domingo , 19 noviembre 2017

Peralta: “Solo me sacan con la intervención federal o el juicio politico”

El gobernador Daniel Peralta, se reunió con todos los funcionarios que ocupan cargos políticos en su administración, con la finalidad de explicar, acabadamente, la complicada coyuntura institucional que atraviesa la provincia y pedir compromiso frente a posibles acciones que puedan poner en juego la gobernabilidad de Santa Cruz. También acusó a la Nación de discriminar a la Provincia. «Yo vine a hablarles de compañero a compañero, no desde la política sino desde el lugar del trabajo y de la responsabilidad política que tenemos todos, incluso este gobernador que esta al frente del ejercicio del mandato que le dio el pueblo el pasado mes de octubre» subrayó el Mandatario provincial al iniciar la reunión que mantuvo con la mayoría de los cargos políticos del Estado santacruceño. De esta manera indicó que «esto no es un acto ni una convocatoria partidaria y lleva consigo todo el respecto de saber que muchos de ustedes no piensan como nosotros. Quise hablar con ustedes para compartir algunas reflexiones respecto al lugar donde hoy se encuentra la provincia y la institucionalidad». «También –agregó- para que analizamos la posibilidad de que los santacruceños vayamos buscando la forma y la fórmula de un modelo que, según algunos, hemos abandonado, y que según mi humilde opinión, lo que estamos tratando de llevar adelante con el esfuerzo de todos los santacruceños, que están bancando una situación muy difícil, extremadamente difícil, planteada en un intento de algunos sectores de no posibilitarnos ejercer la gobernabilidad para a nuestra gente». En este marco recalcó que «no se olviden de la palabra gobernabilidad porque es un vocablo que va a rondar durante bastante tiempo el escenario político e institucional de la provincia».
 

No se reformará el régimen previsional

Tras señalar que «en ningún momento, como representante del pueblo de Santa Cruz, transité ningún camino buscando una división interna», puntualizó que «las cosas se dieron como se dieron, sobre todo a partir del 29 de diciembre de 2011, cuando por el fundamentalismo de algunos que pretendía que el sector público de nuestra provincia, avanzara hacia la modificación de cuestiones centrales, como por ejemplo, el régimen previsional de los santacruceños». «Eso –relató- motivo que en esa fecha que mencioné la sociedad se expresara de distintas maneras, muchos en la calle, otros en sus casas y otros mediante solicitadas en los medios de comunicación, pero ninguno señaló con absoluta claridad que pretendía un reforma de ese régimen previsional sin el acuerdo de los trabajadores públicos y de los sectores que lo representaban, es decir, sin las organizaciones gremiales». En ese contexto comentó que «lo que voy a decirles es lo que estoy manifestando en la ronda de conversaciones que vengo teniendo con todos los trabajadores, aún con aquellos con los que tenemos profundas diferencias, porque soy un convencido que aún en el disenso las diferencias pueden acercarnos, porque siempre el diálogo, como instrumento de negociación colectiva y de encauce de políticas públicas, es lo que mejor resultado le dio a los santacruceños». «Ante todos ustedes –afirmó- quiero decir lo que le vengo diciendo a las organizaciones sindicales: Santa Cruz no va a modificar el régimen previsional si no hay un acuerdo unánime de los trabajadores y de los representantes de los trabajadores y una fuerte adhesión del arco político». Así, sostuvo que «no hay posibilidades de modificar el régimen jubilatorio de los santacruceños por más que algunos nos desfinancien y nos lleven a situaciones extremas como las que estamos viviendo. Con absoluta claridad pido que esto lo transmitan y lo bajen en cada uno de sus sectores de trabajo».
«Soy la transición»
 

Mas adelante, Peralta expresó que esa posición «marca una división con aquellos que quieren hacernos aparecer como que queremos instalar que el modelo nacional fracasó y ustedes me han escuchado hablar de las bondades de este modelo nacional y lo que nosotros necesitábamos de la consolidación del eje: Nación-Provincia-Municipio, para que podamos llevar adelante un proceso de transformación en Santa Cruz, alternativo al modelo de empleo público que está agotado por sí mismo y que no resiste mucho tiempo más. Algo en lo que estamos trabajando y que tiene que tener en este gobernador un período de transición efectivo hasta el 2015, para que pueda ser llevado adelante con mayor fortaleza y con mayores herramientas de trabajo por el futuro Mandatario provincial». De esta manera, describió la complicada situación financiera haciendo referencia a que «desde el 1º de enero estamos sin recibir el dinero que el gobierno nacional nos mandaba para sostener esta transición del régimen previsional, y tomando en cuenta los últimos de dos meses para compararlos con el mismo período del año pasado, donde se nos habían girado casi 600 millones de pesos, hoy estamos en los 250 millones de pesos». «Hay una diferencia que ustedes la notan, por un lado, en el funcionamiento del Estado, y por otro lado, en el hecho de que Santa Cruz es la única provincia del país que tuvo pauta salarial cero, o sea, los trabajadores públicos de Santa Cruz han acompañado este proceso, con reclamos, con movilizaciones, con protestas, pero han acompañado con una pauta salarial que no puso un solo peso en el bolsillo de la gente desde octubre del año pasado».

