domingo , 25 octubre 2020

No habrá una nueva reunión por el traspaso y las negociaciones seguirán por teléfono

Boudou, De Pedro, Berni y Parrilli mantuvieron un encuentro con De Andreis y Pinedo. Los enviados de la Presidente propusieron que Cristina Kirchner deje el bastón en el Congreso pero no se lo entregue a Macri

A sólo 48 horas de la ceremonia, todavía no se sabe cómo será el traspaso del bastón y la banda presidencial. Cristina Kirchner insistió este lunes en que el acto debe realizarse ante la Asamblea Legislativa del Congreso Nacional, mientras que desde el PRO reiteraron que tiene que hacerse en la Casa Rosada.

En un último intento para solucionar el conflicto, dirigentes de ambas partes se encontraron pasadas las 10:30 en el Senado con el propósito de consensuar un cronograma en común para el jueves.

Por la mañana, asistieron al encuentro por el kirchnerismo el vicepresidente y titular de la Cámara alta, Amado Boudou, y el secretario general de la Presidencia, Eduardo «Wado» de Pedro. Por el nuevo gobierno participaron el futuro presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, y Fernando de Andreis, quien sucederá al dirigente camporista en el cargo de secretario general.

A la reunión se sumaron también el titular de la Agencia Federal de Inteligencia, Oscar Parrilli, y el secretario de Seguridad, Sergio Berni, además de los directores de las dependencias del Senado y Diputados que están involucrados en la organización de la ceremonia, según confirmaron a Infobae fuentes parlamentarias.

Luego de las 12:30, una versión indicó que se acordó pasar a un cuarto intermedio para las 17 para seguir las conversaciones. Pero desde Cambiemos dijeron a Infobae que no estaba pautado. «No hubo una reunión en pie«, dijo un vocero. Pinedo, en tanto, dijo al canal TN que las conversaciones seguirán por teléfono.

Del otro lado, fuentes de Presidencia dijeron a este medio que los representantes del actual gobierno permanecían en el Congreso a la espera de su contraparte y que nadie de Cambiemos se había comunicado con ellos.

Al cabo del encuentro, el kirchnerismo acercó una propuesta para que Cristina Kirchner deje los atributos presidenciales ante la Asamblea Legislativa y sean desde allí llevados a Casa Rosada. De esa manera, la Presidente participaría de la jura, pero no entregaría el bastón y la banda a su sucesor.

El Frente para la Victoria alega que es la Constitución Nacional la que establece que la ceremonia debe realizarse en la Asamblea Legislativa. Desde Cambiemos, en tanto, mostraron una copia del «Reglamento de ceremonial de la Presidencia de la Nación» que establece que el traspaso tiene que ser hecho en la Casa Rosada.

A la discusión se sumó este lunes el escribano general de la Nación, Natalio Echegaray. A partir de una nota que le envió «Wado» de Pedro, el funcionario dijo en un dictamen que la Presidente sigue en funciones hasta la medianoche del jueves o hasta que Macri preste juramento, según cuál de las dos suceda antes.

El hombre a cargo de elaborar el acta formal de entrega de los atributos presidenciales explicó que si bien hay tiempo hasta la medianoche de ese día para que se produzca el traspaso, Mauricio Macri entrará formalmente en funciones al momento en que jure ante la Asamblea Legislativa, ceremonia que está programada para el mediodía.

El escribano general de la Nación afirmó que Macri entra en funciones al momento de la jura

Durante el encuentro, el macrismo informó a los dirigentes del FpV que solicitaron a la Justicia una medida cautelar contra el dictamen del escribano Echegaray. Su intención es que Macri sea considerado presidente desde el miércoles 9 de diciembre a la medianoche y no desde el momento de la jura, como había establecido el funcionario.

El fiscal Jorge Di Lello le dio la razón a Macri esta tarde y se esperaba por el pronunciamiento de la jueza María Servini de Cubría.

A las cuestiones formales, la Presidente le sumó además un tema personal: según alegó, no puede ir al acto en Casa Rosada porque quiere tomar el avión de Aerolíneas Argentinas que parte a las 15 horas con rumbo a Río Gallegos para poder asistir a la ceremonia de jura de su cuñada Alicia Kirchner como nueva gobernadora de Santa Cruz.

Si en las próximas horas no hay acuerdo, la gran incógnita es qué sucederá el jueves en el Congreso. ¿Irá Cristina Kirchner a la ceremonia? Y si lo hace, ¿logrará subir al escenario para entregar los atributos presidenciales?

Según publica el diario Clarín este martes, los dirigentes del PRO a cargo de la organización del acto no tienen intención de dejarla participar de la jura. Aunque tampoco piensan impedirle el paso. De acuerdo con la publicación, la mandataria saliente tendrá una silla reservada junto al resto de los ex presidentes argentinos, entre quienes estarán Fernando de la Rúa y Eduardo Duhalde. Aunque hoy vive en España, el nuevo gobierno cursó invitaciones para que Isabel Perón asista y le reservará un lugar hasta último momento. De concretarse su visita, sería la primera fotografía de las dos presidentes mujeres que tuvo la Argentina en toda su historia.

Ver también

¿POR QUÉ SIGUEN EN YPF?

La Argentina vive una situación difícil, sobre todo en la producción hidrocarburífera. A la grave …