sábado , 15 agosto 2020

Mendoza: manifestantes deciden próximas medidas de fuerza contra ley minera

Vecinos autoconvocados y asambleístas en defensa del agua realizarán reuniones este jueves para definir los próximos pasos seguir contra la modificación de la ley 7.722, que ya fue promulgada por el gobierno de Rodolfo Suarez.

Tras un comienzo de semana que incluyó graves incidentes y represión en Mendoza, manifestantes que se oponen a la ya promulgada modificación de la ley 7.722 que autoriza la utilización de sustancias contaminantes en la minería, definirán nuevas medidas de fuerza este jueves.

Se trata de vecinos autoconvocados y miembros de la ‘Asamblea del Pueblo de Mendoza por el Agua’ (Ampap), quienes se reunirán nuevamente este jueves a organizar las próximas acciones de lucha en la provincia cuyana.

La cita será a las 10, en la sede del SUTE, situada en Coronel Plaza 556 de la capital provincial, donde los integrantes de la Asamblea del Pueblo de Mendoza por el Agua llaman a «seguir encontrándonos porque la Ley 7722 No se Toca».

Mariana Guzzante, periodista y guionista, valoró hoy ante Télam «la colaboración de artistas que también están organizando intervenciones, recitales y toques» para sumarse a la defensa del agua pura.

En Mendoza existen las asambleas de San Carlos, Tunuyán, Huanacache (Lavalle), Las Heras, Tupungato, Uspallata, Tunuyán, la Popular (de la ciudad), Malargüe, San Rafael, General Alvear, Asamblea por el Arbol, Zona Este, Maipú, Luján y Godoy Cruz.

«Nuestro pueblo ha comprendido el peligro que significa tener la actividad megaminera aguas arriba en toda nuestra cordillera. Esta es la razón de fondo de la masividad del reclamo actual. Hay una crisis de representación porque no tienen licencia social», aseguraron.

En San Rafael, al sur de la provincia, los vecinos llaman a volver a concentrarse mañana, a las 19, en San Martín y Mitre, en pleno centro de la ciudad.

«Estamos todos comunicados en grupos de WhatsApp y la percepción es que esto finalmente cerró la grieta en las familias. Anoche en la cena de Nochebuena, los macristas y kirchneristas estaban juntos brindando por el agua. Las familias se han vuelto a unir en una lucha común por cuidar nuestra agua en medio de una crisis hídrica importantísima», dijo Guzzante.

Los asambleístas critican, además, «el modo en que se quiso imponer la ley, lo que ha generado que toda la sociedad esté unida en esta lucha».

Por otro lado, desde la Comisión de Reinas Nacionales de la Vendimia comunicaron su unión al pedido del pueblo de Mendoza y solicitaron que «no se realice ningún acto previsto para las fiestas de Vendimia 2020, hasta que se de marcha atrás con esta reforma que pone en peligro nuestro recurso más preciado que es el Agua».

«El gobierno promulgó las modificaciones pasando por arriba de los mendocinos que pacíficamente pidieron el veto. Frente a la negativa por parte del gobernador Rodolfo Suárez para retrotraer la modificación que habilita el uso de contaminantes como cianuro o ácido sulfúrico, y el rechazo a la protesta, creemos necesario y urgente que no se realice ningún acto previsto para la Vendimia 2020», indicaron desde la Comisión de Reinas Nacionales de la Vendimia.

Por su parte, Enrique Viale, abogado ambientalista, auguró que «si no sacamos el veto, sacamos la inconstitucionalidad», y llamó «a seguir la lucha en las calles, protestando sin vendimia, y lo que sea, porque se está nacionalizando la protesta y se está ganando».

«Además de seguir en las calles, necesitamos que todos los sectores de la sociedad mendocina se expidan en defensa del agua pura exigiéndole al gobernador Rodolfo Suárez y a la cúpula del PJ que den marcha atrás con esta ley inconstitucional. La 7722 no se toca», afirman desde la AMPAP.

