lunes , 28 septiembre 2020

Perdidos en el mar, escribieron un SOS gigante y se salvaron

Tres hombres y dos mujeres salieron a una excursión de buceo en unos islotes australianos. Pero las amarras del barco se soltaron y el agua se lo llevó, dejando al grupo aislado en medio del mar del Coral. Video
  • Un helicóptero se acerca al islote donde los náufragos quedaron varados
    Un helicóptero se acerca al islote donde los náufragos quedaron varados
  • Los rescatistas avistaron el SOS gigante escrito en la arena
    Los rescatistas avistaron el SOS gigante escrito en la arena
  • El SOS nació con el código Morse: era lo más sencillo de transmitir con las máquinas de la época: tres líneas (_ _ _ ) significan O, y tres puntos (...), la S
    El SOS nació con el código Morse: era lo más sencillo de transmitir con las máquinas de la época: tres líneas (_ _ _ ) significan «O», y tres puntos (…), la «S»
  • Los náufragos buscaron el terreno más alto para evitar las mareas altas
    Los náufragos buscaron el terreno más alto para evitar las mareas altas
  • Finalmente, el helicóptero los llevó al continente
    Finalmente, el helicóptero los llevó al continente
  • Crédito: CQ rescue

Cinco personas quedaron varadas en una isla rocosa cerca de Queensland, al noreste de Australia, después de que el mar arrastrara su barco, que quedó flotando a la deriva en el Océano Pacífico. Su plan era hacer snorkel en un grupo de pequeñas islas e islotes. Habían partido a las 8:00 AM.

«No teníamos comida, agua, cremas, sombreros… no teníamos nada»Llegaron al lugar, pero atracaron mal el barco y al subir la marea, éste quedó a la deriva y se alejó mar adentro. El grupo, integrado por tres hombres y dos mujeres, quedó aislado y casi sin ropa ni recursos para sobrevivir.

Lyn Forbes-Smith, una de las rescatadas, explicó que estaban casi resignados a tener que pasar la noche en la pequeña isla, aunque confiaban en que sus amigos del continente notarían su ausencia y darían una alarma para su búsqueda. Pero no sabían cuánto tiempo podía demorarse y temían que la marea alcanzara su refugio.

«Por suerte, teníamos calzado para poder pisar un arrecife, pero eso era todo. No teníamos comida, agua, cremas, sombreros… no teníamos nada», relató. «Así que buscamos la tierra más alta, una roca donde podamos sentarnos los cinco muy juntos, porque no queríamos separarnos para combatir el viento lo mejor posible».

El barco quedó a la deriva entre las islas Brampton y Cockemouth, al noreste de Australia

Entonces decidieron utilizar el recurso más antiguo: escribir un mensaje de socorro gigante con las siglas SOS Los guardacostas de Queensland advirtieron que podía haber problemas cuando se enteraron que había un barco de seis metros abandonado entre las islas de Brampton y Cockemouth, el lunes por la tarde.

Como nadie contestaba los contactos por las frecuencias de radio habituales, salieron en su búsqueda con un helicóptero de rescate. Casi al mismo tiempo, los náufragos escribían su mensaje de socorro en un islote arenoso cercano al rocoso que ellos ocupaban.

Cuando lo avistaron, los pilotos advirtieron que estaban en la zona. Fueron subidos a la aeronave y trasladados al continente. Se trata de una zona conocida en Australia por la abundancia de parques nacionales, como el de la misma isla Brampton, una de las más cercanas al grupo de rocas en las que quedó varado el grupo.

Los rescatistas publicaron estas imágenes de la isla donde quedó varado el grupo

Ver también

Irán promete «venganza» por la muerte de Soleimani

Lo hizo Ali Jamenei mediante un comunicado publicado por medios oficiales iraníes. La muerte del …

Deja una respuesta