

Deja una respuesta