 
«Estamos siendo discriminados»
 

«Es decir –añadió- mucho paciencia tuvieron la sociedad, los trabajadores, los prestadores y los proveedores, y mucha paciencia más tienen cuando hoy nos desayunamos, por medio de los diarios, que a la provincia del Chubut, por un paro de quince días, le permitieron endeudarse en 250 millones de pesos, en tanto, se demonizó en Santa Cruz una propuesta similar después que tuvimos una huelga de tres meses que llevaron adelante distintos sectores el año pasado y que dañó nuestro presupuesto de una forma más que considerable». En este marco aclaró que «esa plata para Chubut no va para obras», y en ese sentido recordó que «el ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de la Nación, Julio De Vido, que le debería haber dado vergüenza decir lo que dijo porque conoce esta provincia y manejó los números de Santa Cruz, señaló alegremente que nosotros íbamos a embargar el futuro de nuestros nietos por un préstamo miserable que íbamos a devolver en el término de ocho meses». Por este motivo expresó que «lamento decirle queridos amigos y amigas que estamos siendo discriminados, lo siento con todo mi corazón porque los santacruceños no merecen que porque no haya acuerdo con este estemos pasando lo que estamos pasando».

 
Sólo lo sacan con  la intervención federal o el juicio político
 

En ese contexto enfatizó que «si alguien quiere que me vaya que ponga en marcha los mecanismos institucionales y constitucionales: el juicio político o la intervención federal, mientras tanto yo voy a respetar, hasta el 10 de diciembre del 2015, el mandato que me dio el pueblo de la provincia de Santa Cruz, que se traducen en gobernar y transitar los caminos de esta provincia». De esta manera aseguró que «la gente nos está acompañando y todo el mundo ya se avivó y se dio cuenta que hay una intencionalidad en algunos que ustedes mismos escucharon en distintos escenarios políticos, incluso, en este CEPARD, hablando bondades de mi persona y diciendo que me debían votar para representar los intereses de los santacruceños. Ahora parece que se les cayó una idea torpe de la cabeza y pensaron que la autonomía política de Santa Cruz puede ser manoseada». Peralta opinó entonces que si hoy «hubiera un plebiscito o una encuesta, los santacruceños, en un ochenta a veinte, dirían que somos nosotros mismos los que tenemos que buscar un modelo propio. No decir que lo anterior fue malo, porque yo reivindicó el modelo del ex presidente de la Nación, Néstor Kirchner, porque supo darle a Santa Cruz, con esfuerzo y con trabajo, muchas cosas, que hoy se están concretando, como el interconectado y la central térmica de Río Turbio, y reconozco la continuidad que tuvo la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, con la recuperación de Y.P.F., pero necesitamos comprensión y que se avance con la renegociación de las áreas». En ese marco explicó que «cuando pedimos herramientas para salir de esta coyuntura, los legisladores que fueron votados por la gente, y no solo por Julio De Vido, tienen que ser capaces de decir si están de acuerdo o no con el préstamo, y tienen que decirlo de frente a la sociedad. Hoy, una periodista le preguntó a un diputado si iba a hablar de este tema, y él le respondió que no porque hay un acuerdo de Bloque, y yo me pregunto dónde está el único acuerdo que interesa que es el que se tiene con los intereses del pueblo de Santa Cruz». «Es necesario que reflexionen todos» pidió, al tiempo que comentó que «se nos pide pericia desde algunas oficinas del gobierno nacional, a nosotros, los santacruceños, que tuvimos que sostener una política energética que nos hizo perder, entre el 2007 y el 2011, 308 millones de dólares; y luego, se nos pide responsabilidad, cuando todos somos responsables de la situación en que está Santa Cruz, en mayor o menor medida, por acción o por omisión».

Ver también

El Vice Gobernador Pablo González reveló que Santa Cruz no firmó todavía el Consenso Fiscal

Afirmó que lo está evaluando Alicia Kirchner con los equipos técnicos. Si bien admitió que, …

Deja un comentario