jueves , 23 noviembre 2017

Malvinas: El isleño que optó por Argentina

(BBC).- La imagen que quedó grabada en la cabeza de James Peck de la Guerra de Malvinas, hace 30 años, fue el rostro derrotado de los soldados argentinos que se rindieron.

“Ese recuerdo tuvo un profundo efecto en mí. Me sentí mal por ellos y no entendía porqué había pasado todo eso”, dice este oriundo de las Islas Malvinas

El conflicto -armado y diplomático- por la soberanía de las islas del Atlántico Sur ha marcado la vida de Peck, quien es el primer isleño en pedir y obtener un certificado de nacimiento argentino.

Siendo apenas un adolescente de 13 años fue testigo de la invasión argentina a su pequeña comunidad.

Su padre, un comisario de la policía en las islas en ese entonces, huyó ante la llegada de los argentinos y después se incorporó a las tropas británicas que retomaron el control del lugar.

Luego, años después, conoció a una argentina quien se convertiría en su esposa (ahora están separados) y la madre de sus dos hijos.

“He tenido siempre toda esta carga de la guerra y del tema por las islas. De hecho, de cierta manera parte de la separación con mi esposa fue por la guerra. Yo no aceptaba a su familia, yo defendía a las islas, no querían que mis hijos usaran la camiseta de fútbol de la selección argentina y me quejaba porque los argentinos reclamaban para sí las islas”, señaló Peck.

“Pero llegó un punto en que me pregunté ‘¿qué estoy defendiendo?’ Y ahí decidí dejarlo ir todo”, agregó.

Nacionalización

Es la primera vez que Peck acepta hablar con un medio de comunicación sobre su situación y vida personal desde que obtuvo el documento de identidad argentino en junio del año pasado. Eligió mantener un bajo perfil para dedicarse a su pasión, el arte.

“Pero han venido ocurriendo muchas cosas recientemente y hay muchos periodistas escribiendo basura sobre las supuestas tensiones entre ambos países (Argentina y Gran Bretaña), y decidí que tenía que decir algo”, señaló.

A finales de los años ’90, Peck se estableció en Buenos Aires para trabajar como artista. Pero al separarse de su pareja volvió a las Malvinas. Estando allá, la separación de sus hijos fue demasiado y ahí surgió la idea de regresar al continente, y residenciarse.

“Fui con un amigo y pregunté qué tenía que hacer. Y decidí obtener el documento de identidad para así vivir cerca de mis hijos. Decidí convertirme en un padre argentino”, aseveró.

“Cuando alguien tiene una pareja e hijos de otro país es normal aplicar para una dicha nacionalidad. Pero en este caso me emitieron un documento de identidad y no una nueva nacionalidad, porque yo nací en las islas. Soy isleño, que es diferente a ser británico”, explicó.

Argentina considera a los isleños nacionales del país. De ahí que el registro civil de de Ushuaia le emitió un certificado de nacimiento argentino y luego obtuvo un documento de identidad.

Esta tarjeta no le llegó por correo como a cualquier solicitante común. El DNI se lo dio personalmente en la mano la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en un multitudinario acto que se efectuó el 29 de junio de 2011, el día en que se recuerda la rendición las tropas y el triunfo de Gran en la guerra hace 30 años.

Peck dice estar consciente de la utilización política de su pedido. “Cuando supe cómo sería el acto lo pensé por varios días. Pero al final yo sólo quería estar con mis hijos”.

“Creo que los políticos en todo el mundo capitalizan el sacrifico de la gente y yo acepté el uso político. Además yo simpatizaba con (el expresidente argentino) Néstor Kirchner por la forma en que le dio la vuelta al país tras la crisis económica y no creo que su esposa (la mandataria Fernández de Kirchner) sea una mala persona”, afirmó.

Secuelas

La decisión de Peck no fue muy bien recibida por algunos de quienes lo conocían en las islas.

“No he vuelto, pero sí me llegaron comentarios desagradables desde allá. No entiendo cómo no se comprende que hice esto para estar con mis hijos”, dice.

El (fallecido) padre de Peck es considerado un “héroe” en las islas por haber participado en la retoma británica.

Pero para este artista de 43 años de edad, Argentina ha estado presente incluso desde antes de la guerra.

“Siempre hubo algún contacto. Alguna hermana mía se ponía de novia con un argentino. Había juegos de fútbol entre locales y argentinos, y recibíamos comida del continente. Incluso durante la guerra, mi madre, al estar separada de mi padre, vivía con un argentino y así fue durante el conflicto. Por eso nadie se sorprendió cuando me casé con una argentina”, indicó.

Argentina y Gran Bretaña han tenido varios cruces diplomáticos en las últimas semanas, pero para Peck “muchas de las tensiones son exageradas por los periodistas o por los políticos”.

“Después de 30 años es ridículo que hay tanta mala sangre. Hay mucha ignorancia y los periodistas tienen la responsabilidad de no atizar el fuego”, señaló.

“Sería bueno que la gente hablara y pudieran arreglar las cosas”.

Recuerdos de la guerra

  • Peck recuerda que antes de 1982 las Falklands, como las llama, eran un lugar remoto, aislado, “como 20 años por detrás del resto del mundo, lo cual no es necesariamente malo”.
  • “Recuerdo claramente el día que estalló la guerra. El gobernador anunció que había una invasión. De repente el lugar se llena de gente, soldados, gritos, llantos, himnos en la radio y animosidad”.
  • Para Peck la decisión del entonces gobierno militar argentino comandado por Leopoldo Galtieri “había que detenerla” en alusión a la invasión.
  • El mayor alivio de Peck fue el volver a ver a su padre, un comisario de policía, quien huyó tras la llegada de los argentinos y se alistó con los paracaidistas británicos que volvieron a tomar control de las islas.
  • “Al terminar todo lo único que me puso contento fue ver a mi padre. Lo encontré con un arma en la espalda y nos volvimos a nuestra casa que había quedado vacía. No había mucho que celebrar, en realidad”, aseveró.

 

Ver también

Aumento en naftas complica IPC 2017

 GOBIERNO ALERTA: ANTES DE SUBA ESPERABA ALZA FINAL CERCANA AL 21% Se repite el esquema …

Deja un comentario