sábado , 21 octubre 2017

“Nos sentimos insultadas”

La rebelión de deportistas rusos contra el Kremlin tendrá que esperar. El polémico beso en la boca que se dieron las atletas Yulia Gushchina y Tatyana Firova después de ganar el oro en los relevos de 4×400 metros no fue un gesto rebelde ante la ley contra la propaganda gay que se aplica en Rusia desde junio.

Con mucho cuidado de no entrar en la polémica cuestión (en Rusia se puede sancionar a cualquiera que defienda la homosexualidad, la haga “atractiva” o la equipare a las “prácticas tradicionales”) las corredoras se han mostrado indignadas con el tratamiento que le dio la prensa a su manera de celebrar la victoria. Se trata, recordaron, de un gesto común por esas latitudes en momentos de gran alegría. Es cierto que tanto en Rusia como en países del este de Europa una mujer puede besar a otra, o incluso a un hombre sin que sea su pareja, en los labios con motivo de una buena noticia o en caso de que lleven años sin verse.

“Sentimos una tromba de emociones [al ganar la prueba] Si en ese instante nuestros labios se tocaron… No sé cómo es posible que algunos hayan llegado a imaginar semejante cosa”, se queja Ryzhova. La atleta también destacó que se conocen hace tiempo y que son muy buenas amigas, pero añadieron que ambas están casadas y no mantienen “ningún tipo de relación”.

Humillación mediática

Lo que más duele a una de ellas es que su triunfo en la prueba quedara en segundo plano: “Recibí 20 llamadas telefónicas de diferentes medios que, en lugar de felicitarme, decidieron humillarme con esas preguntas”, dijo Ryzhova. La atleta, que durante unos días ha sido para algunos un símbolo de la rebeldía de los gays, cree que esta interpretación “nos humilla a nosotras y a nuestros entrenadores”. Tampoco han querido entrar en la polémica: “¿Qué dijo Isinbayeva?, ¿qué sucede en el mundo? no tengo ni idea”, asegura Firova, que aduce que siempre estuvo concentrada en la competencia y por ello se mantuvo aislada de la polémica.

Su gesto ocurrió en medio de la polémica por las declaraciones y gestos de varias atletas ante la ley que prohibe cualquier tipo de “propaganda” homosexual. La campeona de pértiga Elena Isinbayeva criticó que algunas atletas protestasen contra la polémica normativa rusa luciendo los colores de la bandera gay en sus uñas.

Al besarse en los labios dos de las cuatro integrantes de la selección rusa de relevos, su imagen dio la vuelta al mundo. Pero Firova calificó como “desvaríos enfermizos” las hipótesis tejidas en torno al beso.

El Mundo es

banner tapitel

francesito banner

Ver también

El Gobierno promulgó la ley que restablece los feriados puente

La medida fue dispuesta a través del decreto 831/2017, publicado este martes en el Boletín …

Deja un comentario