sábado , 16 diciembre 2017

Nuevo acampe de cooperativistas en Caleta Olivia

Caleta Olivia. Una extraña protesta de trabajadores de la construcción y la reanudación parcial del conflicto de trabajadores de cooperativas que prestan servicios al municipio, matizaron ayer la jornada de habituales conflictos laborales que se registran en esta ciudad.

En el primero de los casos, alrededor de 100 albañiles que portaban banderas marcharon desde su sede gremial hasta el edificio de la Secretaría de Trabajo de la Provincia, en cuyas inmediaciones prendieron fuego neumáticos, pero tuvieron que apagarlos por expresas directivas de la policía.
Las razones de la protesta eran confusas ya que los dos voceros del grupo -que forman parte de dirigentes que llegaron de otras localidades desplazando a los locales- no fueron muy explícitos al ser abordados por medios periodísticos.
Argumentaron que ellos se hicieron cargo de la UOCRA Zona Norte hace aproximadamente tres meses y que de los 480 desocupados que estaban inscriptos solo quedan 100 para ser reubicados laboralmente.
Sin embargo, indicaron, los que ya están desempeñando tareas en distintas obras tienen problemas con sus empresas, no por cuestiones salariales sino por falta de baños químicos y botiquines, al margen de cuestiones de seguridad e higiene.
De manera deshilvanada, también citaron que las autoridades del organismo laboral no toman intervención en esos hechos y autorizan la habilitación de las obras, pero llamativamente también dejaron entrever que están en contra de las cooperativas de construcción ya que las mismas ofrecen trabajos precarizados y los obreros que la conforman perciben pagos “en negro”, según sus dichos.
Cabe señalar que este sistema de cooperativas, que por estos días tienen gran incidencia en la construcción de viviendas, cuenta con el apoyo del municipio.
Por ello, algunos observadores políticos evaluaron que el accionar de la dirigencia foránea de la UOCRA esconde alguna relación con el gobierno provincial que está enfrentado con la gestión del intendente José Córdoba.

COOPERATIVISTAS QUE NO COBRAN
El otro conflicto que a partir de ayer se centró en la plazoleta del Gorosito es protagonizado por un grupo de alrededor de 30 hombres y mujeres pertenecientes a cooperativas que prestan servicios generales al municipio, quienes anoche tenían previsto instalar carpas en ese mismo lugar.
Constituyen un desprendimiento de los aproximadamente 80 trabajadores que hasta la semana pasada venían reclamando por su pase a la planta permanente a la comuna y llegaron a cortar la ruta 3 y treparse a una antena de telefonía.
Entre todos no lograron cambiar la postura del Ejecutivo municipal y cuando el lunes fueron a percibir el pago de sus certificaciones mensuales les informaron que si no firmaban el acta acuerdo que se hizo con todas las cooperativas quedaban afuera del sistema.
La mayoría de ellos, apremiados por razones económicas, aceptó esas condiciones que implicaban un leve mejoramiento de sus retribuciones, pero otros prefirieron mantenerse firmes en su reclamo y por ello ayer reanudaron su protesta en la céntrica plazoleta.

El Patagonico

Ver también

Dormir más o menos horas, una cuestión de genes

Un equipo de científicos  identificó el grupo de genes que determina por qué los seres …

Deja un comentario