sábado , 22 septiembre 2018

Padre Darío Betancourt: El líder de la Renovación Carismática visita Río Gallegos

El padre Darío Betancourt, sacerdote colombiano que predica y participa activamente del movimiento carismático, visitará nuestro país y estará presente en varias jornadas en Santa Cruz.

El líder del movimiento carismático católico, padre Darío Betancourt viene a un encuentro organizado por el Santuario San Cayetano, a realizarse los días 3 y 4 de marzo.

En diálogo con La Opinión Austral, la dirigente Lucía Huanquinao añadió que el mensaje del orador estará enmarcado en sostener y apoyar a las familias, “en este mundo tan convulsionado que tenemos, momentos tan difíciles no sólo en el país sino a nivel mundial. Tenemos crisis en las familias y este es el mejor aporte que podemos hacer para apuntalarlas”, dijo.

Famoso por su gran oratoria para transmitir el mensaje del Evangelio, el religioso ha viajado por los cinco continentes invitando a la gente a acercarse a la fe católica. En cada ciudad o pueblo donde se presenta, congrega multitudes en un clima de oración y con un profundo contenido espiritual.

Sacerdote itinerante
Mucha gente se acerca por su fama de “cura sanador”, término periodístico que considera como “un insulto” que rechaza abiertamente, y resalta siempre que “los curas sanadores no existen, el único que cura es Dios”. En este sentido es contundente y apela a la prudencia: “Yo rezo y la gente también, y lo que se pone en evidencia es la gracia de Dios”.

Betancourt ejerce su tarea apostólica como sacerdote itinerante con un carisma del que quedan pocos en su franja.

“El santuario vio la necesidad de proponer un momento fuerte y por eso se convocó al padre. El no es el que sana, siempre lo sostiene, sino que es sólo un instrumento de Jesús”, dice Huanquinao.

El detalle de las jornadas es el siguiente: 3 de marzo a las 14 y al día siguiente desde las 9:30 en adelante.

El Padre Darío Betancourt nació en Medellín, Colombia, el 6 de septiembre de 1944. Estudió filosofía y teología en la Universidad Gregoriana de Roma. En la Pontificia Academia Alfonsiana de la misma ciudad obtuvo el doctorado en Teología Moral y será su tercera visita a Río Gallegos.

“Un don es un carisma, una capacidad que uno recibe de Dios y el ministerio es poner en práctica ese don”, explica el padre cada vez que intenta sintetizar su mensaje.

“Todos tenemos el don de sanación porque Jesús dijo que ‘los que crean en mí podrán curar’”, indica. Sin embargo, aclara que el ministerio, es decir, el ejercicio de esos dones, lo tienen los hombres y mujeres consagrados. Sostuvo que así como los médicos no tienen licencia para ejercer la medicina en todos los países del mundo, el don de sanar es limitado entre los feligreses. Por ejemplo, sólo puede ser ejecutado en la familia”, concluye.

 

 

 

 

 

(iF)La Opinion Austral

Ver también

Electrodomésticos: con el dólar a $ 40, las ventas se derrumbaron más de un 30%

El salto de la divisa aniquiló el intento de ‘gradualismo’ de fabricantes al ajustar precios. …