viernes , 16 noviembre 2018
Ultimas noticias

Offshore: oportunidades a la vista

Previo a marzo de 2016 nuestro territorio sobre el mar abarcaba 200 millas marinas, lo que representa una superficie de 4.799.000 kilómetros cuadrados. Luego de esta fecha la ONU aprobó la ampliación de la plataforma continental a 350 millas, es decir, un incremento de 1.782.000 de kilómetros cuadrados. Para comprender las proporciones es interesante recordar que nuestro territorio posee una superficie 2.780.000 kilómetros cuadrados.

 

Argentina está pronto a afrontar desafíos impensables, más aún de los actuales; ya que cuenta entonces con 6.581.000 kilómetros cuadrados de agua para mirar, crecer, investigar y soñar. Esta inmensidad es una fuente de desafíos inimaginables, no solo para las energías de todo tipo, sino, un reto para científicos, investigadores, universidades, empresas, desarrolladores y para el mismo estado.

Como sabemos los hidrocarburos son los recursos naturales más deseados por todos los países ya que son uno de los combustibles que auguran crecimiento. Para conseguirlos es necesario métodos y procesos provenientes de diferentes ciencias.

En el caso del mar se utilizan las mismas técnicas que en la tierra, solo que, con equipamientos y costos diferentes; allí es donde radica la base de los desarrollos. Argentina tiene pocos desarrollos offshore, todos están en la cuenca Austral y son plataformas apoyadas de producción en una profundidad aproximada de 60metros, las cuales están dentro de lo que se denomina convencionales (hasta 200m.). Como país no tenemos aún desarrollos de Deep offshore (hasta 1500m.), ni de Ultra Deep (hasta 3000m.) y muy lejos estamos de Very Ultra Deep Offshore (hasta 6000m.). Todas estas fronteras son conocidas ya por el vecino Brasil, con mucho desarrollo en la actividad.

Es necesario y determinante conocer que esta parte de la industria del Oil & Gas es puramente internacional y se necesita de planificación globalizada. Nuestro país no posee aun empresas que se dediquen a estas actividades, como así pocos profesionales que vuelquen su carrera profesional hacia ese horizonte por diversos motivos, tales como desconocimiento de dicha actividad, perfil internacional y mercado, entre otras.

En estos desafíos locales que el país debiera afrontar, el mundo tiene esta realidad sobre el mar, para descubrir, perforar y explotar, recursos naturales como los hidrocarburos. Partiendo desde la búsqueda con la geofísica, la perforación para constatar y verificar existencia y luego la producción, asociada directamente con la construcción de lo necesario para extraer los hidrocarburos.

En el mundo la Geofísica consumió hasta ahora aproximadamente 7 billones de dólares, en adquisición y procesamiento de datos, geociencia y equipamiento. A nivel internacional en 2016 la mayor actividad estuvo localizada con un 80% en tres regiones, liderada por noroeste de Europa, en el mar del norte el 41%, sudeste asiático el 23% y en América del sur 13%.

Por otra parte, la perforación offshore se presenta como una actividad que consume aproximadamente 40 Billones de dólares, de los cuales la mitad está en poder de 8 empresas. El costo diario de operación Offshore es de u$s 5000 cada 15 minutos. La tasa de ocupación de estos equipos hasta septiembre 2016 fue de Jackup 57%, Semisub 51% y Drillship 62% respectivamente, según IHS Petrodata y IFPEN.

Por último, aparece la producción, o sea la actividad de extraer el petróleo o el gas desde las profundidades hasta las plantas de procesamiento para luego ser consumido mediante las construcciones offshore. Estos desarrollos conjuntamente con los servicios offshore son una actividad que consumió aproximadamente 42 billones de dólares en 2016.

Los especialistas mundiales señalan que, tras este retroceso en cuanto a los desarrollos de los últimos años y el reacomodamiento de costos, el breakeven puede llegar a pisar los u$s 60, por lo que se puede reactivar este sector. En definitiva, se permitió a los operadores reducir el costo promedio de los proyectos en aproximadamente un 20% lo que hace que muchos proyectos sean rentables a u$s 50 por barril o incluso más bajos.

En nuestro país, luego de sanción del Artículo 30 la Ley 27.007, se está dando el primer gran paso por parte del Ministro de Energía y Minería de la Nación, que se encuentra pronto a licitar nuevas áreas en el sur argentino: luego de 15 años será la primera licitación pública internacional de áreas en mar nacional. Pronto se gestará una posibilidad para que Argentina puede beneficiarse, no solo energéticamente, sino en transferencia de tecnologías, nuevos conocimientos y en generar en los nuevos emprendedores una visión sobre el mar y avanzar más allá de lo posible. Sería una gran oportunidad para que universidades y empresas desarrollen nuevos conocimientos para luego ofrecerlos al mundo y pasar a formar parte de este universo muy competitivo y global.

 

 

 

 

(iF)El Cronista

Ver también

Caleta Olivia: Hoy viernes en el Jardín 28 “Expo Caleta, con ojos de niños”

Este año se expondrá sobre “hábitos saludables”.   Hoy viernes se realizará la “Expo Caleta, …