lunes , 19 noviembre 2018

Peligra el Boca-River por las lluvias

Fuentes de Boca se lo confirmaron a AS: “Ahora no existe ninguna posibilidad”. En Buenos Aires llueve de manera torrencial desde la madrugada.

 

La gran final entre Boca y River corre peligro debido al temporal. Buenos Aires amaneció inundada y las lluvias torrenciales no cesan a lo que hay que añadir las tormentas eléctricas que podrían darse esta tarde en la capital argentina.

Tras ser consultadas por AS, fuentes de Boca Juniors afirmaron que “en este momento no existe ninguna posibilidad de que se juegue”.

Boca y River se preparan para enfrentarse en la primera final de la Copa Libertadores. Está todo listo para vivir una gran fiesta de fútbol en la Bombonera. Pero como advirtieron los servicios meteorológicos, en Buenos Aires, el día arrancó con fuertes lluvias y tormentas. Y el factor climático mantiene en vilo a los argentinos ante la alerta de que el primera partido de la gran final se suspenda por el mal clima.

¿Se suspenderá el partido? Es la inquietud de los argentinos por estas horas. Los cancheros de Boca, prevenidos de que podría suceder lo que finalmente ocurrió que hubo tormentas durante toda la noche y la mañana del sábado, trabajaron especialmente en el césped durante toda la semana haciendo hincapié en los sistemas de desagüe. Y en caso de que la lluvia se prolongue también hasta la hora del partido, el agua pueda filtrarse con rapidez. En Boca confina en que el césped estará en condiciones optimas para jugar el partido, aunque persistan las lluvias.

El campo de juego de la Bombonera tiene un sistema especial de canaletas que sirve para drenar el agua durante las inclemencias climáticas y de riego inteligente. Y se utiliza un sistema especial de luces para fomentar el crecimiento del césped durante la noche.

Para cuidar el terreno de juego, ante la gran final, los cancheros del club trabajaron día y noche en los cuidados especiales, teniendo en cuenta que en el césped de la cancha del Boca estarán puestos los ojos del mundo esta tarde.

Está claro que si las lluvias persisten y durante la tarde se producen tormentas eléctricas, el árbitro chileno, Roberto Tobar, podría tomar la decisión de suspender el partido. Pero en el club de la rivera se hizo todo lo necesario para que el campo de juego, a pesar de las fuertes lluvias, esté en condiciones de ser el escenario de la Super Final.

Antecedente en Superclásico de suspensiones por lluvias.

Existe un antecedente de un Superclásico que debió suspenderse por lluvia, ante las dificultades del campo para drenar el agua. Fue en el año 2010, y el árbitro Hector Baldassi debió suspender a los diez minutos del encuentro por las fuertes tormentas. Desde entonces se mejoraron las condiciones del campo de juego con nuevas tic.

 

 

 

 

 

(iF)DiarioAS

Ver también

Desde el barco que encontró al ARA San Juan, un familiar compartió un emocionante mensaje

El abogado Luis Tagliapietra, padre de Alejandro -teniente de navío que tripulaba el ARA San …