Ver también

El Gobierno fijará por decreto un “Se estableció ese precio para la producción local de petróleo en medio de la fuerte presión de las provincias petroleras y de una parálisis casi total de la producción por causa de las medidas de aislamiento. En medio de la pandemia de coronavirus y de los efectos del aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado hasta el 10 de mayo que hizo que las compañías petroleras frenaran la producción, fuentes oficiales confirmaron a Infobae que el Gobierno fijará por decreto el precio del barril criollo de petróleo en 45 dólares a cambio de que las petroleras no despidan personal. La decisión, que se formalizará en las próximas horas, llega en un contexto en el que para el sector petrolero no hay mercado ni local ni de exportación, en el que las empresas proveedoras de servicios abrieron retiros voluntarios y los gobernadores observan como caen los ingresos por las regalías consecuencia de la caída del precio del crudo. Tras el reclamo para que la Nación fije un valor de referencia para la producción local de petróleo y de esa manera asegurar la continuidad de la producción, los puestos de trabajo y las regalías, el Poder Ejecutivo decidió establecer un precio de USD 45, un dato que era especialmente aguardado entre los gobiernos locales y las empresas privadas vinculadas a Vaca Muerta, según dio a conocer informo Infobae. Profundizando sobre esta decisión que claramente influirá en la cuenca de nuestro Golfo San Jorge, se dieron a conocer otros detalles que revelan los acuerdos y desacuerdos sobre esta determinación que tomo gobierno nacional. Al respecto el periodista Martín Bidegaray, relató en Clarín.com, los alcances de esta decisión: El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, mantuvo una videoconferencia el miércoles a la tarde con empresarios petroleros y gobernadores de provincias que dependen de regalías. Allí, el funcionario se refirió al decreto que establecerá el «barril criollo». Es un sistema para que la producción nacional de petróleo se rija con importes diferentes a los del resto del mundo. El decreto que lo reglamentará está a la firma del presidente Alberto Fernández. El esquema, ya aplicado en el pasado, aísla al país de las fluctuaciones del precio del petróleo en el resto del mundo. Para los consumidores, el impacto probable es que los importes no bajarán, como si sucede en la mayoría de los países productores. Las provincias recibirán regalías equivalentes a un barril de US$ 45. Pero las petroleras que exporten petróleo recibirán menos que eso: hoy el Brent (el de referencia para la Argentina) está a US$ 30. Las compañías tendrán que pagar regalías por US$ 45 por algo que venden afuera a menos de uS$ 30. Este precio de US$ 45 es el que se deberá pagar a productores. Las petroleras integradas (YPF, Pan American Energy) están en contra de la medida. También lo están las refinadoras, como Raizen (tiene la marca Shell) y Trafigura (marca Puma). Casi toda la industria está en desacuerdo con esta decisión. Pero hay dos respaldos decisivos al barril «criollo»; los gobernadores de las provincias petroleras (Neuquén, Chubut y Santa Cruz son las más importantes) y Vista, la empresa de Miguel Galuccio. El ex presidente de YPF tiene un acceso privilegiado a la vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner para hablar sobre cuestiones energéticas. Este precio «sostén» regirá desde el 1 de mayo hasta fin de año. Sin embargo, si el petróleo Brent supera los US$ 45 por 10 días consecutivos, cesaría su aplicación. El decreto estará acompañado con una reducción a las retenciones de las exportaciones de petróleo. La industria petrolera está sobreofertada hoy, tanto en el país como en el resto del mundo. Hay más producción almacenada de la que requiere la demanda, que cayó a niveles récord por la pandemia. A través de un decreto, la secretaría de Energía quedaría facultada para establecer los precios de los combustibles cada tres meses. «Con los actuales importes en los surtidores, el único barril que podemos pagar es de US$ 35, pero nos obligarán a asumir un barril a US$ 45. No se de dónde saldrá la diferencia«, plantea un ejecutivo importante de la industria, que pidió no ser mencionado. Las ventas de combustibles están por el piso y tardarán en recuperarse. Los mejores cálculos son que retomarían el 80% de lo que eran en 2019 recién hacia fin de año. Las empresas deberán comprometerse a mantener los mismos niveles de actividad que en 2019 y mantener los contratos con los mismos proveedores. En caso que no lo hagan, puede haber multas. En la industria existe temor que el Estado disponga una «mesa» en la que se decida qué productor debe venderle a cada refinador. La Cámara de Empresas de Energía le mandó una carta a las autoridades con sus objeciones al respecto. «Se quiere incentivar artificialmente la producción sin que exista demanda, y esto agravará más la situación», detalla un consultor que también pidió no ser mencionado, pero que también está en desacuerdo. Las empresas de servicios petroleros iniciaron planes de retiros voluntarios y despidos, ya que la actividad en Vaca Muerta está paralizada. Según consultas a sus ejecutivos, no revertirán esta decisión por el «barril criollo». «Es una medida que no quiere ninguna empresa, y la única que lo quiere es pequeña y no puede mover el amperímetro de las decisiones», graficaron. Los gobernadores de Río Negro, Santa Cruz, Chubut y Neuquén también participaron de la videollamada. El subsecretario de Hidrocarburos, Juan José Carbajales, subsecretario de Hidrocarburos será el encargado de seguir este tema hacia adelante.barril criollo” a USD 45 a cambio de que las petroleras no despidan personal

Se estableció ese precio para la producción local de petróleo en medio de la fuerte …