sábado , 16 diciembre 2017

Mazú y Gleadell se mantienen reticentes a dialogar con Peralta

CORDOBA AUN NO SE EXPIDIO, EN TANTO MAIMO DIJO QUE “SEGURAMENTE MAÑANA VAMOS A ESTAR JUNTOS”

El Ejecutivo provincial sigue monitoreando la posibilidad de reanudar el diálogo con los intendentes kirchneristas, al tiempo que busca restaurar relaciones con Nación. A través del ministro de Gobierno, Gustavo Martínez, ya concretó una reunión con los seis comisionados de fomento que políticamente le son afines, pero no tiene el consenso de prácticamente la mitad de los catorce jefes municipales.

51203c269259c_619_347!

Los que ya se expresaron públicamente contrarios a reunirse con Daniel Peralta son Matías Mazú (Río Turbio), Nelson Gleadell (San Julián), Javier Belloni (El Calafate) Y Teodoro Camino (Las Heras), en tanto  se da por hecho que José Córdoba (Caleta Olivia) tiene ese mismo criterio, teniendo en cuenta sus contantes críticas al Ejecutivo provincial.

Del lado del mandatario, uno de los que se muestran abiertamente a favor es Osvaldo Maimó (Pico Truncado), quien a modo de apaciguar la polvareda política interna que se desató en el oficialismo hace dos años, dijo en relación a sus pares que “los muchachos están hoy en una posición distinta, pero seguramente mañana vamos a estar juntos”. A este sector “conciliador” se le suma Guillermo Mercado (Los Antiguos), quien hace pocos días recibió apoyo de Peralta para organizar la fiesta de la cereza, donde incluso pudo contar esta vez con un generador de energía de gran potencia.

En el mismo grupo aparece Hugo Garay (28 de Noviembre), quien mantiene firme el bastión “peraltista” en una de las dos localidades que conforman la cuenca carbonífera, al igual que la única mujer intendente, Mabel García (Perito Moreno), quien reemplazó al fallecido Guillermo Bilardo.

“NO TIENE SENTIDO”

Básicamente, los intendentes kirchneristas le enrostran al gobernador que antes de ser convocarlos prefieren que les envíe a sus respectivas comunas los fondos coparticipables que le reclaman desde hace tiempo.

A modo de ejemplo, Mazú dijo que él no se sentaría a dialogar “porque no tiene sentido”, teniendo también en cuenta que “perdimos dos años de planificación estratégica para la Provincia”.

Al mismo tiempo, sostuvo que “algunos intendentes pudimos reconstruir el eslabón con Nación, luego de que se rompiera el eje Nación-Provincia-Municipio y esto se lo transmitimos al gobernador en su momento, pero no lo entendió. Le dijimos todo lo que no compartimos sobre su administración, por lo que ahora sentarnos a hablar no tiene mucho sentido”.

Finalmente aseguró que Peralta le debe a Río Turbio más de 50 millones de pesos “creando un daño a nuestra comuna, similar al de otras localidades como Caleta Olivia y El Calafate”.

“NUNCA CUMPLIERON”

Por su parte Gleadell pidió “actos concretos” en vez de la apertura al diálogo que anunció el ministro de Gobierno, Gustavo Martínez  semanas atrás, recordando que personalmente mantuvo varios encuentros con el gobernador y otros funcionarios del Ejecutivo provincial, “pero nunca cumplieron lo que prometieron”.

En declaraciones al Diario Tiempo Sur, el jefe comunal de San Julián citó como ejemplo que durante 2013 la gestión de Peralta lo “obligó” a aumentar salarios de los empleados municipales, pero nunca le envió los fondos para afrontar ese compromiso.

En consecuencia, reiteró, “el gobierno provincial primero tiene que cumplir con sus compromisos antes que llamar al diálogo porque a mi pueblo le trae problemas en vez de soluciones. Yo personalmente estoy cansado de ir a reunirme de manera estéril”.

CUESTIÓN DE MUCHACHOS

Desde la vereda “peraltista”, Maimó opinó que los jefes comunales que no se muestran a gusto con la convocatoria “son los que llevan varias gestiones; son grandes y saben lo que hacen”, pero al mismo tiempo les recordó que “si hay un lineamiento y una ‘bajada’ de línea del gobierno nacional, todos tenemos que estar acordes a eso”.

En declaraciones formuladas al diario Prensa Libre, el jefe comunal de Pico Truncado calificó a sus pares disconformes como “muchachos que hoy están en una posición distinta, pero seguramente mañana vamos a estar juntos”.

“La política es el arte de lo posible y por eso no hay que pelearse. Es preferible sumarse al diálogo para el bien de la Provincia y de todos los vecinos de Santa Cruz”, agregó.

Por ello se mostró esperanzado en que los municipios “podamos volver a transitar un camino en conjunto” para dar respuestas a los vecinos, dejando de lado “diferencias entre colegas, aunque algunos de ellos digan que hay cosas irreconciliables con el gobernador”.

Patagonico

Ver también

Renunció la directora del INDEC y denuncian presiones para alterar cifras de empleo

Cynthia Pok dejó su cargo al frente del instituto nacional encargado de las estadísticias oficiales …

Deja un comentario