jueves , 19 abril 2018

Murieron dos personas por fiebre amarilla, habían viajado a Brasil sin vacunarse

Dos argentinos fueron de vacaciones sin vacunarse a Brasil donde hay alerta por la enfermedad, al regresar de sus vacaciones comenzaron a presentar los síntomas que acabaron con su vida.

La fiebre amarilla que invade Brasil ya se cobró la vida de dos argentinos que viajaron al vecino país sin vacunarse y desarrollaron la enfermedad que los llevó a su muerte.

Según el último Boletín Integrado de Vigilancia del Ministerio de Salud, se registraron en el país siete casos de fiebre amarilla importados con antecedente de viaje a Brasil y sin antecedente de vacunación. Dos de los pacientes fallecieron en la última semana.

“Seis de los siete casos tienen el antecedente común de haber visitado Isla Grande en Río de Janeiro (además de otros destinos de ese país) y uno Ouro Preto en el estado de Minas Gerais”, indica el documento.

Los fallecidos eran personas mayores de 60 años. “Uno con residencia en Río Negro y asistido en un efector privado en Neuquén y otro con residencia en Lanús, provincia de Buenos Aires, asistido en un efector privado de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”, dice el boletín.

El caso fatal en la Provincia de Buenos Aires corresponde de un hombre de 69 años que no tuvo buena evolución y presentó una insuficiencia renal de la que no se pudo recuperar y dos días después (el viernes último) murió por un fallo multiorgánico, informaron fuentes de la Provincia a este diario.

En Buenos Aires también se dio en los últimos días otro caso grave, de un joven de 24 años, que se embarcó en un crucero a Río de Janeiro sin haberse vacunado. A su regreso, presentó síntomas y fue diagnosticado con fiebre amarilla en el Sanatorio Trinidad Mitre. Este joven, oriundo de la localidad bonaerense de Hurlingham, también derivó en un cuadro grave, con falla renal y hepática. Recibió un trasplante de hígado y continúa internado.

“Ninguno de los casos se había vacunado. Por eso insistimos tanto con la recomendación a quienes tengan que viajar a las zonas afectadas de Brasil, si no se pueden vacunar, que evalúen no viajar o posponer el viaje”, advirtió a Clarín la doctora Patricia Angeleri, directora nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud de la Nación.

Las áreas geográficas incluidas en las recomendaciones de vacunación son los estados de Río de Janeiro, San Pablo, Espíritu Santo y Bahía (incluyendo las populares Salvador de Bahía y Praia do Forte).

No es necesaria la vacunación para aquellos que viajen por tierra o vía área a la costa de los estados de Paraná, Santa Catarina, Río Grande do Sul y permanezcan menos de 72 horas en una zona de riesgo como escala de viaje.

La fiebre amarilla no se transmite de persona a persona. Los síntomas característicos aparecen entre 3 y 6 días después de la picadura del mosquito.

Síntomas

 

  • Fiebre, cefaleas, ictericia, dolores musculares, náuseas, vómitos y cansancio.
  • Una pequeña proporción de pacientes infectados presentan síntomas graves, y aproximadamente la mitad de estos casos fallecen en un plazo de 7 a 10 días.
  • El virus es endémico en las zonas tropicales de África y de América Central y Sudamérica.
  • Desde el lanzamiento de la Iniciativa contra la Fiebre Amarilla, en 2006, se han hecho importantes avances en la lucha contra la enfermedad en África Occidental, y se han vacunado más de 105 millones de personas en campañas de vacunación en masa.
  • Las grandes epidemias de fiebre amarilla se producen cuando el virus es introducido por personas infectadas en zonas muy pobladas, con gran densidad de mosquitos y donde la mayoría de la población tiene escasa o nula inmunidad por falta de vacunación. En estas condiciones, los mosquitos infectados transmiten el virus de una persona a otra.
  • La fiebre amarilla puede prevenirse con una vacuna muy eficaz, segura y asequible. Una sola dosis es suficiente para conferir inmunidad y protección de por vida, sin necesidad de dosis de recuerdo. La vacuna ofrece una inmunidad efectiva al 99% de las personas vacunadas en un plazo de 30 días.
  • Un buen tratamiento de apoyo en el hospital aumenta la tasa de supervivencia. No hay tratamiento antivírico específico para la fiebre amarilla.

Ver también

Argentinos protagonizaron un violento accidente en Chile

Durante el fin de semana, cinco personas resultaron heridas luego de una colisión en la …