jueves , 26 noviembre 2020

No hacerse cargo de gobernar genera lo que hoy vivimos: confusión, xenofobia anarquía, injusticia…

Por Gabriela Mestelán

Es difícil analizar las coyunturas cuando hay tantos intereses cruzados y tantos sentimientos contradictorios. No hay dudas que usurpar tierras es ilícito pero la primera ilegalidad es no garantizar condiciones de acceso a la tierra y a la vivienda.

gabriela-mestelan-2010

No hay vacío legal en el tema tierras, hay vacío en el cumplimiento de la legislación y vacío en la gestión de quienes son responsables de gobernar. Años de falta de políticas públicas en materia de tierras, años de desarticulación entre los organismos municipales, provinciales y nacionales responsables de planificarlas, han agravado el fenómeno de ocupación de tierras que tuvo en diciembre del 2007 la primera expresión masiva.

Se tardan años para ampliar el ejido urbano, años para que lleguen servicios, años para determinar hacia dónde crecerá la cuidad, años de falta de planificación urbana, años de improvisación en medio de un presente donde crece la falta trabajo, la inflación reduce el poder adquisitivo de cualquier salario, los alquileres siguen subiendo y por otro lado la corrupción se ha tornado demasiado contagiosa.

Siguen siendo las coordenadas de la interna partidaria y las elecciones, las únicas variables de análisis de los Funcionarios Públicos. Deben sentarse a asumir las responsabilidades institucionales que les corresponden para intervenir en esta, como en otras crisis que atravesamos por estos días. Mientras tanto como sociedad aparece un nuevo motivo profundizar la división y el enfrentamiento. Sociedad a la deriva y arrojada a su suerte!

Apelar a las irresponsabilidades públicas del pasado no exime de la responsabilidad de asumir lo que está pasando en el presente. No se pueden tolerar justificaciones inaceptables, hay que hacer lo que no se hizo y lo que sea necesario para detener el deterioro al que estamos sometidos.

En toda circunstancia hay que distinguir entre quienes verdaderamente tienen necesidades de los que aprovechan la oportunidad para sacar tajada. Distinguir entre una necesidad y una avivada… Entre esos extremos aparecen quienes hace años que esperan como corresponde y al no tener respuesta la buscan por sus medios y también están los que son “animados” por los intereses mezquinos y chiquitos de la interna partidaria…

En lo que no hay grises es en la apreciación de los responsables de todo lo que pasa. Si bien todos tenemos responsabilidades, la responsabilidad mayor la tienen quienes gobiernan: el Sr. Gobernador y el Sr. Intendente. Faltan a su responsabilidad de funcionarios públicos cometiendo la primera ilegalidad al no garantizar que el acceso a todos los derechos sea justo ni intervenir oportunamente cuando son vulnerados.

No hacerse cargo de gobernar genera lo que hoy vivimos: confusión, xenofobia anarquía, injusticia…

Estamos ante otro escenario complejo en el que de forma inmediata urge tomar medidas que resguarden los derechos de bebés, niños, adolescentes y mamás embarazadas que no pueden tener como abrigo la intemperie. Apelamos a los responsables de acción social tanto municipal como provincial para que extremen acciones que reduzcan y prevengan daños mayores al que ya significa estar en las condiciones que se encuentran nuestros vecinos.

Hasta ahora quienes tienen el deber de solucionar problemas, lejos de hacerlo, han ido generando nuevos.

Establecer prioridades y alternativas de solución que se encuadren en la perspectiva de los derechos y la legalidad es el trabajo que debió, debe y deberán hacer los responsables del Estado a través de una planificación articulada de los organismos competentes.

Ante la gravedad de la situación exhortamos a las autoridades Provinciales, Municipales, Concejales, Diputado por Pueblo articulen de manera urgente medidas para abordar de manera seria esta situación que nos atraviesa.

Hay mucho en juego: derechos vulnerados, deberes no asumidos, convivencia social, respeto a las leyes vigentes, responsabilidades institucionales. El tema es serio, complejo y no lo va a resolver el paso del tiempo como ya estamos experimentando. Ni lo va a resolver el enfrentamiento entre unos y otros. De esta se sale sólo cuando cada uno asuma la responsabilidad que tiene, como ciudadano o como gobernante, pensando en el bien del conjunto más que en los beneficios personales o sectoriales.

Ver también

Hernán Elorrieta: “Aprobamos por unanimidad el desarrollo hidropónico en la Santa Cruz”

El diputado por municipio de Las Heras, perteneciente al Partido SER,  destacó la importancia de …

Deja una respuesta