domingo , 17 octubre 2021

Para el senador Martínez los ferrocarriles son una “herramienta estratégica” pero deben ser bien utilizados y controlados

Florencio Randazzo- trenes
Río Gallegos, 16 de Abr. (ANA) .- La Cámara de Senadores aprobó y convirtió en ley el proyecto de reestatización de la administración de los servicios ferroviarios. La aprobación se obtuvo con 53 votos afirmativos y 2 en contra. A partir de la sanción de la norma, se creará una empresa pública Ferrocarriles Argentinos, que se hará cargo de todos los servicios de carga y de transporte de pasajeros.
El senador Alfredo Martínez (UCR) aseguró que los servicios ferroviarios son una “herramienta estratégica”, pero que la misma hay que saber utilizarla para que brinde beneficios. “Cuando hablábamos de la herramienta, podemos decir que es estratégica. Sin ninguna duda, el tema del ferrocarril es una herramienta estratégica. Y esto lo hemos venido sosteniendo durante mucho tiempo. Nos alegra que haya sido sociedad del Estado, decía. Cuando se hizo el debate de Enarsa sociedad anónima, nosotros planteábamos que debía ser una sociedad del Estado y, sin embargo, no lo fue. Hoy, lamentablemente Enarsa lo que tendría que hacer es subsumirse en YPF porque nunca nos han podido justificar qué es lo que hace, salvo algunas cuestiones que, incluso hoy, están en sedes judiciales. Lo que nosotros planteamos también es que cuando uno otorga una herramienta a través de una ley, lo que uno espera es que esa herramienta que se entrega sea bien utilizada. Todos sabemos que un martillo puede servir para construir una vivienda, pero un martillo también puede servir para partirle la cabeza a alguien. O sea, la misma herramienta puede tener distintos usos, depende cómo se utilice”, opinó Martínez.

En este sentido, apostó a que la Comisión Nacional de Regulación de Transporte sea un organismo absolutamente autárquico. “Desde la UCR hacemos hincapié en los mecanismos de control. Cuando decimos que la Comisión Nacional de Regulación de Transporte tiene que ser un organismo absolutamente autárquico, que no dependa en definitiva de quien tiene que controlar, es casualmente para que estas herramientas se transformen en herramientas útiles. También consideramos que la participación del usuario debería ser mayor. Bueno, saludamos que se haya incorporado, por lo menos uno en la votación de la Cámara de Diputados; pero entendemos que tiene ser mucho mayor el control del usuario, porque el control social es el que permite, cuando hay empresas del Estado, que realmente sean lo más eficientes posibles”, apuntó el senador de la UCR de Santa Cruz en un comunicado.

El proyecto fue analizado en los últimos días por las comisiones de Infraestructura, Vivienda y Transporte y de Presupuesto y Hacienda de la Cámara alta, que recibieron al ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, quien informó sobre la política de recuperación de los ferrocarriles.
Ambas comisiones son controladas por el kirchnerismo, el bloque de la UCR firmó un dictamen en minoría con una propuesta alternativa. Si bien acompaña la recuperación administrativa de los ferrocarriles, reclama que se mantengan las atribuciones de la Comisión Nacional Reguladora del Transporte.
En este sentido, Martínez remarcó que las políticas de transporte son políticas de Estado y deben ser políticas federales. “Cuando una empresa del Estado quizá no funciona demasiado bien no hay que regalarla ni privatizarla sino que hay que seguir transformándola, que siga siendo del Estado, capacitarla y tener un plan hacia adelante para que realmente sea un instrumento para el desarrollo del país. Cuando hablábamos de la matriz del transporte, hoy sabemos que la participación que tiene el ferrocarril en cuanto al transporte de carga es muy poca. Le pregunté al ministro Randazzo, y quizá no lo veía con buen agrado cuando se lo consultaba, por qué si queríamos generar a través del Instituto Argentino del Transporte una política multimodal –que es la que hoy se exige para el tema del transporte– habían sacado a través de dos decretos, del 441 y del 442, el manejo de la parte fluvial y de la parte marítima; una decisión que, realmente, a nosotros no nos parece la adecuada, independientemente de las razones que se puedan esgrimir. Creo que hay que concentrarlo en un lugar donde también se garantice lo que es la participación federal; es decir, las políticas de transporte son políticas de Estado y deben ser políticas federales y tienen que exceder, incluso, los períodos que nos puedan tocar a cada uno desde el lugar que tenemos que actuar en la política”.

También señaló que el proyecto de ley no tenía mecanismos claros de financiamiento. “Es un proyecto con una muy buena intención, pero no tiene las herramientas como para poder avanzar rápidamente con las inversiones necesarias. Por ello, en el dictamen en minoría se crea un fondo de financiamiento, juntando los avances concretos de los bancos, el aporte del Tesoro, el convenio con China, más una masa importante que nosotros colocamos para la prosecución de las obras, y así garantizaríamos los fondos para que, mediante una ley, independientemente de quién resulte ganador de las próximas elecciones, la política de gobierno y de Estado siga siendo llevada adelante”.

Además, el senador Martínez apuntó a que “un elemento como el transporte de personas y estratégico de cargas y materiales en el país debe ser declarado un servicio público. Esto se vincula, esencialmente con una concepción sobre cuál es el mecanismo de desarrollo a seguir”.
Asimismo resaltó que “los únicos elementos que garantizan que cuando uno entrega una herramienta al Estado, si está controlada por los usuarios, comienza a funcionar de la manera adecuada”.

Ver también

Cañadon Seco: Defensa de los recursos económicos, sociales y laborales

La misma quedó plasmada en el acta – compromiso que se firmó el sábado 26 …

Deja una respuesta