sábado , 23 septiembre 2017
Ultimas noticias

Mundo: Sam Childers, “el reverendo metralleta”.

Como pasar de delicuente a salvador de niños

¿Cómo puede un motero americano perteneciente a una banda con una vida al margen de la ley convertirse de la noche a la mañana en un reverendo que lucha en África contra uno de los criminales más peligrosos para salvar niños?. Pues la vida de Sam Childers es la respuesta.

Joseph Kony es uno de los criminales Africanos  más buscados del mundo y líder dela LRA, (Ejército de Resistencia del Señor o Lord Resistance Army, en inglés), uno de los grupos guerrilleros paramilitares y religiosos más antiguos de África y más sanguinarios del mundo, que lleva más de 10.000 muertos en 20 años, y que opera sobre todo en la frontera natural que hay entre Uganda, Sudán del sur y el Congo.

Entre las atrocidades de esta milicia dirigida por este fanático, esta conseguir que en las aldeas vecinas apenas queden niños, ya que los secuestra, a los varones para unirlos a su ejército, que ya supera los 50.000 niños, y a las niñas para convertirlas en esclavas sexuales.

Nadie se atrevía a enfrentarse con Kony y sus hombres, pero desde hace 15 años, esto ha cambiado gracia a una curiosidad del destino

En 1998, un motero llamado Sam Childers, nacido en 1962 en Dakota del Norte, y pertenecía a una banda que traficaba con droga y que había tenido bastantes encontronazos con la justicia, llega por una especie de apuesta en moto a la selva que sirve de frontera entre Sudán, Uganda Y el Congo. La noche en la que llega, comprueba que en la zona apenas hay niños, y le relatan de primera mano la situación de la zona y las atrocidades que Kony hace con ellos.

Esa noche al acostarse, Sam no puede dormir, y alterado por los acontecimientos que le rodean, y como él relataría más tarde en diversas entrevistas, afirma escuchar un mensaje de Dios que le dijo: “Quiero que construyas un orfanato para los niños”.

Sam regresa a Estados Unidos donde vende todas sus pertenencias y regresa a Sudán, a la ciudad de Nimule (Sudán), también en la frontera, donde comienza a construir el orfanato.

Pero predicar no iba a ser la única misión de Sam. Hizo contactos con alguno de los soldados que pertenecían al “frente de liberación de Sudan”, y tomaron una peligrosa decisión que han repetido infinidad de veces, infiltrarse de noche y armados en las zonas controladas por Kony y su guerrilla, y rescatar a todos los niños que encontraran.

Sam, que ha ofrecido multitud de entrevistas para dar a conocer la situación en la zona, siempre contesta cuando le preguntan por su lucha armada: “Nuestra misión es rescatar niños de las zonas afectadas por la guerra no sólo en Sudán sino también en los países que nos rodean. Son niños que sufren enfermedad, desnutrición o crímenes de guerra No me pongo límites cuando rescato a niños de la guerra. “

Respecto al curioso ritual que realiza desde hace 13 años antes de acostarse, y que consta en dejarla Bibliaa la derecha de su almohada y su ak-47 en el lado izquierdo, él dice: “Joseph Kony, el líder del LRA, es un terrorista. Tenemos que hacer todo lo que esté en nuestra mano para combatirle”. Sam es conocido en la zona como “Machine Gun Preacher” (reverendo ametralladora), y por su orfanato han pasado más de 1.200 niños liberados, y su historia ha interesado a Hollywood, donde ya hay una película en marcha con Gerard Butler (300), haciendo el papel de Sam.

Lo curioso es que tanto Sam como su archienemigo Kony, dicen hacer lo que hacen por que Dios se lo ha pedido. Una interesante paradoja, sin embargo Sam tiene una interesante respuesta para sus detractores:

“Si un familiar suyo, un hijo, un hermana o hermano fuera secuestrado por terrorista hoy; y yo les dijera que lo puedo traer de vuelta: ¿le importaría como lo hago?”

bastante convincente.

Ver también

Ultiman las reparaciones para que el velero kirchnerista La Sanmartiniana navegue de Malvinas al continente

El velero kirchnerista zarparía a mediados de mes, una vez que finalicen los arreglos. Fue …