jueves , 21 junio 2018

Magallanes: General de Ejército y estruendos, “Recién el viernes pudimos comprobar que habíamos sido nosotros”

Punta Arenas El comandante en jefe de la Quinta División de Ejército, general Felipe Arancibia Clavel, pidió excusas a la comunidad por las molestias provocadas a raíz de los estruendos que remecieron algunos sectores de la población tanto urbana como rural, los que tuvieron su origen en las detonaciones de las minas antitanques que tienen lugar en la estancia Entre Vientos, a unos 65 kilómetros al norte de Punta Arenas, faenas que obedecen al desminado humanitario que se ejecuta en el marco de la Convención de Ottawa.
Los “estampidos” se sintieron a primeras horas de la tarde del jueves y viernes, generando la inquietud de la población.

2ARANCIBIA_DE_EJERCITO_JV2

El general Arancibia recordó que el pasado 11 de abril habían realizado un procedimiento similar en la estancia Entre Vientos, con presencia del intendente Jorge Flies y los medios de prensa, sin que la detonación -que significó la destrucción de casi 200 minas- haya generado los trastornos que provocó ahora.

Explicó que lamentablemente ahora se produjo un ruido que al principio, el día jueves, “no pensamos que fuéramos nosotros por la distancia a la que estábamos (con la estancia Entre Vientos), por lo que tuvimos que comprobar si esto tenía relación (con el estruendo que se escuchó en la ciudad), así que el viernes se repitió el proceso a una hora determinada, verificando que sí habíamos sido nosotros”, subrayó el comandante en jefe de la Quinta División de Ejército
Difusión de desminado
Frente a los cuestionamientos surgidos en los últimos días, Arancibia puntualizó que la institución militar sí dio cuenta de las actividades que se estaban ejecutando en el sector, añadiendo que incluso fue el propio intendente Flies, junto a los medios de comunicación, que fueron testigos de las primeras detonaciones, a modo de difusión de la labor humanitaria que se realizaba a 65 kilómetros al norte de la ciudad.
Planteó que a raíz de lo ocurrido, se dispuso que ahora se estén tomando las medidas para bajar la cantidad de explosivos que detonan como parte del Tratado de Ottawa, recalcando que están obligados a ejecutar dichas tareas porque hay plazos que se deben cumplir.
Arancibia Clavel confirmó que originalmente eran 650 kilos de material explosivo los que se detonaban, volumen que debido a los trastornos generados, será disminuido.
Junto con pedir excusas por las molestias que las fuertes vibraciones pudieron haber provocado en la población, expresó que “nos gustaría darle tranquilidad a las personas”, en el sentido de que el equipo que está trabajando en estas faenas es un grupo muy profesional, que tiene entrenamiento tanto en Chile como en el extranjero y que se están tomando todas las medidas de seguridad.
Finalmente, consultado por qué en primera instancia se negó tener algún tipo de vínculo con los “estampidos”, el alto jefe militar señaló que “nosotros comunicamos de manera oficial una vez que tuvimos la certeza de lo que había ocurrido, antes era imposible”, recalcó.
El general Felipe Arancibia fue abordado por los medios de prensa al término de la ceremonia realizada al mediodía de ayer en la Plaza de Armas, con ocasión del desfile en homenaje a los 87 años de Carabineros de Chile.

La Prensa Austral

Ver también

SHELL ANUNCIÓ INVERSIONES POR U$S 1.500 MILLONES EN VACA MUERTA

La petrolera adelantó que comenzarán a trabajar en modo industrial en el bloque Sierras Blancas-Cruz …

Deja un comentario