miércoles , 18 julio 2018
Ultimas noticias

Magallanes: Desde niñas quisieron vestir el uniforme militar

Punta arenas,. A menos de un mes de ingresar al Ejército, las soldados conscriptos que cumplen con su servicio militar en el Batallón de Telecomunicaciones, del Regimiento Pudeto, desfilaron durante el izamiento del pabellón nacional, ayer en la Plaza de Armas Benjamín Muñoz Gamero.
En este contexto, el 95% de una dotación del Batallón de Telecomunicaciones está conformado por mujeres, desde el mando de la unidad hasta las integrantes. La unidad que encabezó el desfile dominical está compuesto por jóvenes provenientes de distintos puntos del país.

8PARA_EL_RECUERDO_6125

Terminada la ceremonia militar, la capitán Leonor Otárola Venegas, a cargo del Batallón de Telecomunicaciones Nº5 Patagonia, explicó que “se trata de soldados que ingresaron recién el 8 de abril, y el 11 de mayo ya están formándose”, expresando su orgullo ver esta transformación, porque llevan muy poco tiempo y ya pudieron ser parte de una unidad de formación.
“Otros años se ha dado, pero en menor cantidad. Ahora son 65 soldados y el año pasado fueron 30, es decir casi el doble”, explicó Leonor Otárola.
Planteó que se trata de soldados mujeres que vienen por un período de un año a realizar su servicio militar. Destacó las oportunidades que ofrece el Ejército, en materia de capacitación a través de Sence y la oportunidad de nivelar sus estudios.
Las familias de las soldados destacaron el impecable desfile. María Cárcamo señaló que su hija Gabriela “estuvo súper bien y ella dice que está feliz adentro y nosotros como familia estamos orgullosos”. Añadió que “si bien llevan muy poco tiempo y aun les queda por aprender, van muy bien”.

Oportunidades del Ejército

Las jóvenes exteriorizaron su interés de hacer carrera en la institución.
Es el anhelo de Valeria Durán García, de 19 años, procedente de Cerrillos, Santiago. “Es un sueño para mí, siempre quise vestir este uniforme y en mi familia hay militares”, expresó.
El mismo sueño tiene Mitzie Vásquez Severino, de 22 años, proveniente de Pudahuel, Santiago. “Ingresé a través de un Cantón de Reclutamiento y de ahí rendí las pruebas. Yo siempre quise vestir este uniforme”, indicó, añadiendo que “ellas vienen con el desafío de demostrarse a sí mismas, que son capaces de hacer cosas, muchas veces los papás nos tienen en una burbuja, así que tienen que probarse que son capaces”.
La capitán Leonor Otárola ha estado a cargo de distintas unidades. “Desde el año 2003, en que egresé, he tenido varias unidades y no sólo mujeres”, precisó.

Ver también

Aumenta el número de equipos de perforación en Neuquén

Los yacimientos de la provincia sumaron cinco torres. El impulso de Tecpetrol en Fortín de …

Deja un comentario