domingo , 4 diciembre 2022

Piden procesar a una hija de Ricardo Jaime por enriquecimiento ilícito

Julieta Jaime, hija del ex secretario de Transporte del kirchnerismoJulieta Jaime, hija del ex secretario de Transporte del kirchnerismo

Por: Omar Lavieri (infobae)

El ex secretario de Transporte utilizó a sus familiares como testaferros para disimular su fortuna.  Mañana, luego de las 14, se conocerá si Ricardo Jaime, secretario de Transporte durante las gestiones de Néstor y Cristina Kirchner, será condenado o absuelto en el juicio oral y público por la Tragedia de Once.

Jaime ya fue condenado por coimero y procesado por el delito de enriquecimiento ilícito debido a los negocios oscuros que hizo mientras manejó la política de transporte de la Argentina.

Para esconder la manera exponencial en que aumentaban sus bienes, Jaime utilizó como testaferros a familiares y amigos. Entre las personas que se enriquecieron sin poder justificarlo a la par que Jaime recaudaba para él y para su organización política, está una de sus hijas: Julieta. Por lo menos así piensa el fiscal Carlos Rívolo, quien investiga a Jaime y su parentela por enriquecimiento ilícito. El juez Sebastián Casanello había sobreseído a Julieta Jaime como testaferro de su padre porque consideró que lo que habían hecho las tres hijas fue encubrir la actividad delictiva del ex dirigente kirchnerista y no podían ser procesadas por ello. El fiscal había apelado esa decisión y la Sala I de la Cámara Federal porteña favoreció a Julieta Jaime con una falta de mérito.

Rívolo no se quedó conforme con la decisión y pidió asistencia de la Dirección General de Asesoramiento Económico y Financiero de la Investigaciones de la Procuración General de la Nación (DAFI). En esa oficina que colabora con los fiscales en investigaciones complejas, realizaron un profundo análisis sobre el patrimonio de Julieta Jaime que llevó a Rívolo a pedir el procesamiento como testaferro del ex funcionario.

Julieta Jaime está entre las personas que se enriquecieron sin poder justificarlo
Julieta Jaime está entre las personas que se enriquecieron sin poder justificarlo

Desde la Procuración le informaron a Rívolo que tiene enormes inconsistencias un préstamo (de mutuo) con el que Julieta Jaime intentó justificar sus ingresos para comprar una casa en Carlos Paz. Rívolo sospecha que ese préstamo no existió y se armó como una maniobra de encubrimiento.

Quien le prestó el dinero en 2007 a la hija de Jaime se llamaba Clemente Baldi (murió hace unos años) y era el padre de Mariela Baldi, abogada y amiga del ex funcionario. Como el dinero se lo prestó en efectivo, el escribano debió haberlo reportado a la Unidad de Información Financiera (UIF) pero no lo hizo. Tampoco consta la foja de la certificación de firmas hecha por el escribano, quien fue suspendido por mal desempeño en varias ocasiones hasta que finalmente fue destituido en 2013. También se determinó que Clemente Baldi, antes de morir estaba calificado como deudor con alto riesgo de insolvencia y no tenía actividad comercial registrada.

JULIETA JAIME INTENTÓ JUSTIFICAR LA COMPRA DE SU CASA CON EL PEDIDO DE UN PRÉSTAMO QUE -CREEN- NUNCA EXISTIÓ

La DAFI, dirigida por la experta Judith König, determinó también que los ingresos que declaró Julieta Jaime –quien en los últimos tiempos consiguió un empleo estatal– no existen. Que los empleadores que ella dice que le pagaban un sueldo no la tenían registrada como trabajadora. Entre los supuestos empleadores de Julieta Jaime figura la abogada Baldi cuyo padre teóricamente le prestó dinero a la joven que no tenía trabajo registrado. Cuando tuvo que justificar sus ingresos en la causa judicial por enriquecimiento ilícito, Julieta Jaime dijo que había sido por épocas empleada de Baldi y de las firmas Bautec y CMP. Por información de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) analizada por la DAFI se determinó que esa justificación de salarios fue falsa. Las empresas no la registraron como empleada.

Pero la sorpresa de la investigación hecha por la DAFI fue el hallazgo de un bien a nombre de Julieta Jaime que no estaba en el expediente judicial. La joven tiene a su nombre desde 2005 una moto de agua (jet ski) con motor Rotax. Pero apareció un papel que señala que fue comprada por el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime en 2004 cuando estaba iniciando su veloz camino al enriquecimiento ilícito.

LOS INGRESOS QUE DECLARÓ LA HIJA DE RICARDO JAIME NO EXISTEN: SUS SUPUESTOS EMPLEADORES NO LA TENÍAN REGISTRADA

El fiscal, según informaron fuentes judiciales  señaló que «Julieta Jaime no tenía ingresos suficientes para adquirir los bienes declarados como propios y esto conlleva a sostener que actuó como partícipe necesario para disimular el incremento patrimonial de su padre». Sobre la base de eso Rívolo le pidió a Casanello que la procese como testaferro de quien fuera el secretario de Transporte de los Kirchner.

Rívolo también le solicitó la semana pasada a Casanello que intime tanto a Jaime padre como a su hija a que expliquen la compra de la moto de agua, que amplíe el procesamiento de Jaime por la aparición de ese bien y que ordene el decomiso.

La causa por enriquecimiento ilícito comenzó en 2008. Siete años después siguen apareciendo bienes que el ex funcionario ocultó para evitar que se supiera lo que ya ha quedado comprobado: que era coimeado por los empresarios de transporte y que a raíz de ello se enriqueció de manera ilegal.

Ver también

El Gobierno de Santa Cruz anunció el pago de haberes para jubilados

El Gobierno de Santa Cruz informa que los haberes de junio estarán acreditados mañana jueves …