Jueves , 8 diciembre 2016
Ultimas noticias

Piden embargar los bienes de los hijos de la ex presidenta

Cristina ingresó ayer muy temprano a los tribunales y expuso por las redes las ausencias en el juzgado. Foto: DyN

Los fiscales Pollicita y Mahiques pidieron la medida sobre todas las propiedades familiares, que Cristina puso en manos de Máximo y Florencia, antes del raid judicial

El millonario patrimonio de propiedades, hoteles y dinero de los Kirchner comenzó a ser cercado por la Justicia. Los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques, en el marco de la causa Hotesur, solicitaron ayer el embargo de todos los bienes gananciales del ex matrimonio presidencial. En marzo, justo antes de su raid judicial, Cristina Kirchner se desprendió de todos sus activos y los puso en manos de sus hijos. Los fiscales entendieron que esa cesión fue una maniobra para “frustrar” cualquier medida judicial y que es necesario “resguardar” ese patrimonio, que se habría engrosado gracias a negocios ilícitos.

En duros términos, Pollicita y Mahiques apuntaron no sólo el proceder de Cristina, sino también a Florencia y Máximo Kirchner como activos participantes de los negocios con Lázaro Báez y como actuales dueños de todo el patrimonio familiar. Los fiscales le solicitaron al juez federal Julián Ercolini “el embargo preventivo de los bienes inmuebles, muebles y acciones que conforman el acervo hereditario de Néstor Kirchner” para “resguardar los valores que eventualmente podrían ser decomisados”.

La maniobra

Hasta ahora, la mayoría de los activos familiares habían burlado las medidas judiciales. En mayo, en la causa del dólar futuro, el juez Claudio Bonadio había trabado un embargo de $ 15 millones contra Cristina. Y en septiembre, en el marco de la causa de la obra pública, su par Ercolini había dispuesto la inhibición de todos los bienes de la ex presidenta. Pero para cuando los jueces tomaron esas medidas, la ex mandataria ya no tenía casi nada a su nombre.

Los hijos de la ex presidenta, Florencia y Máximo Kirchner
Los hijos de la ex presidenta, Florencia y Máximo Kirchner

Tal como reveló La Nación  en agosto, la ex presidenta les entregó sus bienes a sus hijos. Lo hizo el 16 de marzo a través de una escritura en la que les cedió a Máximo y Florencia (en partes iguales) 25 inmuebles, un auto Honda CVR, sus depósitos bancarios y las acciones de Hotesur SA, Los Sauces SA y Co.Ma.SA.

“Transfirió todo los bienes que le correspondían en el acervo sucesorio, como también su parte de los bienes gananciales, reservándose para sí únicamente el usufructo vitalicio de dos de ellos”, detallaron los fiscales ayer en su escrito. Agregaron que el juez de la sucesión terminó de aprobar el trámite el 12 de mayo. Es decir, un día antes de que Cristina fuera procesada por primera vez en la causa del dólar futuro. La diputada Margarita Stolbizer y su abogada Silvina Martínez habían denunciado a la ex presidenta de insolvencia fraudulenta por esta maniobra.

Pollicita y Mahiques tomaron nota de que el único inmueble que Cristina no entregó fue un terreno que le había cedido a Báez. Fue en carácter de pago por obras que Austral Construcciones había efectuado en el hotel Los Sauces. Como publicó este medio, esas tierras nunca se escrituraron a nombre del empresario. Por eso, ayer los fiscales pidieron embargarlas también.

“Corrupción”

Tal como lo habían hecho en otro escrito, ayer Pollicita y Mahiques resaltaron que los Kirchner encabezaron una “asociación ilícita” para llevar a cabo “negocios espurios con el objetivo de apropiarse de fondos públicos”. “Evidenciaron una matriz de actuación propia de lo que la comunidad internacional ha definido como corrupción”, agregaron.

La causa Hotesur investiga a los Kirchner por el alquiler de habitaciones de hotel a empresas de Báez como una presunta maniobra de “retornos”. De esta manera, señalaron ayer los fiscales, se habrían “canalizado fondos de origen ilícito proveniente de la concesión irregular de obra pública”.

Los fiscales relataron que todos los miembros de la familia hicieron millonarios retiros de dinero de Hotesur SA, la firma dueña del hotel Alto Calafate, eje de la investigación judicial. Llegaron a extraer más de $ 27 millones, que desembarcaron en las cuentas familiares.

Pollicita y Mahiques resaltaron que este año, en forma paralela a las investigaciones penales, “Cristina, Florencia y Máximo Kirchner realizaron distintas operaciones sobre la numerosa cantidad de bienes que integran el acervo hereditario de Néstor Kirchner”.

Así, los fiscales evidenciaron que el foco de la investigación ya no apunta sólo a Cristina. También, y directamente, la Justicia ahora señala a sus hijos.

El patrimonio bajo la lupa

25 inmuebles

Terrenos, departamentos y casas en el sur y Capital

la-corrupcion-k-2310102w640

Incluye un edificio de diez unidades, casas y terrenos en Río Gallegos y El Calafate, además de dos departamentos porteños que pasaron a manos de Florencia y Máximo este año 1 automóvil

Honda CRV

la-corrupcion-k-2310100w640

En partes iguales, este año Máximo y Florencia Kirchner escrituraron a su nombre el único automóvil familiar. Tambien recibieron todos los fondos bancarios: son los plazos fijos que fueron dolarizados 3 sociedades anónimas

Hotesur SA, Los Sauces SA y Co.Ma.SA

la-corrupcion-k-2310101w640

Son las firmas familiares. Hotesur controla el hotel Alto Calafate, investigado por el alquiler de habitaciones a Báez, y Los Sauces SA es dueña de numerosos inmuebles

Ver también

fiscal-moldes_0

Un fiscal denunció que lo desplazaron por investigar a Oscar Parrilli

Alejandro Molde, fiscal federal de Río Negro habló de una “persecución” y que la procuradora …