viernes , 17 noviembre 2017

Normalizan distribución de agua pero sigue el piquete condicionado a la presencia de Peralta

A pesar de que ayer comenzó a normalizarse el abastecimiento de agua a todo el ejido urbano de Caleta Olivia y no se produjo ninguna rotura del acueducto troncal, un grupo de manifestantes decidió mantener el piquete en la Ruta 3 exigiendo la presencia del gobernador Daniel Peralta, quien parece no haberse dado por enterado que aún no está completamente superada la emergencia hídrica. También se produjo la renuncia de los dos responsables de la Dirección Municipal de Protección Civil.

5306aa2bea312

  • La emergencia hídrica también derivó en expresiones irónicas por parte de algunos manifestantes que cortaron la Ruta 3.

La llegada del agua del Lago Musters hizo que la tercera marcha popular apenas superara los 250 manifestantes que a mediodía marcharon desde el micro centro hasta el acceso norte para unirse al grupo más duro y politizado conformado por unas 150 vecinos. Estos últimos habían mantenido durante toda la noche un férreo piquete, al cual solo aliviaron alrededor de las cuatro de la madrugada para descomprimir el impresionante congestionamiento de camiones y automóviles que se produjo en la zona urbana y en la Ruta 3, en dirección a Comodoro Rivadavia.

Ante esta circunstancia, cientos de conductores de vehículos livianos  que no habían quedado atrapados en esas extensas filas, optaron por utilizar dos caminos alternativos de ripio, uno de los cuales corre paralelo a la traza del acueducto. Los trayectos demandan algo más de cinco kilómetros pero debido a que se encuentran en pésimo estado y tienen pronunciadas pendientes, la circulación se torna muy peligrosa.

EXIGEN PRESENCIA DEL GOBERNADOR

En tanto, llegara o no el agua, la decisión adoptada  por los manifestantes en dos asambleas, fue la de mantener el piquete hasta que se haga presente el gobernador Daniel Peralta, quien al cierre de esta edición no había emitido ningún tipo de declaración pública sobre la emergencia hídrica que  había declarado el lunes el municipio caletense. Consecuentemente el corte de la ruta se mantenía anoche, a pesar que se torno más flexible ya que se dispuso abrirla algunos minutos cada dos o tres horas.

5306aa2bea312 (1)

  • No es el Dakar. El camino de ripio con pronunciadas pendientes que corre paralelo a la traza del acueducto, se transformó en una peligrosa alternativa para conductores de vehículos livianos que eluden el piquete.

La asamblea del mediodía también aprobó posturas enarboladas por los manifestantes mas indignados, varios de ellos vinculados a la UCR, al Polo Obrero y al Movimiento Socialista de los Trabajadores y gremios opositores al oficialismo, quienes además de reclamar soluciones definitivas a los cortes de agua, también pidieron que el Concejo Deliberante instruya un juicio político al intendente José Córdoba y pida su destitución.

Además exigieron que se declare la emergencia sanitaria por los problemas que generaba la falta de agua potable entendiendo que muchos barrios aún no habían recibido el vital elemento. Por otro lado acordaron realizar el sábado un encuentro en el límite interprovincial con vecinos de Comodoro Rivadavia que también vienen padeciendo una problemática similar.

CORDOBA SE QUEDA SIN “PROTECCIÓN”

La emergencia hídrica también provocó que dos de los principales colaboradores del intendente lo abandonaran dando un portazo, tratándose  de Miguel Galán y Antonio Rubio, quienes venían desempeñándose como director general y director operativo de Protección Civil.

5306a9f6877dc

  • Argumentando no recibir apoyo logístico del intendente, ayer renunció el director general de Protección Civil, Miguel Galán.

Argumentaron estar cansados de no recibir apoyo logístico y el primero de ellos, tras haber  mantenido alrededor de las 9:00 una acalorada reunión con el jefe comunal, se retiró profiriéndole un improperio, según señalaron fuentes confiables.
Tras ello, Galán le comunicó su decisión al director operativo y éste le dijo que “yo vine y me voy con vos”.

Luego, el propio Antonio Rubio comentó a Diario Patagónico que “nosotros solo teníamos un ayudante para atender tres cargaderos de agua, casi no dormíamos y encima tuvimos que aguantar las puteadas de muchos vecinos desesperados por conseguir agua”.
“Nos cansamos de pedirle apoyo a Córdoba pero ni siquiera ponía a disposición un montón de vagos que no hacen nada en distintas dependencias del municipio y eso que ni siquiera iban a trabajar por cuestiones del asueto de la emergencia hídrica”, contó.

“Pero esto no viene de ahora, sino que ya pasó en otras oportunidades con otros cortes de agua e incluso era embarazoso que la gente también maltratara de palabra a alguno de los chicos que pertenecen a un grupo de exploradores y voluntariamente nos ayudaban. El intendente no nos apoyaba a pesar que nosotros poníamos toda nuestra voluntad y solo de vez en cuando nos mandaba una pizza”, afirmó.

Ver también

Así es la mini impresora portátil Polaroid para el celular

Motorola presentó un nuevo accesorio para su teléfono modular Moto Z Play. Se trata de Polaroid …

Deja un comentario