domingo , 24 septiembre 2017
Ultimas noticias

Magallanes: Gloria Vilicic confiada en ganar las elecciones parlamentarias de noviembre

La ex gobernadora se mostró confiada en que su partido se “cuadrará” con su postulación a la Cámara Baja.

“Seremos triunfadores como RN en las elecciones parlamentarias de noviembre”, dijo Gloria Vilicic, la flamante ganadora de las primarias diputacionales de Renovación Nacional, tras conocer su avasallante triunfo en los comicios de ayer.

Con decenas de adherentes en su comando, una emocionada ex gobernadora fue recibiendo el saludo y las felicitaciones de quienes la apoyaron y le dieron su voto en los comicios, donde se alzó con la victoria por sobre el ex consejero regional, Alvaro Contreras, y del abogado Claudio Radonich.

En sus primeras declaraciones a los medios, la triunfadora en las primarias de RN agradeció a su familia, a su equipo de campaña y a la ciudadanía que la apoyó, en especial, los adultos mayores, los que serán el pilar de su campaña parlamentaria, dijo.

La celebración del triunfo prosiguió con una marcha junto a sus adherentes por calle Bories hacia la Plaza de Armas. En el trayecto se sumaron por un breve instante los miembros de la directiva regional de RN, encabezada por su presidente, Homero Villegas y su secretario, José Luis Saavedra.

Ambos directivos durante la campaña previa a la elección tenían como opción a los postulantes que a la postre perdieron los comicios.

Ya en la Plaza, la ex gobernadora expresó que “esperamos ganar en las parlamentarias, y lo digo como magallánica y como mujer. No me cabe ninguna duda que RN tendrá una diputada en el Congreso”, dijo en medio de los aplausos y vítores de sus adherentes. (La prensa Austral)

 

Longueira, el “consentido” de Pinochet que se enfrenta a Bachelet

130701203819_sp_chile_candidatos_longueira_304x171_ap

El 11 de septiembre de 1973, un adolescente llamado Pablo Longueira se enteraba desde un salón del prestigioso colegio jesuita de San Ignacio, en Santiago de Chile, que un golpe de Estado estaba derrocando al gobierno de Salvador Allende.

Mientras, la estudiante universitaria Michelle Bachelet veía horrorizada desde el techo de su facultad de Medicina cómo las bombas caían sobre La Moneda.

El futuro sería muy distinto para ambos bajo el régimen de Augusto Pinochet: uno acabaría trabajando para el gobierno; la otra, en el exilio.

Y ahora, 40 años después del golpe, los dos se enfrentan por convertirse en presidente del país.

Pablo Longueira fue elegido este domingo como candidato presidencial de la Unión Demócrata Independiente (UDI) por el 51,35% de los que participaron en las elecciones primarias, frente al 48,64% de su rival, Andrés Allamand.

Longueira, ingeniero civil de 55 años, fue ministro de Economía en la administración de Sebastián Piñera y durante décadas ha sido una de las figuras más destacadas de la conservadora UDI.

En apenas dos meses -tras la renuncia del favorito del oficialismo para competir por la presidencia, Laurence Golborne- Longueira pasó del ministerio y los pasillos del partido a la primera línea política como aspirante a suceder a Piñera en los comicios del 17 de noviembre.

El candidato “pinochetista”

Longueira, católico, con siete hijos y amante de la música de Joan Manuel Serrat, cuenta con el apoyo de su partido, pero ha sido criticado por sus rivales de izquierda por su papel bajo el régimen de Pinochet.

En 1981 se convirtió en líder de la Federación de Centros de Estudiantes de la Universidad de Chile, una agrupación estudiantil cercana al gobierno creada tras el golpe para sustituir al organismo universitario anterior, crítico con Pinochet.

Más tarde trabajó como asesor del Ministerio de Vivienda del gobierno y en 1988 votó a favor de la permanencia del general en el poder durante el referéndum que condujo al fin del régimen militar.

“Él tenía una relación estrecha con mi abuelo”, dijo recientemente durante una entrevista Augusto Pinochet Molina, nieto del fallecido gobernante de facto.

“Yo vi cuando Longueira iba a saludar a mi abuelo. Cómo lo abrazaba y lo besaba (…) Cuando murió, después se hizo el loco”, comentó en una entrevista con el medio chileno The Clinic.

El año pasado, también la hija de Pinochet, Lucía, habló de la relación del general con Longueira, a quien calificó como su “regalón (consentido)” .

“Él era bien cercano y dejó de serlo cuando mi papá dejó la comandancia en jefe, hace tiempo que ya no es cercano a nosotros”, dijo al diario La Segunda.

Un conservador entre los conservadores

Longueira no reniega de su herencia política, pero advierte que los tiempos de Pinochet ya quedaron atrás.

Durante décadas ha representado en el poder legislativo al sector más conservador de la UDI, lo que le ha dado fama de ultra tradicionalista.

Este candidato tiene mucho menos recelos en identificarse con el régimen militar que otros aspirantes de derecha en el pasado, le dice a BBC Mundo Roberto Funk, analista político del Instituto de Asuntos Políticos de la Universidad de Chile.

De este modo “Longueira entierra la llamada Nueva Derecha, un intento de Piñera y otros políticos por modernizar la derecha y hacerla más liberal”, asegura.

“Se niega a hablar de ‘dictadura’, no da espacio para cambiar el modelo económico o la constitución, está en contra de cambios sociales como el matrimonio igualitario o el aborto… Representa el legado del modelo militar en todo su estilo y está dispuesto a pagar los costos políticos de mantener esa postura”, explica.

 

Frente a la víctima del régimen

130701205619_sp_chile_candidatos_bachelet_304x171_afp

Su principal rival en las elecciones es la líder de la alianza Nueva Mayoría, Michelle Bachelet, quien ya gobernó el país entre 2006 y 2010.

La aspirante de la izquierda venció rotundamente a sus rivales en las primarias con el 73% de los votos y es la favorita en los sondeos para las elecciones de noviembre.

“Esta contienda electoral será simbólica, con Bachelet, quien fue torturada a manos del régimen de Pinochet, compitiendo frente a Longueira, un ferviente partidario y miembro de aquel régimen”, le dice a BBC Mundo Kirsten Weld, profesora de Historia Latinoamericana en la Universidad de Harvard.

El padre de Bachelet, un militar de la Fuerza Aérea que se opuso al golpe de Estado, murió de un infarto estando preso en una cárcel de Santiago, después de ser detenido y torturado por sus compañeros.

Más tarde la propia Michelle Bachelet acabó con su madre en un centro de detención, Villa Grimaldi, antes de partir al exilio.

“Estas elecciones darán a los chilenos la oportunidad de discutir y abiertamente los legados de la dictadura, herencias que siguen teniendo una poderosa presencia en la política actual del país, pero que a menudo se quieren apartar de la superficie”, asegura Weld.

“Es muy probable que tanto la dictadura como la desigualdad económica del modelo neoliberal pinochetista se conviertan en temas importantes durante la campaña”, sostiene.

Asuntos controversiales como las protestas del movimiento estudiantil chileno, que demanda mejoras en el sistema educativo, tienen origen en el proceso de privatizaciones del modelo económico del general Pinochet, explica la profesora.

clicLea también: Chile: el jaque de los estudiantes a las elecciones primarias

De ahí que la herencia del pasado pueda volver a convertirse en un tema de campaña y un desafío para el candidato de la derecha.

O no… “Si yo asesorara a Bachelet le diría que no enfatizara el tema de democracia o dictadura demasiado, dado que los jóvenes votantes y los estudiantes que protestan en la calle ya vivieron bajo democracia”, dice por su parte Roberto Funk.

Por ahora, queda una larga campaña para comprobar si el pasado será un arma electoral entre dos candidatos con buena dosis de Historia a sus espaldas. (bbc)

 

Ver también

Cayó la producción de petróleo y subió la de gas natural

Río Gallegos, 17 de Ene. (ANA) .- La producción de petróleo cayó un 5,5% interanual …

Deja un comentario